Coronavirus en Uruguay
1353

Confirmados

37

Fallecidos

1125

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.919.559

Confirmados

732.284

Fallecidos

12.143.142

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Campaña Stop Robots Asesinos llama a un tratado contra armas autónomas /// Tras la explosión del puerto de Beirut cae el gobierno del Líbano /// Lluvias y temperaturas por encima de lo normal para los próximos meses /// Argentina pide aplazar elecciones en el BID y mantiene a Béliz /// Saqueos y tiroteos en Chicago dejan a más de 100 personas arrestadas
Deportes

13/06/2020 19:29

Suárez se despachó con una asistencia en su vuelta después de cinco meses

Barcelona venció 4-0 al Mallorca.

Suárez se despachó con una asistencia en su vuelta después de cinco meses

EFE

Regresó la liga española tras el parate por el coronavirus y con ella Luis Suárez que, tras estar cinco meses sin fútbol por una lesión en la rodilla derecha, jugó algo más de media hora en la victoria del Barcelona (0-4) contra el Mallorca.

Con el alta médica bajo el brazo, el técnico Quique Setién prefirió resguardar al uruguayo, que se quedó sin anotar en su retorno, hasta el segundo tiempo.

Si bien su lugar lo ocupó el danés Martin Braithwaite, autor del segundo gol azulgrana, Suárez sustituyó a su compañero Antoine Griezmann en el minuto 57.

Con el partido encarrilado para el Barcelona (0-2) y un ritmo bajo de juego, el nueve celeste se situó como referencia en la punta y agregó la intensidad que a su equipo le faltó en los primeros minutos de la reanudación.

El Barça recuperó, por unos minutos, algo de profundidad y Lionel Messi, que apenas conectó con Griezmann, agradeció la entrada de su amigo y mejor socio en el césped.

En los minutos que estuvo la cancha, Suárez trazó desmarques buscándose con el argentino, aunque solo pudo disparar entre los tres palos en el tiempo de descuento. Fue en un mano a mano con el golero del Mallorca. Reina le ganó la partida y desvió el remate cuando parecía que cerraría su debut con un gol.

No marcó finalmente Suárez, pero si asistió a Messi en el cuarto gol. Además, el Barcelona ahora cuenta con el instinto depredador en el área para acompañar al argentino.

Antes de caer lesionado, el ex Nacional había anotado 11 goles en 17 partidos por liga esta temporada. Su último tanto, fue el pasado 4 de enero tras conectar un centro de Jordi Alba.

Más de cinco meses en los que el parate por el covid-19 le dieron la oportunidad de jugar los partidos para luchar por la tercera liga consecutiva de su equipo y superar a Ladislao Kubala como tercer máximo goleador de la historia del club.

Con 191 tantos en 271 partidos con el Barça, el charrúa tiene a tiro el registro de la leyenda azulgrana en las diez finales que su equipo disputará en el próximo mes.




EFE