Visión "holística y transversal" de Ancap para mejorar su gestión

Por: Fabian Cambiaso

Economia & Agro

28/12/2016 08:35

Visión "holística y transversal" de Ancap para mejorar su gestión

Presidencia

La empresa renovó otro préstamo para reperfilar su deuda y emprende acciones en varios sectores para reducir su abultado déficit.

La semana pasada el Poder Ejecutivo aprobó una solicitud de Ancap para renovar, por 200.000 dólares, una línea de crédito que una de sus subsidiarias, Gas Uruguay SA, mantenía con el Banco Santander.

Se trata de otras de las acciones emprendidas por el directorio del ente para reperfilar a largo plazo su deuda, bajo la dirección de Economía y Finanzas.

"En el grupo estamos mirando todo de forma holística, transversal y viendo cómo lograr consolidar eficiencias no solo a nivel de la casa matriz Ancap sino también de todas las subsidiarias", dijo la presidenta del ente, Marta Jara, en referencia a las distintas acciones que ha emprendido el organismo para reducir su abultado déficit.

En ese marco, estas acciones se concentran en determinados sectores.

El cemento es un área que le significó a Ancap pérdidas acumuladas por 180 millones de dólares desde 2000. Sólo el año pasado, el ente perdió 25 millones, una cifra que se estima será similar por los siguientes dos años.

La empresa mantiene una participación de entre 45% y 50% en el mercado local.

Con una baja en la actividad de 3% en el último ejercicio, la esperanza está puesta en las obras de infraestructura anunciadas por el gobierno a corto plazo y una recuperación de la industria de la construcción.

El mayor desafío es, según admitieron las propias autoridades, la obsolencia de las plantas cementeras estatales. La de Minas se mantiene con un único horno ya que otros dos, instalados en 1953 y 1963, no funcionan.

Ancap invirtió en el último quinquenio 140 millones de dólares para ponerla a punto, pero trabajan por debajo de su capacidad en cuanto a operación y mantenimiento.

Esto lleva a que el año pasado produjera 150.000 toneladas de clinker, la mitad de lo que podría estar en condiciones de fabricar.

Paysandú también fue actualizada en 2014, a un costo de 60 millones de dólares. En 2015 produjo apenas 40.000 toneladas, frente a las 250.000 de capacidad nominal.

En este marco cobra relevancia la posibilidad de firmar una alianza estratégica con Cimsa, la cementera dirigirida por los futbolistas Diego Godín y Diego Lugano, que permita apostar a la exportación.

Las medidas comenzaron por una reestructura administrativa, pasando la unidad de portland a reportar directamente al gerente general nombrado recientemente por Ancap.

Un equipo multidisciplinario tendrá a su vez la tarea de analizar la sustentabilidad del negocio y elaborar posibles soluciones con todos los escenarios posibles.

Éxito



La gestión financiera es en la que "mayor éxito" ha tenido Ancap a la hora de ordenar y optimizar, según admitió días atrás ante el Parlamento su presidenta, Marta Jara.

Durante el actual ejercicio, se logró una reducción global de endeudamiento de 140 millones de dólares, con el objetivo de llegar a los 180 millones al cierre. Esto implica, entre otras cosas, una baja en los intereses por ese endeudamiento y mejorar así el acceso al crédito.

En ese sentido, el ahorro en intereses fue de 15 millones a lo largo de este año.

El reperfilamiento incluye la firma de un contrato por 300 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo para pasar parte de la deuda a doce años, comenzando a pagar el préstamo en el octavo año.

En 2015, los costos financieros de Ancap ascendieron a 247 millones de dólares, perdiendo 42 millones en concepto de intereses.

En el Norte



Alur, el proyecto sucroalcoholero impulsado en el norte del país desde 2005, tiene deudas hoy por 200 millones de dólares.

Alur está inmersa en un plan de desinversión que ronda los 1,5 millones de dólares, y un reperfilamiento de su deuda por 90 millones para lograr menores tasas de interés, con lo cual estima ahorrar 500.000 dólares el próximo año. "Una buena señal", según lo consideran las autoridades.

Se firmó un convenio con la Fuerza Aérea, a la que se le cederá en comodato la avioneta que la empresa compró años atrás.

Oficialmente, Alur no perdió dinero el año pasado, debido a que Ancap le reconoce todos los costos.

Este mes Ancap anunció que le pondrá punto final a la producción de bebidas alcohólicas y artículos de cuidado personal, hogar e industriales, que elaboraba a través de su subsidiaria Caba, que se fusionará con el proyecto sucroalcoholero.

Horas extras



En conjunto con el sindicato, la empresa está embarcada en un plan de redimensionamiento para analizar qué cosas se pueden hacer de forma diferente, eficiente y eficaz.

Desde 2015 se produjeron, por retiros, unas 237 bajas, en tanto hubo 39 ingresos. Hoy la plantilla de Ancap la integran 2665 funcionarios.

Con respecto a 2014, se bajó en 110 millones de pesos las inversiones en horas extras, limitándolas a las áreas operativas de la empresa.

En lo que respecta a los gastos gestionables, aquellos que no tienen que ver con lo salarial o la compra de crudo, se redujeron en 222 millones de pesos en el último ejercicio.

Ancap apuesta a obtener una reducción extra de 36 millones de dólares a través del polémico cambio en el esquema de distribución de combustibles, que ha desatado un fuerte conflicto con los propietarios de las estaciones de servicio.