Coronavirus en Uruguay
1409

Confirmados

37

Fallecidos

1180

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.936.041

Confirmados

759.844

Fallecidos

13.006.841

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Pancartas y gritos contra la directiva y jugadores del Barcelona tras perder 8-2 /// Argentina no comparte que la oposición venezolana no se presente a elecciones /// La impunidad de la dictadura, una herida sin sanar en Uruguay /// Estudiantes marcharon por el Centro de Montevideo en homenaje a Líber Arce /// Fiscalía imputó al agresor del militante del FA en Salto y a su hijo de 15 años
Sociedad

11/09/2019 11:47

Un peón murió durante la alerta naranja y trabajadores piden medidas

José Santos Gómez, de 58 años, recorría el establecimiento donde trabajaba en Cerro Largo cuando murió ahogado en una cañada.

Un peón murió durante la alerta naranja y trabajadores piden medidas

FocoUy

José Santos Gómez, un peón rural de 58 años, falleció en la madrugada del lunes cuando, durante la alerta naranja que azotó a todo el territorio nacional, murió ahogado en una cañada del establecimiento para el que trabajaba en Cerro Largo.

La muerte de Santos Gómez, denunciada por la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (Unatra), fue la gota que colmó la paciencia de los peones quienes reclamaron medidas.

La Unatra afirmó que, ante estas situaciones de trabajadores "cumpliendo directivas de trabajo a la intemperie con alertas meteorológicas vigentes y alta exposición a riesgos para la salud, seguridad y la vida", los empleados pueden ampararse en el derecho a no desempeñar sus tareas bajo estas condiciones.

"Cuestionamos la costumbre naturalizada en esta rama de actividad de dar directivas de trabajo a campo abierto durante la vigencia de las advertencias", disparó el gremio en una misiva enviada a los medios de comunicación.

Además de reclamar a patrones y empresarios, los trabajadores hicieron un llamado al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para que, a través de la Inspección General del Trabajo, lleve adelante fiscalizaciones y elabore un protocolo de actuación para "salvaguardar la seguridad de los trabajadores rurales".