Coronavirus en Uruguay
1384

Confirmados

37

Fallecidos

1157

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.423.897

Confirmados

744.649

Fallecidos

12.631.548

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Argentina: precios al consumidor aumentaron 42,4 % interanual en julio /// El rugby posterga su regreso /// Israel y los EAU acuerdan establecer lazos diplomáticos, anuncia Trump /// Asesinaron a un hombre de un disparo en la cabeza en Piedras Blancas /// Azucena Arbeleche fue nominada para Comité de Desarrollo del BM y FMI
Actualidad

30/08/2017 14:29

Joselo Lopez: "Katz se enteró por mí que le serruchaban el piso"

Por: Leonel García

Ya son tres las renuncias de directores del Inisa por el oficialismo en dos años. El gremio dice que la culpable es Gabriela Fulco.

Joselo Lopez: "Katz se enteró por mí que le serruchaban el piso"

PRESIDENCIA (archivo)

En el extremo izquierdo, Eduardo Katz; al centro, Gabriela Fulco.
El hasta el martes director del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa), Eduardo Katz, se enteró de boca del presidente del Sindicato Único de Trabajadores del INAU (Suinau), José Lorenzo López, que sería removido de su cargo, por lo que habría decidido presentar ese mismo día su renuncia. Así lo dijo a ECOS el dirigente gremial, integrante también del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT. La mala relación del dimisionado, médico psiquiatra de profesión, con la presidenta del organismo Gabriela Fulco, habría sido la clave de esa decisión, añadió.

Con Katz, ya son tres los directores oficialistas que renuncian a este organismo en dos años. Los dos primeros fueron Edgard Bellomo y Luis Noya, en agosto y setiembre de 2015, cuando el Inisa se llamaba Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa).

Consultado al respecto por este portal, Katz –que había asumido el cargo en setiembre de 2015- no confirmó ni desmintió lo expresado por López. Se limitó a decir que su renuncia fue por “motivos estrictamente personales” y que su relación con Fulco era “correcta”.

Por su parte, la presidenta del Inisa reiteró este miércoles a la prensa que la renuncia de Katz fue por “motivos personales”. Esos “son términos amplios que impiden que podamos profundizar en ellas. En esa reserva y esa intimidad nos quedamos”. Admitió que el anuncio le resultó “relativamente sorpresivo”, pero argumentó que “lo importante es asegurar que la institución está bien”.

Fulco, acompañada por otras autoridades del Inisa, se encontraba este miércoles en el Parlamento solicitando más recursos para el organismo.

Sobreaviso

En un comunicado, el Suinau señaló que esta administración del Inisa se ha caracterizado por “la falta de respeto”. Sobre este punto, los dardos de López apuntan sobre todo a la presidenta Fulco, con quien nunca ha tenido un buen relacionamiento. “Eso se ha reflejado en muchas acciones, como cambiar once veces en un año la dirección de un centro de privación de libertad; concretamente, la Colonia Berro. Si le das un respaldo a alguien y a los 45 días lo sacás, es una falta de respeto. Y según lo que nos han dicho Katz y (el director por la oposición Álvaro) Viviano, muchas de esas cosas se hacían inconsultamente”.
Joselo López
Joselo López

López subrayó que Fulco siempre “le ha echado la culpa a los demás” en “todo lo malo de la administración: fugas, motines, situaciones de trabajadores y gurises lastimados”.

Con Katz, en cambio, sí había trato. “¡Es más, Katz se enteró por mí de que le estaban serruchando el piso! Nos enteramos antes que él. ¿Cómo nos enteramos? Tenemos compañeros en diferentes lugares, que escuchan cosas o que tienen acceso a alguna información…”, deslizó Joselo López.

El dirigente gremial aseguró que era vox pópuli para “toda la administración” que la relación entre ambos directivos no era nada buena. “Ya no se escondían, andaban a los gritos delante de todo el mundo. Esto se venía venir en cualquier momento”. Entre la “información” a la que accedieron por parte de los “compañeros en diferentes lugares” López mencionó una reunión entre Fulco y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en el que le señalaba que “no quería trabajar más con él”. También el lunes se enteraron de una reunión en la que la presidenta participó con autoridades del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en la cual incluso “se barajaron nombres para sustituir” a Katz.

