Coronavirus en Uruguay
1409

Confirmados

37

Fallecidos

1180

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.936.041

Confirmados

759.844

Fallecidos

13.006.841

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Pancartas y gritos contra la directiva y jugadores del Barcelona tras perder 8-2 /// Argentina no comparte que la oposición venezolana no se presente a elecciones /// La impunidad de la dictadura, una herida sin sanar en Uruguay /// Estudiantes marcharon por el Centro de Montevideo en homenaje a Líber Arce /// Fiscalía imputó al agresor del militante del FA en Salto y a su hijo de 15 años
Deportes

5/04/2020 07:50

Un amor que pide a gritos un reencuentro

Por: Brahian Kuchman

Los hinchas del Nápoli de Italia se ilusionan con el regreso de Edinson Cavani, quien en pocos meses deberá decidir su futuro.

Un amor que pide a gritos un reencuentro

@sscNápoli.

Edinson Cavani finaliza su contrato el próximo 31 de junio con el París Saint-Germain y es un hecho que partirá del club, donde llegó en 2013 y se transformó en el máximo goleador histórico.

En esta última temporada, el ídolo de la afición navegó en un mar plagado de dudas además de haber sido víctima de repetidas lesiones que lo llevaron a perder su plaza como titular. Ello, sumado a la incorporación de Mauro Icardi, que a base de goles se terminó quedando con su puesto.

A los 33 años, Cavani se encuentra en condiciones de fijar un límite, de pegar un portazo y buscar un nuevo horizonte porque sus intenciones de unir las fuerzas en beneficio del equipo no tuvo el efecto deseado.

Ofertas tiene y son muchas, por supuesto. Qué equipo no va a querer disponer en su plantel a un goleador como Cavani, quien donde estuvo dejó su huella impresa en la red adversaria; incluso, en las mejores ligas del mundo.

El primer equipo al que se lo asoció como candidato a contratarlo fue Boca Juniors. En más de una ocasión, Cavani mostró su fanatismo por el club argentino y en una entrevista salió a decir que le gustaría "colgarse del tejido" como lo hacía su compatriota, el "Manteca" Martínez, en la época de los 90'.

Además del interés de Boca, su hermano y representante Walter Guglielmone, reveló este jueves que Palmeiras, Flamengo e Inter de Porto Alegre también quieren contar con el "Matador" en sus filas.

Es que, de acá hasta la fecha de su finalización de contrato en el PSG, aparecerán ofertas de todo tipo y color para Cavani, y no me caben dudas -si es que ya no le llegaron- que surgirán las típicas y conocidas propuestas millonarias de tierras asiáticas o de Estados Unidos.

Más allá de las ofertas concretas, rumores y los múltiples equipos que pueden tentar a Cavani, hay un club muy conocido por el "Matador", donde supo dejar su huella, que también lo busca y desea con ansias su regreso: el Nápoli.

Según el reconocido diario italiano TuttoSport, el presidente del club napolitano, Aurelio De Laurentiis, tiene en mente un contrato por 7 millones de euros por temporada para el regreso del "Matador", además de una prima de fichaje de otros 7 millones más si acepta firmar por tres temporadas.

Más allá de esta llamativa oferta económica que -según informan desde Italia- le propondrá el Nápoli en los próximos días, hay otros factores que probablemente corran a favor entre los sentimientos del propio Cavani para fijar su regreso al club.

El "Matador", quien jugó tres temporadas en el Nápoli desde 2010/11 a 2012/13, es considerado un ídolo del club y a fuerza de goles, se ganó una estatua junto a la de San Genaro, patrón de la ciudad.



En sus tres temporadas, Cavani fue la revelación explosiva del equipo napolitano incluso llegó a ser venerado como Diego Maradona por los fanáticos del conjunto del sur.

En su estadía en el club, los fanáticos llegaron a corear: "Cavani santo subito", retomando el eslogan dedicado al Papa Juan Pablo II, lo que evidenciaba la pasión que desataba el uruguayo en una ciudad que no vibraba así desde la era Maradona, cuando los napolitanos ganaron los Scudettos de 1987 y 1990.

En tres años que se vistió con la camiseta del Nápoli, el "Matador" jugó 138 partidos y marcó 104 goles quedando así como el quinto máximo goleador histórico del club por debajo de Marek Hamšík y Dries Mertens con 121, Maradona 115 y Attila Sallustro con 108.

Incluso, en la última temporada, Cavani se dio el gusto de convertirse en el Capocannoniere de la Serie A con 29 goles y se vistió de héroe absoluto del equipo. El salteño vivió -por lejos- su mejor año deportivo desde que había llegado a Europa y la hinchada napolitana se rindió a sus pies.

Después de consolidarse en la cúspide en una institución tan pasional como el Nápoli, Cavani partió al PSG para la temporada 2013/14 y su salida no solo sembró los mejores recuerdos en el club napolitano sino que dejó un vacío profundo en el hincha; ese dolor en el alma que solo un fanático lo puede explicar cuando un ídolo se va.

Ese lugar el "Matador" se lo ganó por méritos propios, porque el hincha de la tribuna -que suele ser el crítico más ácido- jamás entrega un premio de tanto valor a cambio de nada.

Su fidelidad en el campo de juego, su lealtad y su solidaria colaboración para construir optimismo en el plantel, además de su presencia ganadora en las redes adversarias, le hicieron merecedor de un reconocimiento especial en el Nápoli, un club de Italia al que muchos lo patentan de ser un equipo sudamericano por su pasión y su intensa manera de vivir los partidos.

Cavani no está entre la espada y la pared ni mucho menos para tomar su elección y decidir en qué equipo jugará a partir de julio de 2020. Es más, si el propio Edi decide no ir al Nápoli nada pasará; sus hinchas lo seguirán recordando con sus mejores momentos y su memorable pasaje por el club nadie lo borrará.

Sin embargo, Edi también sabe que si regresa al Nápoli tiene todo a su favor; volvería como un verdadero ídolo para la hinchada, algo que no se le da a cualquier futbolista, y con muchos desafíos por delante.

Más allá de haber marcado una multitud de goles, Cavani solo pudo lograr una Copa Italia con el Nápoli y quizás, conseguir más títulos, sea una cuenta pendiente en lo personal así como también poder quedar como máximo goleador histórico del club -está a 17 goles de igualar el récord-, algo que si alcanza lo retrataría para la eternidad.

Si bien Cavani ha llegado a una edad donde muchos futbolistas prefieren tomar el regreso a la liga de su país, o lo más cerca posible en la distancia, el "Matador" cuenta con un estado físico privilegiado como para seguir compitiendo al máximo nivel. Disponer de esta condición, sin dudas, deja inútil a la comparación de la edad con la alta competencia.

Volver al fútbol italiano o seguir jugando en Europa, probablemente, no signifique que todo sea color de rosas para Edi, y más conociendo sus sentimientos personales y de afecto por la familia, el campo y su sencillez para visitar a su Salto natal sin importar la dimensión de su figura mundial.

Sin embargo, no me caben dudas que al momento de decidir su futuro y sin tener que pensarlo demasiado, su balanza se incline -desde lo sentimental- para un regreso al Nápoli donde lo atesoran y tiene todo a su favor para seguir batiendo récords.

Definitivamente, sostengo que Cavani aún está a la altura del fútbol de élite y tiene mucho más para dar en Europa. Su profesionalidad, categoría, entereza física y condiciones técnicas así se lo exigen.

Esta oportunidad que se le presentó, de regresar al Nápoli, es única para terminar de confirmar su idolatría nada menos que en un equipo impulsivo, entusiasta y apasionado hasta por demás.