Uso excesivo de pantallas causa Síndrome Visual Informático

Por: Anabella Aparicio

Salud

2/07/2016 07:19

Uso excesivo de pantallas causa Síndrome Visual Informático

Es una de las enfermedades de la sociedad moderna que afecta a niños y adultos. Dolor de cabeza y ardor en los ojos son síntomas frecuentes.

Dos horas frente a la computadora parece poco tiempo, pero es suficiente para afectar la vista o padecer el Síndrome Visual Informático (SVI). Se trata de una de las enfermedades de la sociedad moderna y unas 70 millones de personas en todo el mundo corren riesgo de padecerla.

“Es muy usual, es una consulta muy frecuente”, comentó la especialista Jacqueline Elías, integrante de la Asociación Uruguaya de Oftalmólogos al portal ECOS. Los síntomas más comunes para esta patología son dolor de cabeza, visión borrosa, ojos rojos y sensación de puntadas.

“Esto ocurre cuando se usa la actividad de foco en forma persistente, allí aparecen los síntomas de astenopía”, agregó la oftalmóloga.

Esto significa que cuando una persona fija la vista frente a una pantalla para leer o mirar un video, hace foco allí, lo que genera que los ojos parpadeen un 50% menos, por lo que la lágrima se evapora por falta de parpadeo, explicó Elías. Así comienzan los problemas de visión y las máximas consecuencias que pueden generar a una persona el SVI son la visión borrosa o tener ojo seco evaporativo.

No hay edades para esta afección, se detectan casos desde la niñez ya que el uso de juegos electrónicos, de las ceibalitas en escuelas y colegios o de celulares a edades cada vez más tempranas, son factores que contribuyen a este problema.

“Lo que se recomienda es el parpadeo frecuente a conciencia, para aumentar lubricación de superficie ocular. Hay que tratar de cada 20 o 30 minutos dejar la pantalla y mirar al horizonte para evitar el exceso. A veces hay que ponerse gotitas, lágrimas artificiales para compensar. Lo ideal es restringir las horas de uso del monitor pero depende de cada persona”, explicó la oftalmóloga. Esto permite minimizar los daños en la visión.

Otra de las recomendaciones es bajar la luminosidad de las pantallas, o poner un filtro en caso de que no lo tengan. Aunque Elías aseguró que hoy las PC en su mayoría todas vienen con este implemento incluido. Por otra parte, aclaró que afecta por igual el uso de la computadora o del celular ya que “el efecto no es proporcional al tamaño de pantalla”.

La distancia también es importante, por eso se sugiere también tener la pantalla a entre 50 y 70 centímetros de los ojos ya que cuento más cerca esté, será más difícil enfocar la vista lo que genera mayores esfuerzos.

En el caso de los niños muchas veces también se les indican lentes de descanso, y tienen un plus que es el “esfuerzo acomodativo”, una fuerza involuntaria que hace el ojo en el caso de los más pequeños y que no ocurre en adultos. Por lo tanto muchas veces esto puede generar dolor de cabeza. Mientras que en el caso de los grandes, “los síntomas vienen generalmente sobre el final de la jornada laboral”, según la especialista.

Si bien no está preestablecido cuántas horas son las recomendadas para estar frente a un monitor sin consecuencias graves, si se sabe que más de dos horas “ya puede empezar a ser un problema”. Aunque los efectos son diferentes en cada persona ya que depende de su estado de salud, herencias u otras patologías que tenga.

Contadores, banqueros, ingenieros, arquitectos, artistas gráficos, periodistas, académicos controladores aéreos, secretarias y estudiantes son los que corren más riesgo de sufrir este síndrome ya que dependen de una computadora para trabajar, según un estudio publicado por la revista Medical Practice and Reviews.

Allí se explica que una pantalla afecta más que la lectura sobre hojas, porque los caracteres electrónicos están formados por pixeles que tienen bordes borrosos lo que generan mayor esfuerzo en el ojo a la hora de enfocar. Mientras que en el papel esos bordes son más definidos.