Coronavirus en Uruguay
1384

Confirmados

37

Fallecidos

1157

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.423.897

Confirmados

744.649

Fallecidos

12.631.548

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Argentina: precios al consumidor aumentaron 42,4 % interanual en julio /// El rugby posterga su regreso /// Israel y los EAU acuerdan establecer lazos diplomáticos, anuncia Trump /// Asesinaron a un hombre de un disparo en la cabeza en Piedras Blancas /// Azucena Arbeleche fue nominada para Comité de Desarrollo del BM y FMI
Actualidad

13/01/2019 16:09

Venezuela: Guaidó suma reconocimientos y Uruguay guarda silencio

Ante el “secuestro” del presidente de la Asamblea Nacional, oposición reclamó que el gobierno rompa relaciones con el “déspota” de Maduro.

Venezuela: Guaidó suma reconocimientos y Uruguay guarda silencio

RREE

“Uruguay reconoce Estados, y no tiene competencia para tipificar gobiernos ni para catalogarlos de ilegítimos”. El pronunciamiento efectuado el miércoles por el canciller Rodolfo Nin Novoa ha sido el único oficial hasta el momento sobre los últimos acontecimientos en Venezuela.

El comunicado prometido por el ministro fundamentando la posición uruguaya sobre el nuevo mandato de Nicolás Maduro nunca llegó y el Poder Ejecutivo sigue en silencio ante una situación que se precipita y que lo lleva a quedar aislado en la región.

La mayoría del hemisferio y de la comunidad internacional no solo consideran “ilegítimo” el nuevo mandato de Maduro, sino que están empezando a reconocer a Juan Guaidó, presidente de la opositora Asamblea Nacional, como presidente venezolano.

La postura de Uruguay quedó de manifiesto puesto que los gobiernos de Argentina y Brasil están preparando un comunicado conjunto en el que ratificarán su respaldo a Guaidó, al que le extendieron su reconocimiento en las últimas horas.

En una posición similar están Colombia, Chile y Estados Unidos, entre otros países.

A nivel interno y ante el silencio oficial, la oposición redobló sus reclamos por un pronunciamiento de condena a Maduro. Sobre todo luego que trascendiera que Guaidó había sido retenido algunos instantes por el Servicio Bolivariano de Información (Sebin) mientras se dirigía a un cabildo abierto.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, expresó su condena y rechazo al “secuestro” de Guaidó, y llamó a la comunidad internacional a detener los “crímenes de Maduro y sus esbirros”

“La democracia, la libertad y los derechos humanos no tienen medias tintas”, expresó el senador nacionalista Javier García. “O se está con ellos o contra ellos”, señaló.

García reclamó directamente que el gobierno rompa relaciones con el “sátrapa” de Maduro. “Hay que defender al pueblo venezolano”, sostuvo.

Su colega colorado José Amorín se preguntó “hasta cuándo el Frente Amplio va a ser cómplice de Maduro” y “va a obligar a Uruguay a tanta vergüenza internacional”.

Amorín llamó a no tolerar más los eufemismos. “En Venezuela hay una dictadura criminal”, afirmó.

La detención del presidente de la Asamblea Nacional venezolana fue, para el senador y candidato del Partido Independiente, Pablo Mieres, “una nueva confirmación del carácter dictatorial y represivo del régimen de Maduro”.

Para Mieres, la situación en ese país es un “horror permanente”.

El diputado del PI Iván Posada consideró que el arresto de Guaidó y su familia constituyen otro “atropello” de la “dictadura” de Maduro y se preguntó qué otra prueba necesita el gobierno de Uruguay para repudiar la dictadura en Venezuela.

Pese al silencio oficial, la detención de Guaidó no pasó desapercibida en filas del Frente Amplio.

El ex embajador ante la Unión Europea, Walter Cancela, se preguntó si “todavía queda alguna duda sobre la naturaleza despótica y antidemocrática del régimen de Maduro”.

Otro que se pronunció fue el intendente de Canelones, Yamandú Orsi (MPP).

“No simpatizo con Maduro”, afirmó el jefe comunal.

Orsi llamó también a expresarse sobre el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, envuelto en la polémica por haber bloqueado el ingreso a su país de una comisión internacional sobre derechos humanos.