Internado por tercera vez el hincha de Peñarol baleado en Santa Lucía

Por: Leonel García

Actualidad

4/03/2017 12:28

Internado por tercera vez el hincha de Peñarol baleado en Santa Lucía

ECOS

Enciso, el pasado 24 de noviembre, sonriente con su segundo alta.

El viernes pasado le colocaron un stent biliar. Según dijo su madre, va evolucionando y está en sala. "Todo a raíz de lo mismo...".

Por tercera vez, desde hace quince días el joven Sebastián Enciso, el hincha de Peñarol baleado por sus pares de Nacional en Santa Lucía, está internado en el Hospital Maciel. El viernes 24 de febrero le colocaron quirúrgicamente un stent biliar. Según le contó a ECOS su madre, Janet Cabrera, en dos semanas tendrán que repetirle esa intervención.

“Va evolucionando. Pero es un proceso muy largo”, dijo la mujer. Todavía los médicos no le han dado información sobre un posible alta. Hay que esperar, otra vez.

“Todo a raíz de lo mismo…”, agregó.

Ese proceso comenzó en la madrugada del 28 de setiembre pasado, cuando un grupo de hinchas de Nacional fue de Montevideo a Santa Lucía, a 60 kilómetros, a robar banderas a sus pares de Peñarol que festejaban el aniversario de su club. Lo hicieron a los tiros, matando a uno, Hernán Fioritto (20), luego de una agonía de un mes, hiriendo de levedad a otro y de mucho más gravedad a Enciso, de 19 años. Este último ya estuvo dos veces en el Maciel, donde ya pasó dos meses. Los balazos que recibió le comprometieron la zona hepática, la pancreática, la renal y las vías biliares. Todo en segundos, todo por odio, locura y fanatismo.

“Esta vez está en sala. No fue al CTI”, afirmó Cabrera, a modo de consuelo. “Seguimos en la lucha…”.

Enciso, que recibió cuatro tiros, dos en los hombros y dos en la espalda, perdió un riñón, sufrió una trombosis en una pierna y tuvo una lesión en el páncreas y otra en el hígado, entre otras heridas. Pasó un mes internado luego del ataque y, tras un fin de semana de alta, un sangrado interno lo devolvió al Maciel el 7 de noviembre.

El día que salía por segunda vez del Maciel, el 24 de noviembre, el joven fue entrevistado por ECOS. Contaba cómo había luchado por vivir, que no tenía bronca y que estaba muy agradecido a la gente de ese hospital, al que deseaba no volver. Según dijeron entonces los médicos, había salvado su vida de milagro.

Ahora, está de nuevo en la pelea.

“De ánimo no está muy bien. Hay que entenderlo .Tiene sus momentos, hay días que está arriba y otro que no. Es joven y se desilusiona. Es la tercera vez que está acá. Está controlado, eso es lo bueno. Pero hay que controlarlo más”, afirmó su madre.

Dentro de lo que se ha podido, dijo la mujer, Enciso ha intentado llevar una vida normal. “Pero ya no es el mismo chiquilín de antes. Jamás había tenido que ir al médico. Esto le cambió la vida”. Ahora hay que estar atento a la circulación de bilis.

Por ese episodio, el juez Luis Sobot procesó a 16 hinchas de Nacional y, atendiendo a un pedido de la fiscal, dispuso enviar las actuaciones a Montevideo para que se investigue la eventual responsabilidad de dirigentes de ese club.

Todavía en pintadas en muros del barrio La Blanqueada y en posteos de Facebook, hay apoyo a los llamados “Pibes del Skey”, la barra de hinchas albos que participaron de este ataque.

A nombre de Sebastián Enciso se creó una cuenta en RedPagos, número 60168, para colaborar con él y con su familia para su recuperación.