Coronavirus en Uruguay
947

Confirmados

28

Fallecidos

828

Recuperados

Coronavirus en el mundo
11.006.274

Confirmados

524.895

Fallecidos

6.151.336

Recuperados

Editorial:¿Campaña electoral o cinismo virtual?
Ver editoriales anteriores
93 años: las mujeres votan por primera vez en América en Cerro Chato /// ¿Quién fue Pepe Botella y por qué le decían así? /// Adriana Peña dijo que Lavalleja volvió al superávit bajo su gestión /// Fray Bentos recupera un edificio emblemático de su patrimonio /// Privacidad: Cómo configurar Instagram y Tik Tok
Actualidad

17/11/2018 13:49

Central sindical aguarda un fin de año plagado de movilizaciones

Son muchos los sectores que aún están en conflicto con las cámaras y lejos de un acuerdo salarial; el tiempo se acaba.

Central sindical aguarda un fin de año plagado de movilizaciones
A menos de un mes y medio para que termine el año, la central sindical de trabajadores aguarda un cierre de 2018 con muchas movilizaciones ya que son varios los sectores laborales que están en conflicto con sus cámaras empresariales y lejos de llegar a un acuerdo salarial.

Si bien está prevista una reunión de la Mesa Representativa del Pit-Cnt para el día 23 de noviembre, donde se hará una puesta a punto de la ronda de negociación colectiva, son varios los sectores que ya afinan el calendario para movilizarse porque consideran estar muy lejos de un acuerdo.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social confirmó que el 57% de las empresas participantes en los consejos de salarios cerraron sus acuerdos de forma exitosa pero existe mucha preocupación sobre el restante grupo, que están en diferente nivel de negociación.

En medio de las tratativas hay una variable clave: los sectores tendrán tiempo de negociar hasta el 30 de noviembre salvo que empresarios y trabajadores se pongan de acuerdo en solicitar una prórroga.

"A partir de ahora el Poder Ejecutivo en cada uno de los Consejos de Salarios que está funcionando va a proponer como plazo de votación el 30 de noviembre; salvo que ambas partes, empresarios y trabajadores, en cada Consejo de Salarios, nos pidan prorroga”, señaló el ministro Ernesto Murro al finalizar el Consejo Superior Tripartito de Salarios.

Consultado sobre lo extensa de la ronda de negociaciones, Murro asumió que el plazo superó lo previsto.

"Ha transcurrido un tiempo suficiente. Cuando analizamos los lineamientos se habló de dos o tres meses y estamos llegando a los cuatro o cinco. Hay que cerrar, porque además esto implica el aumento en las pasividades de enero”, afirmó el jerarca.

La demora en las negociaciones afecta a miles de trabajadores en sectores que desde el Pit-Cnt se consideran sensibles, como el personal de los supermercados, personal hotelero, transporte de carga y de pasajeros y el sector metalúrgico.

El Sindicato Único Gastronómico y Hotelero del Uruguay (Sughu) es un ejemplo y anunció que elevó a 98 las categorías laborales en el sector hotelero que pretende incluir en el convenio del sector, aún no firmado.

Según informó la central se trata de 120.000 trabajadores que vieron dilatadas las negociaciones salariales sin llegar a un acuerdo y la preocupación es importante. "Nuestro temor es que las empresas no las incluyan en el convenio colectivo", indicó el referente gremial del sector, Fernando Aguirre.

Por su parte los trabajadores de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) sostienen que la negociación con la cámara está en punto y muerto y el sindicato espera nuevos movimientos antes de decretar medidas de fuerza.

"La última reunión fue el 22 de octubre y el Poder Ejecutivo planteó una propuesta de acercamiento que la Cámara de Comercio no contestó, o mejor dicho, dijo que no tenía una respuesta. Lo cierto es que se acortaron los plazos formales de la negociación, nos quedan las últimas semanas y si no llegamos a un acuerdo vamos a tomar medidas de fuerza. No queremos llegar a diciembre con conflictividad", dijo a ECOS la dirigente gremial del sector, Abigail Puig.

Desde el gremio confirmaron a ECOS que una de las cartas que hay sobre la mesa es aceptar el decreto del Poder Ejecutivo pero siempre y cuando el convenio sea por un año y con la garantía de volver a instalar mesas de negociación colectiva con las cadenas empresariales.

Se trata del mismo mecanismo que utilizó el gobierno para decretar los aumentos de los trabajadores comprendidos dentro de las gremiales rurales, que se retiraron de la negociación enfrentados con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Murro.

Otro sector en conflicto es el sindicato metalúrgico, que propuso la reducción de la jornada laboral, algo que fue rechazado de plano por la Cámara Metalúrgica.

El sector, que nuclea a 30.000 trabajadores, realizará una asamblea general antes de anunciar nuevas medidas de lucha, mientras sostienen que la jornada laboral debe pasar de las 48 horas semanales actuales a 44 de forma gradual.

Desde el Pit-Cnt señalaron a ECOS que esperan una resolución favorable para los trabajadores pero que el tiempo corre y que, si persiste la negativa de los empresarios a negociar, no quedará otra opción que activar medidas.

Hasta ahora los únicos dos sectores que lograron aumentos por encima de la inflación para no perder salarios reales fueron la banca privada y el sindicato de la bebida. El resto logró acuerdos parejos o están en plena conflictividad, por lo que se viene un cierre de año caliente desde las movilizaciones y el reclamo de los trabajadores.