Coronavirus en Uruguay
803

Confirmados

22

Fallecidos

650

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
Rodrigo Capó Ortega: “Me voy por la puerta grande” /// Experto uruguayo destaca importancia de los impuestos ante el COVID-19 /// El Hospital Viladerbó reabrirá sus puertas tras brote de coronavirus /// El Pit-Cnt aprobó paro para el 4 de junio con movilización presencial /// Estados Unidos juega al límite entre el coronavirus y el desempleo
Actualidad

3/02/2017 07:00

Aguerre versus La Diaria: una conferencia de prensa violenta

Una convocatoria del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca alcanzó un grado de tensión pocas veces visto en esos ámbitos en Uruguay.

Aguerre versus La Diaria: una conferencia de prensa violenta

Presidencia

Aguerre en la conferencia.
“Qué interés que están generando los temas del agro”, dijo el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, el miércoles 1° aludiendo a las decenas de periodistas que colmaban la sala Schewt de la sede de esa cartera.

Eran, evidentemente, muchos más que los que concurren cada semana a las conferencias ministeriales ordinarias.

El comentario de Aguerre estaba cargado de ironía. Sabía muy bien que el interés ese día giraba en torno a qué iría a decir sobre lo informado dos días antes por el diario La Diaria, en una nota que consignaba que se había beneficiado de dos préstamos del propio ministerio a través de un fondo para productores arroceros.

Él mismo había convocado a la conferencia.

“Este no es un tema técnico. Se aludió a mi honor, a mi persona”, comenzó diciendo Aguerre, para luego, en un discurso de 15 minutos, rechazar lo afirmado en la nota. Negó que se hubiera beneficiado con fondos públicos al recibir, como productor, un préstamo de 180.000 dólares del fondo arrocero.

Sus explicaciones técnicas ya fueron consignadas por ECOS.

Pero, más allá de la argumentación que se preocupó en dar el ministro, la conferencia estuvo enfocada en atacar, en forma muy dura, la credibilidad del medio que había publicado la noticia. Y sobre todo al autor de la nota, el periodista Santiago Sánchez, que estaba presente en la sala.

Sánchez abrió la ronda de preguntas, consultándole a Aguerre por qué las dos resoluciones del ministerio que lo beneficiaron con préstamos del fondo arrocero llevaban la firma de su subsecretario, Enzo Benech, y no la suya propia.

“En una oportunidad estaba de licencia y en otra estaba de viaje. Los productores no pueden esperar a que retorne el ministro”, fue la respuesta.

Dirigiéndose luego al periodista, llamándolo con su nombre y apellido, Aguerre se encargó de dejar en claro que La Diaria no le genera ningún tipo de confianza periodística. Se preguntó con qué objetivo fue escrita la nota que lo aludía. “Tal vez con el fin de generar suspicacias o instalar conflictos pretendidamente éticos".

Colocando sobre la mesa un voluminoso ejemplar del Anuario Agropecuario, le “recomendó” a Sánchez leerlo e informarse. “Lo traje para obsequiárselo”.

También le recomendó leer otro libro, “El hombre mediocre”, una obra de 1913 del argentino José Ingenieros.

Esta última recomendación se basó, según dijo el ministro, en que el libro habla sobre las “tácticas goebbelianas” que le atribuyó a La Diaria.

Joseph Goebbels fue el ministro de propaganda de la Alemania nazi, famoso por sostener y llevar a la práctica el concepto de que una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad.

La actitud de Aguerre y sus comentarios generaron risas y guiños de complicidad entre la decena larga de técnicos y funcionarios del Ministerio presentes en la sala.

En cambio, el comentario entre algunos periodistas que asistieron a la conferencia fue que el ministro se había comportado con soberbia y que había intentado someter a una innecesaria humillación al colega.

El periodista de La Diaria se retiró sin llevarse su “regalo”.

La Diaria respondió el jueves 2, en una nota que firmaron su director Lucas Silva y su ex director y actual jefe de la sección cultural, Marcelo Pereira.

Dijeron que Aguerre "no desmintió absolutamente nada" y que los detalles dados sobre cómo funciona el fondo arrocero "ya estaban en la nota de Santiago Sánchez".

Agregaron que el asunto planteado "involucra el modo en que el oficialismo afronta las cuestiones éticas relacionadas con el ejercicio del gobierno". Y señalaron que el ministro exhibió en la conferencia una "una soberbia indeseable en un jerarca del Estado".

Respecto al libro que el ministro le recomendó al periodista Sánchez, Silva y Pereira respondieron:

"En realidad, “el hombre mediocre” del que habló Ingenieros es el que forma parte del rebaño y no cuestiona lo establecido; o sea, alguien que sería muy mal periodista, porque no se le ocurriría poner en duda los actos de un ministro, pero no parece que Aguerre se refiriera al contenido de la obra, sino que sólo mencionó su título en un intento de descalificar a Santiago. En todo caso, fue una falta de respeto hacia un trabajador que no queremos dejar pasar. Es improcedente que un gobernante reaccione así, desde su posición de poder, cuando se siente expuesto".

Para los responsables de La Diaria lo ocurrido forma parte del "degradado intercambio que está tomando el lugar de los debates políticos".