Gobierno argentino defiende escrutinio ante acusación de manipulación

Mundo

14/08/2017 19:32

Gobierno argentino defiende escrutinio ante acusación de manipulación

La expresidenta Cristina Fernández exige contar todos los votos.

.El gobierno de Mauricio Macri defendió la "transparencia" del escrutinio provisional de las primarias para las legislativas de este domingo ante las acusaciones de presunta "manipulación" de los datos lanzadas por la expresidenta Cristina Fernández, quien exige contar todos los votos.

Las primarias, en las que se definieron qué candidatos podrán competir en los comicios legislativos del 22 de octubre, se saldaron con triunfos del oficialismo en trece de los 24 distritos electorales del país, pero con resultados muy reñidos en algunas provincias.

Ese es el escenario complejo que se ha dado en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral de Argentina, con el 37 % del total de los electores del país, donde, según el recuento provisional, hay un escenario de paridad entre el oficialista frente Cambiemos y el kirchnerista Unidad Ciudadana.

"Estas han sido elecciones muy transparentes", aseguró en rueda de prensa el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en respuesta a Fernández, quien acusó al gobierno, responsable del escrutinio provisional, de querer "manipular los resultados".

La polémica se suscitó en la noche de este domingo, cuando los primeros resultados daban ventaja a Cambiemos en terreno bonaerense, que luego se achicó y terminó en casi un empate con Unidad Ciudadana.

La carga de resultados se detuvo por completo en la mañana de hoy, contabilizado el 95,68 % de las mesas de votación en la provincia de Buenos Aires.

Con este nivel de recuento, la lista de candidatos a senadores de Cambiemos obtenía el 34,19 % de los votos y la de Unidad Ciudadana, encabezada por Fernández, el 34,11 %.

En un "mensaje a la ciudadanía" publicado en su perfil en Facebook, la exmandataria dijo que Unidad Ciudadana ganó la elección y no va "a parar hasta que se cuenten todos los votos".

En tanto, Leopoldo Moreau, candidato a diputado de Unidad Ciudadana, dijo en rueda de prensa que no harán "denuncias indiscriminadas de fraude" pero reclaman que se conozca el resultado de las cerca de 1.500 mesas no incluíadas en el recuento provisional.

Frigerio, por su parte, afirmó que no hubo "especulaciones" ni demoras en el recuento y que lo que tendrá validez legal será el escrutinio definitivo, a cargo de la Justicia electoral, que "empieza a las 48 horas del cierre de la elección" de este domingo y "puede durar entre diez días y dos semanas".

"Cuando la elección es reñida, como en la provincia de Buenos Aires, es muy sano esperar a que la Justicia determine en el escrutinio definitivo quién ganó y quién perdió", señaló.

Con la mira puesta ya en octubre, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, una de las principales dirigentes del oficialismo, resaltó la victoria del oficialismo "en todo el país y también en Buenos Aires".

Acompañada de algunas de las principales figuras de Cambiemos, Vidal dijo que el "cambio" que representa Mauricio Macri, quien llegó a la Presidencia argentina en diciembre de 2015, "ganó en todo el país".

Una lectura que no comparte Cristina Fernández, quien afirmó que "dos de cada tres argentinos les han dicho que no" al "ajuste" puesto en marcha por el Gobierno y que Unidad Ciudadana articula "una sólida mayoría alternativa" al Ejecutivo de Macri.

"Hoy todo el mundo habla de cómo frenar y poner un límite al Gobierno de Macri. Y nos alegramos de ello", dijo quien Gobernó Argentina entre 2007 y 2015.

EFE