Sanguinetti alerta ante los que "le hacen el juego" al Frente Amplio

Actualidad

27/09/2018 18:02

Sanguinetti alerta ante los que "le hacen el juego" al Frente Amplio

El ex presidente defendió acuerdo opositor. Sin nombrarlo, aludió a Amado y una "conspiración" contra el cambio que "el país necesita".

El ex presidente Julio María Sanguinetti insistió este miércoles en la necesidad de un gran acuerdo antes de las elecciones que viabilice la posibilidad de una coalición de partidos de oposición asuma el gobierno en 2020 y evite un nuevo período del Frente Amplio.

Se trata de la idea central planteada por el ex mandatario en su retorno a los primeros planos de la actividad política, y de la que trata de convencer cada vez que puede a todo el que se le ponga a su alcance.

El argumento central para fundamentar este planteo es que ningún partido, sea el que sea, podrá gobernar en solitario a partir del próximo quinquenio.

“La política no es magia ni imposición, es el manejo de la realidad”, sostuvo el ex mandatario, al encabezar un nuevo acto en la Casa del Partido Colorado. “Nadie tiene hoy la capacidad de imaginar un gobierno propio de mayoría”, afirmó.

En ese marco, sostuvo, se impone la necesidad de imaginar una alternativa.

Pero, por primera vez, Sanguinetti salió a defenderse frente a las críticas que determinados dirigentes realizaron a su estrategia.

Aunque no nombró a nadie, su alusión tenía un destinatario claro, que por otra parte ya no integra filas coloradas.

“No se trata de un planteo reduccionista entre batllismo y herrerismo,” afirmó Sanguinetti, en obvia referencia a los comentarios del diputado Fernando Amado, que el sábado pasado anunció su salida del partido.

En su visión, de lo que se trata es que la oposición como tal, debe ofrecer una alternativa, que deberá estar integrada por “todos aquellos que sientan la necesidad de tener un acuerdo sobre los grandes asuntos del país”.

Sanguinetti prosiguió con sus mensajes indirectos a Amado. Explicó que su planteo no consiste en que el Frente Amplio sea sustuido por un gobierno del Partido Nacional, el colorado o el Independiente en solitario. Se lo irá a sustituir, dijo, con un acuerdo de sentido nacional, en el que el cada uno ponga su acento.

“No será sencillo”, admitió. Como ejemplo, remarcó las diferencias que los nacionalistas mantienen en torno a la seguridad pública, con Luis Lacalle Pou oponiéndose al plebiscito que propone Jorge Larrañaga.

“Está claro que nosotros no estamos con uno ni con otro”, aclaró Sanguinetti. “Nuestra visión sobre seguridad es amplia y humanista, pero a la vez defensora de la sociedad.

El ex presidente volvió a aludir, sin mencionarlo, a la postura del diputado Amado.

“No entender esto es hacerle el juego al Frente Amplio y conspirar contra el cambio que el país necesita”, aseguró.

El primer policía

“La seguridad es una prioridad. No solo por una cuestión de orden, sino de libertad y tranquilidad. Quien ejerza la Presidencia deberá saber que tendrá que ser el primer policía y el primer soldado. El que no sienta eso, que no se postule”.

Así se expresó Sanguinetti en torno a la seguridad pública, de uno de los aspectos que deberá ser parte principal del acuerdo que propone y que centrará la campaña electoral para 2019.

A los efectos, Batllistas presentó este miércoles una plataforma de doce puntos, elaborada por una comisión integrada por los principales referentes del sector en la materia, entre ellos el ex vicepresidente y ex ministro del Interior, Luis Hierro López y el director de la Fundación Propuestas, Guillermo Maciel.

La comisión la completan el abogado penalista Andrés Ojeda, el ex ministro y diputado Alejo Fernández Chávez, el ex subsecretario de Interior Daniel Lamela y Graciela Rompani, viuda del ex presidente Jorge Pacheco Areco.

Al tope de las propuestas se incluyó “restablecer el principio de autoridad”, al entender que “la ideología frenteamplista impide aplicar la norma inicial según la cual la Policía debe reprimir el delito”.

Para ello, se sostiene que la fuerza debe estar legalmente amparada y adiestrada, algo que ahora no ocurre.

“Ningún ejército desmoralizado ganó la guerra”, sostuvo Sanguinetti, en referencia a la situación que, según su visión, atraviesa hoy la Policía al mando de Eduardo Bonomi.

“Demasiado heroicos son los policías, que agarran un revólver y se enfrentan a cuatro, totalmente faltos de garantías y de respaldo”, afirmó.

En ese marco se plantea volver a otorgarle a los funcionarios la facultad de investigación, cuya prioridad le fue concedida a los fiscales por el nuevo Código del Proceso Penal.

La propuesta de Batllista apuntó también al “serio problema de gestión” del ministerio, teniendo en cuenta que no ha logrado ningún impacto con un Presupuesto de 850 millones de dólares.

“Como en otras áreas, el mayor gasto no ha significado una mejor gestión,” se afirmó, dando cuenta que la cartera cuenta con 31 mil funcionarios pero solo 15 mil están dedicados a tareas ejecutivas.

Batllistas propuso además desconcentrar la gestión, restableciendo el viejo esquema de las seccionales barriales.

También plantearon la realización de una auditoría externa sobre el Ministerio del Interior, para comprobar las estadísticas oficiales de los delitos. Se entiende que Bonomi “manipuló” las cifras y está omiso en cuanto a la difusión los datos de la Encuesta Nacional de Victimización, que debió haberse hecho hace un año.

El sector propone un acuerdo multipartidario para replantear la política nacional sobre drogas.