Coronavirus en Uruguay
1384

Confirmados

37

Fallecidos

1157

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.423.897

Confirmados

744.649

Fallecidos

12.631.548

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Partido Nacional rechazó con "profunda indignación" atentado en Salto /// EE.UU. confisca buques iraníes con gasolina que navegaban a Venezuela /// Lacalle Pou cerró julio con una aprobación del 59% de los uruguayos /// Agresor de los militantes del FA comparó a Andrés Lima con los nazis /// Uruguay cerró acuerdo y vuelve a exportar manteca a Rusia
Actualidad

10/08/2017 18:21

Encuestadoras: a Vázquez lo perjudican Venezuela y, sobre todo, Sendic

Por: Leonel García

En una entrevista, el mandatario dijo descreer de la metodología de las encuestas. Para sus responsables, el foco debe estar en otro lado.

Encuestadoras: a Vázquez lo perjudican Venezuela y, sobre todo, Sendic

PRESIDENCIA

“El presidente dijo eso porque hoy las encuestas no le son favorables al Frente Amplio ni a él mismo. No dijo lo mismo cuando pasaba al revés. Eso pasa con él y con todos los actores políticos”. Así, como restándole importancia, el director de Interconsult, Juan Carlos Doyenart, le respondió al mandatario quien, en una entrevista que este jueves publicó el semanario Búsqueda, cuestionó a las encuestas y a su metodología.

Otros colegas suyos, responsables de consultoras, se lo tomaron más a pecho. Eduardo Bottinelli, director de Factum, cuestionó que se esté naturalizando “en el sistema político” la idea “que las encuestas se equivocan”. Mariana Pomies, de Cifra, luego de señalar que el presidente “tiene el derecho a opinar y cuestionar lo que quiera”, subrayó que las encuestadoras en Uruguay “utilizan la misma metodología, tendencias y tecnologías” que el resto del mundo; esto último está facilitado por la penetración de Internet en el país.

En todo caso, los consultores coincidieron que temas como el relacionamiento del gobierno con su par de Venezuela y –sobre todo- la situación generada en torno al vicepresidente Raúl Sendic, tienen mucho más peso en la imagen que los votantes puedan tener del mandatario y de su gestión que cualquier margen de error en las encuestas.

Focos

Una encuesta de Cifra publicada el martes indicaba que solo el 32% de los uruguayos aprobaba la gestión de Vázquez, mientras que la desaprobación llegaba al 47%. Dos años atrás, en julio de 2015, esos indicadores eran completamente distintos: 51% y 20%, respectivamente. No se trató de la primera señal de alerta. No fue la primera alarma: en julio, Opción Consultores ubicó al Frente Amplio dos puntos porcentuales abajo del Partido Nacional en intención de voto (28% a 30%). El propio ministro de Economía, Danilo Astori, dijo entrevistado en Telemundo que eran señales a tomar en cuenta.

Este jueves, en una entrevista con Búsqueda, Vázquez minimizó a las encuestas. “No veo realmente lo que dicen las encuestas. Con la experiencia que tengo de cinco campañas electorales, de estar en contacto con la gente, uno ya tiene un olfato que no le falla”, señaló. “Yo creo que no es correcta la metodología de funcionamiento de las encuestas en el país”.

Los consultores defienden a las encuestas como la principal herramienta para medir la sensación térmica de la población en cualquier tema, en tiempo real. Es por eso “que los actores políticos se relacionan con ellas de un modo conflictivo en la medida en que éstas pueden chocar con sus intereses”, destacó Agustín Bonino, director de Opción.
Las encuestas se presentan como la herramienta más idónea para medir la percepción de la gente en cualquier tema.

Pomies, de Cifra, no quiere hacer conjeturas sobre la motivación de Vázquez al formular esas declaraciones aunque, al igual que sus colegas, resalta que “sale a hablar” cuando los números no le sonríen. “No sé si no las seguirá, como dice. No hay en el mundo presidente que no tenga asesores que sí las sigan constantemente”.

Doyenart reconoce la posibilidad de que Vázquez les esté pasando factura a las mismas empresas que, en las elecciones de 2014, vaticinaban un triunfo del Frente Amplio mucho menos holgado del que terminó siendo. Prácticamente ninguna pronosticó que el FA obtendría la mayoría parlamentaria absoluta. “No discuto que nos hemos equivocado. Eso se debe a que la gente y el electorado están cambiando, es una sociedad mucho más volátil”.

“Pero el problema no está en la técnica empleada sino en cómo interpretamos esos datos”, subrayó el director de Interconsult.

Para Eduardo Bottinelli, poner un manto de duda sobre el trabajo de las encuestadoras es algo “equivocado y hasta inapropiado”. Como su colega Pomies, destacó el profesionalismo, la metodología y la actualización que hay en Uruguay respecto al resto del mundo. El foco de discusión, a su criterio, está errado; y lo cambia: “Si uno repasa las declaraciones de los actores políticos ve que a quienes les va mal en las encuestas son aquellos que la cuestionan”.

Anclas

Doyenart puntualiza que la caída de la aprobación de Tabaré Vázquez es un hecho que se ha producido sin que el presidente haya dicho o realizado ninguna “macana”. La explicación –más allá de las dilaciones o la no concreción de obras tales como un TLC con China o la segunda planta de UPM- habría que buscarla en factores coyunturales. Y pocas cosas han tenido más repercusión en los últimos tiempos que los vínculos con Venezuela y la situación de Raúl Sendic.

Para Bottinelli es difícil saber qué tanto puede afectar a la imagen de Vázquez una postura con el régimen venezolano que la oposición considera blanda. “Los que siguen este tema son un porcentaje muy minoritario de la población”. Bonino coincide: para él este vínculo “aún no se ha instalado lo suficiente en la opinión pública como para generar un impacto en la imagen del gobierno”.

Doyenart y Pomies, en cambio, no dejan de señalar que la mayoría de la población no quiere un alineamiento con el régimen de Nicolás Maduro.
Doyenart y Pomies señalan que la mayoría de la población no quiere un alineamiento con el régimen de Maduro.

De hecho, una encuesta de Cifra publicada el 2 de agosto reveló que el 62% de los uruguayos piensa que el gobierno de Uruguay debería tener más distancia de su par venezolano. Esto fue publicado antes de la reunión de cancilleres del Mercosur del 5 de agosto, en el que Uruguay aprobó la aplicación de la cláusula democrática con sus socios y suspender a Venezuela del bloque. Incluso la mayoría de los que se definieron como frenteamplistas opinaron así: 54%.

Pero la gran ancla señalada por los expertos sigue siendo Sendic. Eso no afectaría tanto a la imagen del mandatario (que sigue siendo positiva; el 48% sigue teniendo “simpatía” por él contra la “antipatía” de un 35%, según Cifra esta semana) como a la percepción del gobierno, subraya Pomies.

“El caso Sendic ya se ha instalado de un modo fuerte en la opinión ciudadana y sin dudas puede repercutir negativamente en la imagen de la gestión del gobierno y, con ello, en la imagen de su máximo líder”, destacó Bonino.

El tema de las percepciones no deja de ser importante. Para Bottinelli, Vázquez ha sido particularmente cuidadoso en sus declaraciones públicas en el tema Sendic. Eso ha sido malinterpretado. “Se decodifica como que lo ha estado defendiendo y no es así. Cuando dijo que el vicepresidente sufría bullying, nunca dijo que le pegaban injustamente, sino que le pegaban demasiado”. Por eso, subrayó, su imagen resulta menos afectada que la del resto del partido gobierno (lo que repercute en el gobierno), donde sí han surgido otros actores que sí lo han cobijado.