Todo el sistema político firmará pacto ético contra noticias falsas

Sociedad

19/04/2019 13:59

Todo el sistema político firmará pacto ético contra noticias falsas

PIT-CNT

Enrique Iglesias respalda iniciativa de APU

Tabaré Vázquez y todos los ex presidentes respaldarán la iniciativa que apunta a una campaña limpia de desinformación.

El próximo viernes el presidente Tabaré Vázquez y los ex presidentes Julio María Sanguinetti y José Mujica estamparán su firma en el pacto ético promovido para que el sistema político se comprometa a no generar ni difundir información falsa.

Se trata de una iniciativa de la Asociacion de la Prensa Uruguaya (APU), a la cual adelantó también su adhesión el ex mandatario Luis Alberto Lacalle y los referentes de todos los partidos que participan en la actual campaña electoral.

El proyecto surgió luego que varios candidatos de distintas filas se vieran afectados por noticias falsas, divulgadas a través de la redes sociales.

El documento que se firmará incluirá en ese sentido diversos aportes realizados por los diferentes postulantes.

El “compromiso por una campaña limpia” recibió el respaldo del PIT-CNT. Según el secretario de Prensa y Propaganda de APU, Luis Curbelo, “nadie puede garantizar que no vaya a haber noticias falsas, lo que le pedimos a los partidos es que ni las generen ni las promuevan”.

Uno de los puntos que se acordó con los delegados partidarios fue evitar mencionar casos específicos en los que las noticias falsas hayan incidido en los procesos electorales.

Así, en procura de alcanzar el consenso, el documento final sostiene que el fenómeno de las noticias falsas es un “problema generalizado” a nivel internacional.

Al respecto una delegación de APU se reunió la semana pasada con el ex canciller Enrique Iglesias, que aseguró que un pacto de estas características es un caso “prácticamente único en el mundo”.

Según sus impulsores, Iglesias realizó gestiones al más alto nivel para incorporar a la UNESCO, a Google y a Facebook a la iniciativa.

En un cajón

Al tiempo que el sistema político asumió este compromiso, dejó por el camino la posibilidad de penalizar la generación y difusión de noticias falsas.

El senador frenteamplista Marcos Otheguy (Rumbo de Izquierda) había presentado el año pasado un proyecto de ley para crear un nuevo delito que castigue la desinformación para alterar los procesos electorales.

La principal innovación consistía en incorporar un inciso al artículo 191 de la ley de Elecciones (7812), y así penar la "desinformación a través de la divulgación de noticias falsas, de forma intencional y con el claro cometido de incidir en las campañas políticas".

En concreto, apuntaba a castigar con dos a cuatro años de penitenciaría la "desinformación mediante la utilización de plataformas digitales de comunicación global, de tecnologías de internet, de cualquier sistema informático o cualquier medio de comunicación o tecnología de trasmisión de datos, adecuada para alterar los resultados regulares de los actos electorales.

Esta disposición alcanza a toda noticia falsa comunicada a través de palabras escritas, canciones, símbolos, imágenes, grabaciones o videos, que idóneamente induzca a confusión a los electores”.

En diálogo con ECOS Otheguy expresó que no se pudieron construir los consensos necesarios para sacar adelante la iniciativa, para lo que no hubo voluntad política.

“Duerme en un cajón”, se limitó a responder sobre el destino de su proyecto.