Coronavirus en Uruguay
986

Confirmados

29

Fallecidos

896

Recuperados

Coronavirus en el mundo
12.901.581

Confirmados

569.472

Fallecidos

7.514.997

Recuperados

Editorial:A contar los puchos
Ver editoriales anteriores
Murió una mujer de 87 años por covid-19 y es la víctima número 31 en Uruguay /// Se detectó un nuevo caso de coronavirus en Montevideo /// Ripoll denunció la contratación de 1000 trabajadores que hará la Intendencia de Montevideo /// Francia hará test en aeropuertos a viajeros procedentes de países de riesgo /// Florida rompió récord de casos de covid-19 y los infectados ya son 270.000
Deportes

28/05/2020 12:49

Rodrigo Capó Ortega: “Me voy por la puerta grande”

Por: Agustin Basso

El legendario segunda línea uruguayo habló de su retiro, su sueño de ser entrenador, su nuevo rol en Castres y su paso por la Selección.

El rugbista Rodrigo Capó Ortega habló en exclusiva para Ecos sobre su retiro. El legendario segunda línea uruguayo se refirió a su alejamiento de las canchas, a su nuevo rol en Castres, a su sueño de ser entrenador y a sus idas y vueltas con la Selección.

Su retiro del rugby

El deportista, dos veces campeón del Top 14 francés y capitán de Castres Olympique, le puso punto final a su carrera a los 39 años. Si bien se sabía que se retiraría al término de la temporada, el parate por el coronavirus aceleró su decisión.

“Cuando llegó el coronavirus a Francia el presidente ordenó el confinamiento durante un mes, y una vez finalizado ese período volvió a extender esa cuarentena por un mes más. En ese momento, yo ya era consciente de que el campeonato ya no iba a empezar y que mi carrera ya se había terminado con aquel partido frente a Bordeaux Begles", expresó.

"Sabía que no iba a poder tener ese último partido en casa como me hubiese gustado, pero son cosas de la vida y hay que enfrentarlas, ponerle el pecho a las balas”, añadió.

“La verdad es que me hubiese gustado terminar de otra manera. Es más, si no hubiese llegado el coronavirus, este sábado hubiera estado jugando mi último partido en el Estadio Pierre Favre, donde iban a estar mi mujer, mis hijos, mi papá, mi mamá, mi hermano, mis amigos. Lamentablemente no es así, pero yo estoy convencido de que las cosas por algo pasan y más allá de eso creo que me voy por la puerta grande", subrayó.

"Creo que la gente va a retener mi último partido contra el Bordeaux, donde me tocó hacer un try de 80 metros, y por supuesto que todo lo otro, todas las lindas cosas que he logrado con este club a lo largo de 18 años. Creo que si lo ponés en la balanza es sumamente positivo”, consideró.

De todos modos, su contrato continúa hasta finales de junio, por lo que afirmó que si las prácticas regresan, le gustaría trabajar unos últimos días con el grupo: “Si vuelven los entrenamientos me voy a sumar al grupo para disfrutar de mis últimos días como jugador y aprovechar mi contrato hasta el 30 de junio. A partir de esa fecha me voy a desempeñar en mi nuevo puesto que será de Embajador del Club”.

Su nuevo cargo y su sueño de ser entrenador

El ex Carrasco Polo también dio detalles sobre la tarea que pasará a desempeñar en el club, y de sus ansias por comenzar su carrera de Head Coach: “Hoy voy a tener la función de Embajador del Club, que sería funcionar como una amalgama entre el equipo, el staff y los funcionarios, seguimiento de jugadores, trato con sponsors. Creo que voy a aprender mucho de lo que es la vida fuera del rugby, pero más adelante me gustaría ser entrenador. Por supuesto que estoy abierto a todo tipo de propuestas, mismo si Uruguay viniera a proponerme algo interesante el día de mañana, ¿Por qué no?”.

“Vivir los entrenamientos, los vestuarios, el vínculo con las canchas, esos momentos antes de los partidos me va a hacer mucha falta y dentro de muy poco tiempo voy a empezar mi carrera de entrenador. Ya tengo el diploma desde la temporada pasada, creo que dentro de poco tiempo me va a picar el bichito del coach”. comentó.

Los momentos cumbre de su carrera y las idas y vueltas en la Selección

“Yo creo que hay tres momentos. Cuando llegué a Francia y empecé a cumplir mi sueño de jugar al rugby profesional, cuando salimos Campeones en 2013 con Castres, y el título del Top 14 en 2018 como capitán del club”, recordó.

Sobre su paso por la Selección reflexionó: “Siempre que me puse la camiseta celeste fue para darlo todo. Nunca me sentí ni busqué estar por encima de los demás, sino que siempre traté de ser uno más dentro del grupo, siempre intenté aportar lo mejor de mí”.

“El Mundial del 2003 fue un momento espectacular en mi vida, fue la primera vez que clasificamos directo. La Copa del Mundo es algo espectacular, y creo que para cualquier deportista el hecho de poder representar a su país en la máxima cita es algo muy importante. Compartir un Mundial con compañeros de generación fue algo muy lindo y otro de los sueños que pude cumplir”, señaló.

“La eliminación del 2007 contra Portugal, cuando yo era capitán de la Selección, me pegó muy duro. Yo era joven, tenía 23 o 24 años, me costó mucho sacarme todo el veneno que tenía adentro y por eso estuve un tiempo largo alejado de la Selección. A medida que se me fue esa sensación fui volviendo de a poco, pero a eso se suma que en aquella época Uruguay no estaba haciendo bien las cosas como sí las está haciendo hoy. Por eso, al elegir me incliné por el club que me estaba dando de comer”, prosiguió.

“Después llegaron las Eliminatorias contra Rusia en 2014 y contra Canadá en 2019. Fue algo muy especial, sobre todo la última en la que pude compartir 15 días con ese plantel espectacular que tiene Uruguay, me hizo un bien enorme en todo sentido. Fue muy enriquecedor y se dio todo de forma espectacular”.


“En el 2015 no fui a la Copa del Mundo por una decisión personal, por el nacimiento de mi primer hijo. Para mí fue un momento mágico y acepto que algunos piensen distinto. En 2019 fue distinto, yo me tuve que operar de una hernia discal que realmente me afectó mucho y recién me pude recuperar sobre el final de la temporada. Sentí que si bien los tiempos me daban para llegar, iba a estar en un 50 % y sacarle el lugar a un chico que había hecho un sacrificio increíble durante todo el ciclo para poder estar en el plantel mundialista no me parecía correcto".

Sobre ese Mundial recordó: “Lo vi excelente a Uruguay. Realmente vi a un equipo de rugby, donde lo que brillaba era el colectivo y no la individualidad. Ví a un grupo de amigos. Demostraron que el trabajo paga y que cuando las cosas se hacen bien a todo nivel, cuando todos tiran para el mismo lado, no hay límites”.

Carrasco Polo en la vida de Capó Ortega

“Carrasco Polo es algo muy importante en mi vida. Me formó como jugador, como persona, me ha dado muchos amigos que considero como hermanos. Me enseñó el respeto, el ser humilde; siempre va a tener un lugar muy especial en mi corazón y cuando vuelva a Uruguay con mi familia me gustaría ir a colaborar, a dar una mano con las escuelas de rugby y en todo lo que pueda, siempre que me lo permitan, claro”, concluyó.