Paysandú: brote de enfermedad de "mano, pie y boca" afecta a niños

Salud

23/05/2019 14:08

Paysandú: brote de enfermedad de "mano, pie y boca" afecta a niños
Marca País Uruguay Natural

La situación provocó que algunos CAIF tomaran medidas de higiene y de limpieza e, incluso, uno de ellos cerró por un día.

En los últimos diez días, en Paysandú hubo nueve brotes de la enfermedad conocida como "mano, pie y boca" que afectó, principalmente, a bebés y niños menores de 5 años, informó a ECOS el director de la Departamental de Salud sanducera, Juan Gorosterrazú.

Por esta razón, algunos Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) "han tomado medidas de higiene y de limpieza" tanto de la propia edificación, como de los utensilios y de las mesas que utilizan los niños tratando de evitar que se propague la enfermedad, señaló Gorosterrazú.

Incluso, el CAIF Centro fue cerrado el pasado viernes por esta razón, según informó el medio local El Telégrafo. La decisión ha sido "por iniciativa propia porque no está dentro de las recomendaciones", dijo el director de la Departamental de Salud de Paysandú.

Gorosterrazú explicó que a través de la red de epidemiología se está en contacto con los centros educativos y con los servicios de salud. "Se está alerta ante la aparición de cualquier enfermedad para poder controlarla, evitar el brote, así como también que no se propague y no genere consecuencias graves en la población", sostuvo.

"No se pueden garantizar que no existan situaciones de enfermedad, pero sí que una vez detectadas se hace la intervención oportuna en cada uno de los lugares para evitar el brote", agregó.

Esta afección, causada por los virus que pertenecen al grupo de los Enterovirus, no es grave y su aparición es frecuente ya que es muy contagioso en los más pequeños. "Por eso, hacemos mucho hincapié en la medidas de prevención de la trasmisión", afirmó el licenciado.

El lavado de manos frecuente, el uso del alcohol en gel y la desinfección de los utensilios, son fundamentales en estos casos. También, es importante en estos casos que cada niño use su vaso, su plato y sus cubiertos. A su vez, se recomienda limpieza y ventilación del lugar.

Los síntomas de la enfermedad se presentan en forma aguda e incluyen fiebre, ampollas o aftas en la boca (herpangina), además de erupción en la piel de las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Esta erupción también puede ocurrir en las rodillas, los codos y en los glúteos. La enfermedad tiene un curso limitado y las lesiones pueden persistir de 7 a 10 días. Las complicaciones de la enfermedad no son frecuentes.

La transmisión se produce por contacto con el líquido de las lesiones de piel, a través de secreciones respiratorias y el contacto con las heces. El período de incubación de la enfermedad es de tres a cinco días; durante la primera semana el riesgo de transmisión es mayor.

En caso de contraer la enfermedad, en Uruguay se recomienda que no concurran a los centros educativos, informó Gorosterrazú. Pero, en otros países se recomienda continuar con las actividad porque la trasmisión se da antes de la aparición de los síntomas, acotó.