Sartori: "Este movimiento vino para quedarse y transformar al Uruguay"

Actualidad

3/10/2019 07:13

Sartori: "Este movimiento vino para quedarse y transformar al Uruguay"

Foco UY

El dirigente presentó la Lista 880 y lanzó su campaña al Senado. Lacalle Pou reconoció su “esfuerzo y compromiso”.

“Se que están en el lanzamiento de la lista, un momento de mucha ilusión. Quería agradecerles el esfuerzo y el compromiso, vale la pena. El Partido Nacional se prepara para encabezar un gobierno de coalición. Esa es la meta y hay que prepararse desde ahora”.

Ese fue el mensaje transmitido por el candidato nacionalista Luis Lacalle Pou a los dirigentes y militantes de la Lista 880 que, encabezada por Juan Sartori, lanzó este miércoles su campaña de cara al 27 de octubre.

Sartori, líder de Todo por el Pueblo y que encabezará esa opción al Senado, agradeció el saludo del presidenciable, que se encontraba de gira en Florida. “Lo valoro mucho, esa es la verdadera unidad del partido la que tenemos que profesar” dijo, para devolverle el gesto a Lacalle Pou.

“Contá conmigo, que vamos todos juntos hacia la victoria”.

Sartori comenzó su discurso remarcando que, en menos de un año y pese a obstáculos y críticas, su sector se transformó luego de las internas en la segunda fuerza del nacionalista.

Fue un periplo, dijo, que le sirvió para saber qué quiere el país y qué quieren los uruguayos.

“Hoy hay un movimiento mucho más sólido, con más capacidad para influir en la política y en los resultados del país” resaltó, a través de soluciones y propuestas para cada uno de los problemas del Uruguay.

Una recuperación que, señaló, pasa por cosas simples: mejorar la seguridad, reactivar el aparato productivo, hacer más eficiente al gobierno y, sobre todo, darle razones, certezas y esperanza a los uruguayos.

“Estoy convencido de que un país como el nuestro no puede resignarse a vivir mal, nunca”, remarcó.

En ese sentido habló de un país que viva de su trabajo y que cuide sus inversiones, que invite al resto del mundo a producir en Uruguay, a través de lo cual se generarán empleos.

Sartori afirmó que este último año fue “el más últil y el más importante” de su vida. Así fue luego que decidiera recorrer el territorio nacional parra “generar esperanzas y conocer las preocupaciones y los sueños de todos los uruguayos”.

El dirigente dijo estar convencido de que se puede lograr un gran viraje al progreso nacional. Y ese, subrayó, será su compromiso para los próximos años.

El candidato al Senado se refirió con ironía a las versiones que indicaban que, luego de las internas, se “tomaría el avión” y abandonaría la política.

“Ustedes me conocen. Este movimiento vino para quedarse y transformar al Uruguay”, garantizó. “Esto no es de corto plazo”.

Hoy, explicó, comienza una nueva etapa, en la que será el “vocero” en el Parlamento de los uruguayos “que quieren un cambio, progreso y prosperidad”.

Por eso se comprometió públicamente a desarrollar, en conjunto con la ciudadanía, un plan que permita alcanzar las transformaciones que requiere el país.

Será, dijo, a través de propuestas concretas y realizables.

Habló de reformas necesarias para construir un país productivo para lo que, desde su experiencia como empresarios, pondrá a disposición lo que sabe hacer: identificar inversiones y acercar a Uruguay al mundo.

Por otra parte, Sartori dijo estar convencido de que muchos de los problemas del país se solucionarían con experiencias de otros lados del mundo. “Sí se puede”, afirmó. “Hay que abrir la cabeza e ir a buscar esas soluciones”.

El dirigente habló de “declararle la guerra” a los “privilegios” que encarecen al Estado y obligan a la población a pagar tantos impuestos. Es por eso que hará del servicio público un “reflejo” de lo que realmente son los uruguayos.

Prometió así terminar con el clientelismo y profesionalizar la administración pública.

De todas formas, aseguró no olvidarse de lo que fueron los ejes de su campaña en la interna. Algunas de esas propuestas, dijo, logró incluirlas en el Programa de Gobierno del Partido Nacional.

Las otras, anunció, las defenderá desde el Parlamento.

Sartori garantizó que insistirá en el Senado con su plan para para generar 100 mil puestos de trabajo en los próximos cinco años. “Es realizable y necesario”, dijo. “Vamos a hacer todo lo posible para que el próximo gobierno lo cumpla”.

Lo mismo sucederá con la “tan criticada” tarjeta MediFarma, que le permita el acceso a medicamentos a los jubilados.

Anunció que promoverá iniciativas que exoneren de tributos y permitan deducciones a las empresas que brinden a los jóvenes su primer empleo, o que contraten a personas mayores de 50 años.

También llevará adelante una “gran ley de renovación” de la vida política, destinada a terminar con “privilegios” tales como partidas de prensa, pases en comisión o los “mandatos eternos” de los legisladores.

A su vez, en los próximos días lanzará la campaña “proponé tu ley”, por la que cada ciudadano que tenga una propuesta la presente. Todos estos planteos serán analizados por su equipo.

Sartori se comprometió a ser un senador “dinámico”, que siga recorriendo el país y escuchando. “La gente quiere a alguien que se involucre y que luche todos los días, no solo durante la elección”, dijo.

Es por eso que le pidió a los uruguayos su confianza y su voto. A cambio, devolverá un compromiso absoluto.

“Recién empezamos. Venimos para quedarnos y transformar la realidad de nuestro país”, aseguró. “Pueden contar con nosotros. Nosotros contamos con ustedes”.

El capitán del barco
El dirigente Alem García, fundador de Todo por el Pueblo, optó por enviar un mensaje a los ciudadanos independientes, a los que no se adhieren a ningún partido.

“El 27 de octubre se vota Parlamento”, les recordó. “Tienen que ver a qué parlamentario quieren como su representante. El presidente se elige después, en noviembre”.

Para García, El Partido Nacional está resurgiendo. Y en la oportunidad, “el capitán del barco y el líder del futuro será el próximo presidente del República, y ese es Juan Sartori”.