Comienzan expropiaciones en Montevideo para la vía férrea de UPM

Actualidad

31/05/2018 05:54

Comienzan expropiaciones en Montevideo para la vía férrea de UPM

El gobierno desechó un trazado alternativo para el ferrocarril propuesto por la Intendencia, que nunca participó en las negociaciones.

"Yo no tengo duda de que la planta de UPM es una realidad". Así se pronunció este miércoles el ministro de Transporte, Víctor Rossi, en el marco de una actividad organizada por la Cámara Española de Comercio, Industria y Navegación del Uruguay.

La expresión optimista del jerarca tenía su fundamento. El día anterior, el gobierno había confirmado el interés de tres consorcios en hacerse cargo de las obras de acondicionamiento de la vía férrea Paso de los Toros-Montevideo.

El proyecto, de una longitud de 273 kilómetros, es una de las exigencias de la multinacional finlandesa para confirmar la inversión en su segunda pastera en Uruguay.

Y el Poder Ejecutivo comenzó a hacer los deberes.

El grupo español Acciona, el consorcio chino CMEC-SDHS y el grupo Vía Central, liderado por la constructora Saceem e integrado por capitales españoles y franceses, pugnarán por hacerse con una obra cuyo inicio está previsto para los primeros meses de 2019.

Pero ese no es el único desafío que tiene el gobierno. También deberá proceder a la expropiación de 225 padrones para poder cumplir con el nuevo trazado del ferrocarril, definido en conjunto por UPM.

Dichas acciones, que ya comenzaron meses atrás en varias zonas del interior, empezaron a aplicarse en los últimos días en Montevideo.

Una resolución del Ministerio de Transporte, fechada el martes 22, dispuso la expropiación de los primeros terrenos en la capital para este fin.

Se trata del padrón 56703/005, emplazado en la zona de Capurro. La georrefenciación de la Dirección Nacional de Catastro lo ubica en la manzana comprendida por las calles Uruguaya, Dragones, Alberto Flangini y Francisco Gómez.

Una zona muy cercana a lo que será el fin del trayecto del ferrocarril que, eventualmente, deposite la producción de UPM para su salida al exterior a través de uan zona franca que se instalará en el Puerto de Montevideo.

Las expropiaciones son realizadas al amparo de un artículo incluido en la Rendición de Cuentas del año pasado, que habilita un trámite acelerado en el caso de "obras de infraestructura de urgente posesión", `por el que podrá pagar hasta un 15% más del precio en que está tasado el inmueble en el caso que el dueño permita la ocupación inmediata en el plazo de un mes.

En los caso de "obras de infraestructura de urgente posesión" se pagará 15% más cuando se permite la ocupación del inmueble en un mes.

Algunas cifras

Las últimas estimaciones indican que el Estado deberá desembolsar US$ 1200 millones en las obras relacionadas con la vía férrea, buena parte de las cuales deberán ser realizadas en la ciudad.

Unos US$ 130 millones deberán ir para la construcción del viaducto que unirá la vía con la terminal de UPM, para así evitar la Rambla Portuaria, junto con otros US$ 80 millones para obras secundarias.

Como la pastera se pretende instalar en el Muelle Mántaras, el gobierno deberá mudar de allí la zona de amarre de los buques pesqueros.

Para eso proyecta la construcción de otra terminal en la zona de Capurro, para la que serán neccesarios otros US$ 120 millones. A eso debe agregarse otros US$ 90 millones para los trabajos en el Muelle D, según cifras aportadas por la Administración Nacional de Puertos (ANP).

Allí no termina la cuenta. Unos US$ 50 millones complementarios serán necesarios para la construcción de los accesos a la nueva zona portuaria de Capurro.

Un trabajo "descoordinado"

Pese a que todas estas obras tendrán un impacto directo en la ciudad, la Intendencia de Montevideo no participó en ninguna de las instancias de negociación con UPM.

"Se trata de un proyecto que patrocina e impulsa el gobierno nacional," fue la respuesta que la comuna capitalina elevó a un pedido de informes efectuado por el edil nacionalista Diego Rodríguez (Todos).

La Intendencia dijo además carecer de información sobre si las obras relacionadas con la vía férrea supondrán algún tipo de alteración con respecto a la situación actual.

"De acuerdo a lo informado por el Ministerio de Transporte, se espera que la carga de la empresa llegue al Puerto por el trazado actual de la vía dentro de Montevideo", se indicó.

En ese sentido, Rodríguez quiso saber si las autoridades departamentales habían intervenido en el diseño del trazado. " Si bien la Intendencia había planteado otras alternativas tanto para el puerto de salida como para el trazado de la vía, la decisión de utilizar la traza actual fue del ministerio", ratificó.

En su respuesta, la Intendencia señaló además que está en un proceso de análisis con respecto al impacto que tendrá el proyecto y está a la espera de la presentación del estudio de impacto territorial.

A su vez afirmó que está realizando, en forma paralela, un estudio similar en forma independiente.

"Es un proyecto del gobierno nacional", reafirmó al comuna ante la consulta sobre si iba a participar económicamente en la inversión relativa al nuevo sistema ferrovario y si participará en el plan de expropiaciones.

Rodríguez consideró que, a partir de lo informado por la Intendencia, se comprueba una notoria "descordinación" entre el gobierno central y el departamental a la hora de planificar lo relativo a UPM.