Coronavirus en Uruguay
789

Confirmados

22

Fallecidos

638

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
El saqueo gasolinero en Venezuela /// ¿Cuántas toneladas de residuos se generan en Montevideo? /// Té: una historia de amor que resiste el paso del tiempo /// Revelan el ángulo del asteroide que pudo acabar con los dinosaurios /// Rania de Jordania y Melania Trump, un duelo estilístico
Deportes

22/12/2019 11:10

Mundial de Clubes confirma, una vez más, la supremacía de los europeos

Por: Brahian Kuchman

El certamen, con este nuevo formato, se disputa desde 2005 con doce títulos para los europeos y solo cuatro para los sudamericanos.

Mundial de Clubes confirma, una vez más, la supremacía de los europeos

EFE.

Muy lejos quedó aquella paridad entre europeos y sudamericanos cuando ambos disputaban la Copa Intercontinental, desde 1960 hasta el 2004, para determinar al mejor equipo del mundo.

Tanto así, que desde que dejó de existir esta definición para pasar a disputar el Mundial de Clubes, los sudamericanos ganaron 22 finales contra 21 de los europeos.

Todo cambió a partir del surgimiento del Mundial de Clubes, que comenzó a disputarse en 2005. Justamente, a partir de esta época, el fútbol en el viejo continente como negocio solo ha ido creciendo y disparándose en cifras inimaginables.

Sus ingresos representan una jugosa mezcla que se obtiene principalmente por los derechos de televisión, por contratos publicitarios, por el valor de las entradas, por el merchandising y por todas las camisetas vendidas.

Los magnates multimillonarios tuvieron cabida en el fútbol europeo y lo transformaron en un negocio donde se vieron sumamente beneficiados los clubes más privilegiados.

El fútbol económicamente está agotando todos sus recursos y oportunidades y muchas veces vemos que no hay límites para gastar en jugadores, no hay balance entre el que más tiene y el que menos tiene.

Diferencia entre Europa y Sudamérica

La globalización y el negocio del fútbol, sin dudas, termina marcando una clara diferencia en el resultado deportivo entre los clubes poderosos económicamente y los más débiles en ese sentido.

Desde hace ya varios años los clubes europeos tomaron el monopolio del fútbol mundial al llevarse a las estrellas sudamericanas cada vez más jóvenes y por ende, han debilitado a los clubes de la Conmebol.

El poder económico de los clubes europeos, con los beneficios que produce la Champions League, los derechos de televisión y su infraestructura a nivel general, llevó a potenciar su fútbol a nivel de ligas y continental, y el equilibrio de fuerzas frente a los clubes sudamericanos prácticamente dejó de existir.

Está claro que para los equipos sudamericanos tampoco significa una quimera poder ganar el Mundial de Clubes, pero los números lo avalan de tal manera que de los 16 torneos jugados, los europeos se quedaron con 12.

Los títulos logrados por San Pablo (2005), Internacional de Porto Alegre (2006) y Corinthians (2012) se podrían catalogar como una hazaña circunstancial tendiendo en cuenta la brutal diferencia de poder económico que existe hoy en día entre los sudamericanos y los clubes del viejo continente.

Por cuestiones de patrocinio, la FIFA intentó cambiar el formato en el año 2005, y desde ahí todo cambió. El torneo actualmente, reúne a los equipos campeones de las competiciones internacionales de las seis confederaciones continentales: Asia, África, Concacaf, Conmebol, UEFA y Oceanía.

Mundial de Clubes, el claro reflejo

Si bien Sudamérica comenzó con fuerza la nueva versión del Mundial de Clubes, ganando las dos primeras ediciones con Sao Paulo en 2005 e Internacional de Porto Alegre en 2006, el resto de los torneos han sido favorables a los europeos.

A esos dos triunfos se le suma el de Corinthians en 2000 -en un primer intento por dar una proyección mundial que alcanzase a todas las confederaciones, pero no prosperó- y en 2012 siendo el de Corinthians el último título logrado por un equipo sudamericano en esta competencia.

El torneo del 2000, que Corinthians ganó como local y organizador, se lo podría considerar como una prueba al nuevo formato. En ese momento, al mejor club del mundo lo seguía proporcionando la Copa Intercontinental, que en ese año se disputó en paralelo. Boca venció 2-1 la final a Real Madrid y fue el campeón.

En los últimos 12 años, los equipos europeos se quedaron con 11 títulos salvo el que ganó Corinthians en 2012 tras vencer a Chelsea 1-0.

Todas las finales:

2000 Corinthians 0 (4) - 0 (3) Vasco Da Gama (torneo a modo de prueba)
2005 San Pablo 1–0 Liverpool
2006 Internacional 1–0 Barcelona
2007 Milan 4–2 Boca Juniors
2008 Manchester United 1–0 Liga de Quito
2009 Barcelona 2–1 Estudiantes de La Plata
2010 Internazionale 3–0 Mazembe
2011 Barcelona 4–0 Santos
2012 Corinthians 1–0 Chelsea
2013 Bayern Múnich 2–0 Raja Casablanca
2014 Real Madrid 2–0 San Lorenzo
2015 Barcelona 3–0 River Plate
2016 Real Madrid 4-2 Antlers F. C
2017 Real Madrid 1–0 Grêmio
2018 Real Madrid 4 Al-Ain F. C 1
2019 Liverpool 1 Flamengo 0

Real Madrid es el más ganador con 4 conquistas, Barcelona le sigue con 3, Corinthians tiene 2 (sumándose el del año 2000), Internacional de Porto Alegre, San Pablo, Milan, Manchester United, Inter de Milan, Bayern Munich y Liverpool suman 1.

En lo que se refiere a títulos por países, España suma 7 y lidera la tabla de campeones. Brasil tiene 4, Italia e Inglaterra 2 y Alemania 1.