Coronavirus en Uruguay
338

Confirmados

1

Fallecidos

Coronavirus en el mundo
873.821

Confirmados

43.338

Fallecidos

Casi 70% de las empresas manufactureras redujeron sus ventas en marzo /// Bancos privados cerraran varios días por la pandemia del coronavirus /// Industriales plásticos uruguayos hacen máscaras protectoras del CV-19 /// Lacalle Pou cierra su primer mes de gobierno con aprobación del 65% /// Uruguay sumó 18 casos de coronavirus y un nuevo departamento afectado
Actualidad

14/06/2018 19:12

Martínez al Parlamento por "persecución y violación a fuero sindical"

La Intendencia fue denunciada por ADEOM, que la acusa de "amedrentar" y "generar miedo" entre los trabajadores, en el marco del conflicto.

Martínez al Parlamento por "persecución y violación a fuero sindical"

ECOS

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, deberá responder en el Parlamento por las acusaciones de persecución y violación a los fueros sindicales planteadas por la Asociación de Empleados Obreros Municipales (Adeom).

Es que este miércoles una delegación del sindicato de funcionarios concurrió a a realizar graves denuncias contra las autoridades de la comuna ante la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados.

"Nos sentimos preocupados por la situación que estamos viviendo. Creo que no es un secreto para nadie los grandes problemas que tenemos con la administración. La situación que vivimos la semana pasada ha sido muy grave", dijo la secretaria general del sindicato, Valeria Ripoll.

La gota que colmó el vaso en esa relación fue la decisión de Adeom, a fines de mayo, de ocupar el Cementerio del Norte, en denuncia de las carencias en las áreas Necrópolis y Servicios Fúnebres.

El viernes pasado, Ripoll fue citada ante la División Jurídica de la Intendencia, en donde se le pidieron explicaciones sobre las fotos que difundió a través de las redes sociales sobre lo que sucedía con los funcionarios que trabajaban en ese cementerio.

Ataúdes amontonados, restos humanos en bolsas de residuos, basura y ratas muertas aparecían en las imágenes que mostraban el lugar en el que debían desempeñarse los funcionarios.

Su difusión generó una dura reacción de las autoridades comunales. El intendente Martínez afirmó que se trataba de fotos viejas.

"La citación no fue para averiguar las condiciones en las que deben desarrollar sus tareas los trabajadores, las que fueron filmadas y fotografiadas por la prensa, sino que, directamente, se me preguntó quién sacó las fotos, en dónde y en qué horario", relató Ripoll.

En ese marco sostuvo que, como secretaria general, representa a su sindicato y es quien da públicamente la visión de los trabajadores. "El hecho de citarme solo a mí, en tono de investigación, apunta a amedrentar o causar miedo al resto de los municipales", aseguró.

Sus afirmaciones fueron ratificadas por las demás corrientes de Adeom. "Las preguntas que se le formularon a Valeria apuntaban a buscar a los responsables de difundir la situación de los trabajadores", dijo el dirigente Líber Ayzaguer.

"Se está buscando a un responsable de algo que es un cometido de nuestro sindicato: denunciar las situaciones que entendemos perjudican a los trabajadores", sostuvo.

Según Ripoll, este mecanismo es replicado por la Intendencia en otros temas. "Muchos de los que estamos aquí sentados somos víctimas de investigaciones administrativas", dijo Ripoll. "No por lo que se nos acusa, sino para buscar dentro del Consejo Ejecutivo las responsabilidades de cada uno frente a distintas situaciones que, como representantes sindicales, hemos denunciado".

La secretaria general concluyó que, cuando la administracion utiliza su aparato jurídico en contra de los representantes de los trabajadores y no para investigar las situaciones denunciadas, está violando los fueros sindicales.

Ante los legisladores, Adeom denunció además que la Intendencia ha instalado la práctica de "tercerizar" la negociación con el sindicato.

"Contratan de forma directa a personas a las que ponen a negociar con el sindicato", afirmó Ayzaguer. "Ellos mismos nos aclaran que no tienen poder de decisión, por lo que la negociación se termina alargando porque tienen que ir a negociar y volver a dialogar con nosotros".

Según su versión, existe un intermediado en cada área de la gestión departamental. "Muchas veces, cuando creemos que hemos alcanzado un acuerdo, vemos que el tema se decidió en forma contraria porque los directores políticos estaban trabajando por fuera de la negociación con el sindicato", afirmó.

A poco de escuchar las denuncias de los trabajadores, los integrantes de la comisión reaccionaron y decidieron convocar a las autoridades de la Intendencia. El que primero lo hizo fue Daniel Placeres (MPP).

"Se ha denunciado la violación y el ataque a los fueron sindicales previstos por la ley", afirmó.

La intención primaria era citar al jefe de Recursos Humanos, Eduardo Brenta, y al secretario general de la comuna, Fernando Nopitsch, aunque luego se concluyó que lo atinado era ir más hacia arriba.

La convocatoria fue respaldada desde el Partido Nacional. "Deberíamos citar al intendente y al secretario general, que son quienes representan al gobierno departamental. No podemos citar a un funcionario de menor rango", dijo el diputado Gerardo Amarilla (Todos).

Relatos

"Sepan que las condiciones en las que trabajan nuestros compañeros son muchísimo peores de las que se puede ver en las imágenes, que entendimos fueron las que era posible publicar", dijo Ripoll con respecto a la situación que se vive en el sector Necrópolis.

"Si trajera a los compañeros de la sala velatoria o del servicio fúnebre y contaran cómo tienen que sacar los cuerpos de los bebés de las manos de sus madres, de cómo hay madres que quieren dar la teta a un bebé que falleció... todo esto lo viven nuestros compañeros, y no estoy agregando nada a lo que son sus vivencias", afirmó.

Según relató, los funcionarios de Necrópolis que son delegados del sindicato llegan a las reuniones sin poder hablar. "Vienen de escuchar a madres que le dicen a su hijo muerto: 'no tengas miedo cuando haya tormenta, porque te voy a estar cuidando'".

Para Ripoll, no hay manera de medir el daño que esa tarea genera en un funcionario. "Para algunos, no sé si se puede revertir", concluyó.

Desde 2013, quince funcionarios de Necrópolis se jubilaron. Otros tantos concursaron para jefaturas y dejaron el servicio. Según las cifras de Adeom, en el sector hay hoy 180 trabajadores, que deben atender todos los cementarios y salas velatorias.

Son 35 menos de los que había en 2013.