Coronavirus en Uruguay
816

Confirmados

22

Fallecidos

680

Recuperados

Coronavirus en el mundo
6.015.616

Confirmados

367.423

Fallecidos

2.621.201

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
Martínez sobre la peatonal en 18 de Julio: "La propuesta es muy buena" /// Charly García fue internado por fiebre tras dar negativo en coronavirus /// Fede Valverde le dio una histórica victoria a Uruguay en los eSports /// Test de covid-19 del Instituto Pasteur costará más de un 50% menos al fútbol /// El presidente Lacalle Pou dio negativo en el test de coronavirus
Actualidad

30/06/2019 23:51

El Partido Nacional definió su fórmula: Lacalle Pou-Argimón

La colectividad comenzó el día con dudas sobre cómo terminaría de procesar sus conflictos internos y terminó con viento en la camiseta.

El Partido Nacional definió su fórmula: Lacalle Pou-Argimón
“Este partido, que tiene sus bemoles y sus rencillas, ahora tiene que mostrarle al país que tiene responsabilidad, le tiene que ofrecer al país un programa de gobierno y le va a ofrecer al país una candidata a la vicepresidencia”. En un escenario montado en calle Juan Carlos Goméz, enfrente a su sede, el Partido Nacional terminaba el día que había comenzado con dudas –sobre cómo resolver sus enfrentamientos internos- con una fórmula presidencial.

El senador Luis Lacalle Pou, a horas de haberse convertido en el candidato único a la Presidencia por el Partido Nacional, confirmaba así lo que había adelantado días atrás: tenía dos nombres en mente para la fórmula en caso de ganar y uno de ellos era una mujer. Terminó siendo Beatriz Argimón, la presidenta del directorio blanco, la elegida. La noticia -que algunos dirigentes pensaban que requeriría días de negociaciones- provocó la mayor ovación del público que desafió al frío de la noche frente a la sede.

El discurso fue precedido por una reunión en la sala del Directorio con la presencia de los cinco precandidatos que compitieron. Alejados del centro de la mesa estaban Jorge Larrañaga y Carlos Iafigliola; rodeando a la presidenta se colocaban el vencedor de la noche, Enrique Antía y Juan Sartori. Sin embargo, lo que Lacalle Pou tenía para decir lo hizo en la calle.

Su breve discurso –con gran parte de la dirigencia blanca de todos los sectores flanqueándolo en el escenario- repitió conceptos ya vertidos: el saludo a la militancia y el reconocimiento “y afecto” a los precandidatos con los que compitió, sin excluir a ninguno. Reiteró asimismo la idea de señalar el modelo agotado del Frente Amplio, que el Partido Nacional siente “la responsabilidad del momento”, que el país necesita “una inyección de optimismo” y en la necesidad de un gobierno “multicolor”.

En ese sentido, dijo, ya se contactó con los candidatos de la oposición con los que competirá en octubre: el colorado Ernesto Talvi, el independiente Pablo Mieres, Edgardo Novick del Partido de la Gente y Guido Manini Ríos de Cabildo Abierto. “Con los otros partidos nos tenemos que juntar más temprano que tarde. El país le sacó la mirada al Frente Amplio y esa confianza la empezó a construir en el Partido Nacional, que la liderará pero no lo hará en solitario”.

Lacalle Pou insistió en el concepto de dejar atrás los enfrentamientos, vivir “con madurez” el momento del país y apuntar a la unidad partidaria. “Ya mañana (por el lunes) vamos a empezar a construir gobierno. Se van a juntar los equipos técnicos (de los distintos sectores) para construir un programa común”.

Por eso, subrayó, “el partido del siglo XXI es el Partido Nacional”, precisando que el suyo “no es un nacionalismo que segrega sino que incluye”.

Fue entonces que anunció la fórmula, ganándose la gran ovación de la noche y destacando que eso fue posible por un logro colectivo. "Es una mujer que cumple con los requisitos para ser una gran candidata a vicepresidente. Y si eso es posible, se lo debo a los compañeros precandidatos”.

En un tono decididamente partidario, apuntando directamente al corazón de la militancia, Lacalle Pou culminó el breve discurso: “Soy padre de blanco y voy a ser abuelo de blanco. ¡Viva el Partido Nacional! ¡Viva la Patria!”

Para entonces, Equipos Consultores anunciaba en Canal 10 una actualización de sus proyecciones para la interna nacionalista: Lacalle Pou vencería con el 55%, mientras que Sartori y Larrañaga empataban en el segundo lugar con el 20% cada uno; Antía estaba lejos, con un 5%.