“Lo que nosotros hicimos fue ponerlo en conocimiento (a Katz), preguntarle si sabía que iba a haber cambios en la dirección institucional. Luego, (el martes) en la tarde me llama para decirme que en ese momento estaba presentando la renuncia”, concluyó López.

Tres casos

Para el presidente del Suinau, “es raro” que en menos de tres años de administración hayan renunciado tres representantes oficialistas en el directorio del Sirpa-Inisa. “No conozco otro organismo en lo que pase eso”, agregó.

En la última semana de agosto de 2015, el entonces director del Sirpa Edgard Bellomo dijo que renunciaba por “una sucesión de desencuentros” con el resto de los integrantes del organismo y en especial con su presidenta. No estaba de acuerdo con el estilo “confrontativo” con los trabajadores del INAU que, argumentaba, tenía Fulco y que estaría avalado por el gobierno. Por ese entonces, 17 funcionarios habían sido procesados con prisión por una golpiza a adolescentes internos en el Centro de Privación de Libertad (Ceprili); otros nueve habían sido procesados sin prisión por complicidad, entre ellos Joselo López, en un episodio que había sido filmado y difundido.

Esto último fue uno de los argumentos que llevó a Luis Noya, otro director del Sirpa, a renunciar a los pocos días tras también criticar a su presidenta. "¿Qué logramos con el video (de la golpiza)? Logramos que (Fulco) sea la mujer del año y que salga en la tapa de Galería. Y logramos que los funcionarios no sepan cómo actuar, porque antes tenían las garantías del debido proceso", dijo, recién dimisionado, al programa Sábado Sarandí, el 27 de setiembre de ese año.

Para López, “más allá de que el resultado sea el mismo”, hay una diferencia entre los tres casos: “Noya y Bellomo fueron claros y contundentes en decir que no podían trabajar más con esta señora y por eso se iban. Katz se va porque sabe que lo echaban”, resaltó.

“Fue una decisión meditada”

ECOS se contactó con Eduardo Katz. Insistió en que su renuncia se debió a cuestiones personales, fue muy escueto respecto a Fulco y, en términos futboleros, tiró la pelota al outball cuando se le preguntó sobre la “serruchada” de la que hablan Joselo López y el Suinau. Eso sí, silenciosamente.

- En un comunicado, el Suinau aseguró que usted renunció por mal relacionamiento con Fulco, ¿es así?

- Bueno, no. Reitero declaraciones que ya hice en otros medios: yo renuncio por motivos estrictamente personales.

- ¿Pero usted no tenía información de que iba a ser removido del cargo?

- Yo presenté la renuncia luego de un tiempo bastante meditado. Consideré que dadas ciertas situaciones personales, de mi vida personal, era conveniente para mi dar un paso al costado.

- ¿No le llama la atención de que con usted ya son tres las dimisiones en la misma administración?

- Sí… yo no puedo dar cuenta, honestamente, de las renuncias de los otros. Trabajé dos años. Es un trabajo de alta dedicación, las 24 horas del día, todos los días, sin horarios, feriados ni nada. En un momento consideré presentar la renuncia y agradecer la confianza al Ejecutivo que me hayan conferido este cargo.

- ¿Cómo era su relación con la presidenta Fulco?

- Correcta.

-¿Usted no se enteró de boca de Joselo López sobre la posibilidad de ser removido del cargo?

-(Largo silencio) La verdad es que yo… ¿en estos dos años?

-Ayer (por el martes).

-(Silencio) En estos dos años nos han expresado de la posibilidad de remover todo el directorio, pero lo mío fue una decisión meditada y presenté la renuncia sin más dramatismo que ese. Lo importante es que la institución logre sus objetivos. Los nombres pasan.