Coronavirus en Uruguay
1264

Confirmados

35

Fallecidos

994

Recuperados

Coronavirus en el mundo
17.853.798

Confirmados

685.813

Fallecidos

11.190.501

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Lacalle sobre propuesta de Manini: "No hay una decisión del gobierno" /// Los jueces le responden a Manini y rechazan "enfáticamente" sus dichos /// Andrés Vilaseca, el nuevo capitán de Los Teros /// Bustillo viaja a España para reunirse con diversas autoridades /// Novick: "Continuamos al pie del cañón y la coalición sigue"
Actualidad

18/10/2016 18:44

Menéndez insistió en la "poca experiencia" de instructores fallecidos

Por: Fabian Cambiaso

El ministro de Defensa admitió que será "casi imposible" saber las causas reales de los accidentes pero se refirió al "factor humano".

Menéndez insistió en la "poca experiencia" de instructores fallecidos

US Air Force

Dragonfly en el Museo de la UASF
“Siempre es un gusto escuchar las palabras que pronunciara el ministro Fernández Huidobro, aunque en algunas cosas pueda no estar de acuerdo”.

Así se expresó este lunes su sucesor al frente de Defensa, Jorge Menéndez, cuando legisladores de la oposición le recordaron lo que pensaba el fallecido jerarca sobre el estado de la flota aérea.

Menéndez compareció ante la Comisión de Defensa del Senado para responder sobre el informe oficial acerca de las causas de los accidentes registrados en el mes de agosto, que le costaron la vida a cuatro aviadores militares.

Dos de ellos murieron a bordo de un avión Cessna A37A Drangonfly en un vuelo de entrenamiento sobre Durazno, y los otros en un helicóptero Bell UH 1H Iroquois en la Base de Carrasco.

El 7 de setiembre del año pasado, en el mismo ámbito que Menéndez y en su silla de ruedas, Fernández Huidobro había alertado sobre el crítico estado de los aviones como el accidentado, fabricado entre 1967 y 1975.

“En pocos años nos quedamos sin A37, que ya eran aviones de museo. En su oportunidad se compraron para pelear contra los guerrilleros de Uruguay. Los guerrilleros fueron presos y ahora son ministros o presidentes. Ya no se consiguen ni repuestos porque las fábricas los discontinuaron”.

Ante los legisladores, Menéndez discrepó con lo afirmado por su antecesor, descartó que el estado de las aeronaves haya sido una causa de los accidentes y apuntó al factor “humano”.

El ministro aseguró que todos los días recibe un informe sobre el estado de operatividad de la flota aérea.
Es prácticamente imposible o muy difícil encontrar las causas reales de los accidentes en los que se generaron pérdidas de vidas humanas

“Cada persona que sale a volar, sale en una aeronave que fue testeada y auditada, y se hace una auditoría general de todos los servicios. En este momento tengo a disposición el informe actual: hoy el Ministerio de Defensa Nacional está con un 40 % de las aeronaves en orden de vuelo, y esos procedimientos son hechos por personal especializado en esa materia”.

Según Menéndez, “es prácticamente imposible o muy difícil encontrar las causas reales de los accidentes en los que se generaron pérdidas de vidas humanas”.

El ministro sostuvo que el 80% de los accidentes a nivel internacional se producen por factores humanos. "Lo dice la estadística, es una realidad y no una cuestión antojadiza que trae el ministro a esta mesa”, dijo defendiendo el análisis realizado por un equipo especializado de la Fuerza Aérea.

Menéndez marcó a su vez las diferencias que existen entre un piloto como aviador y como instructor. “Según los informes que tenemos, los instructores no tenían una gran experiencia como tales. En el caso del UH 1H se dio además el hecho, fortuito o no, que en una misma aeronave volaban un piloto novel con un instructor novel. Esto es lo que se evalúa que debe corregirse”.

El informe oficial primario indica que en el caso del A37, la causa del accidente es indeterminada y que la suma de varios factores puedan haber influido en la tragedia.

“El factor humano se considera contribuyente”, dijo el ministro. “En base a la evidencia se determinó que ninguno de los dos pilotos activó sus sistemas de eyección , siendo altamente probable que se preocuparan en recuperar el control de la aeronave, perdiendo la conciencia situacional y no dándose cuenta de la complejidad y peligrosidad de la situación”.

Menéndez también habló del factor operacional. “La tripulación, desde una posible ejecución inadecuada de la maniobra o por la aplicación insuficiente de las correcciones, pudieron haber contribuido al desenlace del accidente”.

Pese a que fue difícil analizar los restos de la aeronave, el informe determinó que los motores funcionaban al momento del accidente y que no hubo fuego en ellos y tampoco algún tipo de desprendimiento.

La causa el accidente que le costo la vida a los dos pilotos el helicóptero UH 1H también es indeterminada y al factor humano también se lo da como contribuyente.

“Se considera probable la reducción en la concentración de los pilotos generada por el exceso de responsabilidad y tareas de cabina, junto a un probable incorrecto comando por parte de la tripulación al final de la maniobra, así como una equivocada corrección sobre las acciones que estaban realizando”.

Lea también: Familiares de pilotos muertos piden autocrítica sobre estado de los aviones

El análisis de los restos no permitió concluir en forma determinante la participación del factor material como causa del accidente.

Bajo el argumento de que significaría una “pérdida de soberanía”, Menéndez rechazó el planteo de la oposición de disponer de una investigación internacional independiente de los accidentes.

Remarcó que en la región no existen organismos externos de evaluación de accidentes de aviación militares.

Lo que sí existe es un Sistema de Cooperación a nivel militar en las Américas, al que según el ministro se requerirá “algún tipo de colaboración”.