Coronavirus en Uruguay
803

Confirmados

22

Fallecidos

650

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
Experto uruguayo destaca importancia de los impuestos ante el COVID-19 /// El Hospital Viladerbó reabrirá sus puertas tras brote de coronavirus /// El Pit-Cnt aprobó paro para el 4 de junio con movilización presencial /// Estados Unidos juega al límite entre el coronavirus y el desempleo /// Pandemia de hambre amenaza a Latinoamérica y el Caribe por el COVID-19
Actualidad

31/10/2019 08:03

Lacalle Pou busca “compañeros de ruta” para “compartir el gobierno”

El nacionalista comenzó el periplo que le permita construir el gobierno “con mayor espalda política en la historia del Uruguay”.

Lacalle Pou busca “compañeros de ruta” para “compartir el gobierno”

Foco UY

La de este miércoles fue una jornada de “profunda emoción”. Por segunda vez en su vida política, llegó a la Casa del Partido Colorado, el “compañero histórico en acuerdos y desacuerdos”, como resaltó.

“Espero que me vaya mejor que la otra vez”, comentó con ironía. Se refería a cuando pisó por pimera vez la casona de la calle Andrés Martínez Trueba. Fue en 2014, cuando selló una alianza con Pedro Bordaberry que, de todas formas, no le sirvió para ganarle la segunda vuelta electoral a Tabaré Vázquez.

Ahora, los anfitriones eran Ernesto Talvi y Julio María Sanguinetti, que institucionalizaron el apoyo de los colorados a Lacalle Pou de cara al balotaje contra Daniel Martínez, en ese acuerdo de coalición “multicolor” que se pretende construir.

Lacalle Pou entró bajo una lluvia de aplausos y habló breves minutos ante el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) partidario, bajo la “mirada” de Fructuoso Rivera, cuyo retrato presidía la sala.

“Soy alguien que recibe un aplauso como un augurio y también como exigencia” dijo allí un candidato que se reivindicó como perteneciente a una familia que “se enfrentó a los colorados en todos los campos” pero al que elogió. “Acá se respira republicanismo, se respira democracia y futuro”, afirmó.

El nacionalista advirtió que el país está ante un proceso político histórico que, como todo lo nuevo, genera nerviosismo. “Llevamos quince años de una sola verdad, amparada por una mayoría absoluta pero generado por la soberbia”, comentó.

La convocatoria de Lacalle Pou fue clara: “vengo a buscar el apoyo de los mejores hombres y mujeres del Partido Colorado para gobernar el país”.

Lacalle Pou admitió que siente un “peso histórico” sobre sus hombros, aunque aseguró que “lo puede llevar”. Según su visión, los liderazgos hoy son mucho más colectivos, y deben generar confianza.

Destacó en ese sentido la confianza personal e institucional “muy sólida” que lo une a los colorados.

El nacionalista considera a ese partido el socio fundamental de su coalición y un “fuerte empujón electoral” hacia el 24 de noviembre. Un peso que será relativo, admitió, en un Parlamento fuertemente fragmentado.

“Todos son importantes”, aclaró. “Los que saben de política, saben que el voto 50 es tan importante como el voto 49”.

De allí que optara por intentar despojarse de su condición de postulante blanco y decir que que llegaba a asumir el compromiso de ser ahora un candidato de varios partidos.

“No espero ningún cheque en blanco”, aclaró. “Acá no se entrega nada, acá venimos a buscar a compañeros de ruta” para “compartir el gobierno”.

Para Lacalle Pou, la ciudadanía envió una señal muy potente el 27 de octubre, dejando a un Frente Amplio “aislado”, sin capacidad de hacer acuerdos con otros partidos. Del otro lado, una mayoría política que tiene la oportunidad de mostrar que puede haber un gobierno con sostén parlamentario y con la “mayor espalda política en la historia del Uruguay”.

En ese sentido, adelantó que en las próximas horas presentará públicamente el documento programático que pretende unir a la coalición, destinado a que la ciudadanía “sepa quiénes somos” y a demostrar que este proyecto “no se agota en sacar al Frente Amplio del gobierno”.

Sentido común
Lacalle Pou había abierto este miércoles la ronda de contactos al recibir en su sede al presidente y ex candidato del Partido Independiente (PI), que le presentó una serie de puntos que su fuerza política considera indispensables para formar parte de la coalición de gobierno.

Entre ellos, mantener en todos sus términos las leyes que forman parte de la “agenda de derechos” y continuar con la búsqueda de los detenidos desaparecidos.

El nacionalista consideró “se sentido común” las propuestas del PI, que “perfectamente puedo suscribir” y que, en líneas generales, estarán incluidos en el documento que prepara.

El planteo de Mieres puede complicarle las cosas a Lacalle Pou tomando en cuenta que Cabildo Abierto, otro de los socios que busca atraer, se ha mostrado fuertemente crítico de la “agenda de derechos” y durante su campaña abogó por su modificación o, en algunos casos, su derogación.

Entre ellas, la ley que reguló el consumo de cannabis o la ley Integral para Personas Trans.

Al respecto, Lacalle Pou fue claro: las leyes que forman parte de los derechos que tienen los uruguayos no las vamos a modificar”.

El líder nacionalista cerrará este jueves con Edgardo Novick y Guido Manini Ríos la primera ronda de contactos previos para la construcción de esta coalición. Luego de presentado el documento base, adelantó, en las próximas horas podría sellarse el acuerdo y “salir a la cancha”.

Que lean el programa
Lacalle Pou realizó una serie de puntualizaciones sobre la cuestionada ley de urgente consideración que pretende enviar al Parlamento el primer día de su mandato si es electo.

Según explicó, se trata de un proyecto abierto a las sugerencias de los restantes socios de la posible coalición. “Estoy seguro que habrá coincidencias”, adelantó.

El nacionalista relativizó los reclamos públicos que, a través de una petición en Change.org, lo “intimó” a divulgar el contenido de esa iniciativa, que hasta la noche de este miércoles llevaba más de 60 mil firmas.

“Ojalá sean cientos de miles expresó, recomendando a los firmantes leer el programa de gobierno del Partido Nacional. “Allí está la materia prima” de la ley de urgencia, aclaró.

El Uruguay, dijo, tiene temas urgentes. Por eso, se trata de utilizar un mecanismo constitucional que permite, en un plazo perentorio, “hacer las cosas rápido”.