El Correo suspendió su idea darle masajes y gimnasia a sus empleados

Publicado: 27/07/2018 18:39
El Correo suspendió su idea darle masajes y gimnasia a sus empleados
Presidencia

El director por la oposición de esta empresa estatal había pedido la "reconsideración" del tema. "No están dadas las condiciones".

El Correo Uruguayo decidió este viernes suspender la licitación abreviada para que esta empresa contratara a un masajista y a un profesor de gimnasia laboral para sus trabajadores, según indicó la propia empresa en un comunicado.

Fernando Saralegui, integrante por la oposición del directorio de la Administración Nacional de Correos, había dicho a ECOS que este mismo día había pedido la reconsideración del tema, que había generado comentarios negativos de dirigentes políticos blancos y colorados en las redes sociales, y que había sido tomado con estupor y sorna.


El lunes, agregó, obtendría una respuesta del resto del organismo directriz. Esta se adelantó para este viernes.

Ese pliego de la licitación, cuya apertura quedó prevista para el 20 de agosto a las 15 horas, fue aprobado el miércoles, en una reunión a la que Saralegui no pudo asistir pero había dejado sentado sus reparos contra esa idea.

Según había publicado este viernes de mañana El Observador, se busca que los empleados realicen dos veces a la semana sesiones de 15 minutos de gimnasia laboral, y los masajes -semanales o mensuales- serán adjudicados por sorteo.

Ese mismo medio publicó que entre 2016 y 2016 esta empresa pública ya había contratado a un profesor de gimnasia -sobre pensando en aquellos funcionarios que realizan tareas administrativas e informáticas y que pasan mucho tiempo sentados- pagando hasta casi 80 mil pesos de sueldo. Esto en un organismo deficitario, que ha debido ser asistido con 22 millones de dólares al año para su financiamiento.

En el comunicado, el Correo Uruguayo recordó que la gimnasia laboral "se enmarca dentro de las prácticas en salud más actuales" generando beneficios no solo sanitarios sino disminuyendo las cifras de ausentismo. Asimismo, recordó que ese proceso cumplía todas las "disposiciones normativas vigentes" sobre compras estatales.

"Yo no creo que estén dadas las condiciones en el Correo para eso. Es una empresa que tiene dificultades económicas, que tiene que generar confianza en la población y este tipo de cosas no ayudan", señaló Saralegui.