Coronavirus en Uruguay
1300

Confirmados

37

Fallecidos

1048

Recuperados

Coronavirus en el mundo
18.784.479

Confirmados

707.255

Fallecidos

11.969.997

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Lema eliminó partida en Diputados y se ahorrarán $1.800.000 al año /// Christian Ferreyra pitará su sexto clásico entre Nacional y Peñarol /// Comisión Interamericana de DDHH pide no votar proyecto de Manini Ríos /// Guzmán Corujo se desgarró y se pierde el clásico del domingo /// Lacalle Pou: “Zumarán fue sinónimo de la vuelta a la democracia”
Sociedad

12/04/2019 13:53

Justicia da primera respuesta a padres de niño que murió en Hospital

Fue formalizada una enfermera por homicidio culposo de un niño de 2 años que falleció en el hospital de Mercedes por presunta mala praxis.

Justicia da primera respuesta a padres de niño que murió en Hospital

ASSE

La Justicia formalizó a una enfermera experiente que trabajaba en el hospital público de la ciudad de Mercedes por homicidio culposo de un niño de 2 años, que falleció en el centro de salud por una presunta mala praxis.

Ese 9 de enero de 2018 a los padres de Brandon Banegas Clavero nadie pudo explicarle cuáles fueron las causas del fallecimiento de su hijo y, desde un principio, su muerte fue calificada como dudosa.

El niño ingresó al centro de salud por una operación de adenoamigdalectomía, intervención por la cual se extirpan las amígdalas. Para tranquilidad de sus padres, muy jóvenes, de 23 y 19 años,a Brandon no se le presentaron complicaciones durante la intervención ni tampoco en el pos operatorio inmediato.

A las 16:50 horas la enfermera de iniciales I.W.V.F. registra la administración de la totalidad de la medicación indicada vía intravenosa. En la siguiente hora y cuarto el personal no volvió a controlar al pequeño y fue sobre las 18:15 horas, que su madre solicitó asistencia porque su hijo no respiraba, según informó el medio local Agesor y confirmó ECOS con el abogado de la familia, Pablo Vera.

Durante más de una hora los médicos efectuaron maniobras de reanimación en el pequeño: masaje cardíaco, ventilación con ambú y casi una hora después del aviso desesperado de su madre, tras no tener respuesta, constatan el fallecimiento del niño.

Brandon, era un niño que estaba fuerte de salud, había fallecido luego de una operación que no había presentado complicaciones. No había explicaciones para lo que había sucedido.

Luego de un año y cuatro meses de su fallecimiento, la Fiscalía formalizó a la enfermera que atendió y suministró la medicación por presunta mala praxis. Según lo que arrojaron los resultados de las pericias, la hipotensión arterial es la hipótesis más probable como causa de muerte del niño.

La enfermera habría administrado un medicamento, denominado etamsilato, sin disponer la administración lenta recomendada por el fabricante. En lugar de pasárselo por goteo en un período mayor a 30 minutos y diluido en un gran porcentaje de suero, se lo administró de forma directa, vía intravenosa y sin diluir.

Por estas razones, la Fiscalía solicitó como medidas cautelares por 120 días para la enfermera que trabajaba en el hospital de la Administración de los Servicios del Estado (ASSE), "Zolio A. Chelle" la fijación de domicilio y la prohibición de salir del país sin autorización previa y la retención de los documentos de viaje con el cierre de frontera aunque esta última medida no fue concedida por la Justicia.

Tanto los padres de Brandon como su defensa quedaron conformes con el primer paso dado por la Justicia. "Hoy la familia tiene un panorama más claro de cuál fue la causa de la muerte del niño y de quién pudo eventualmente haber sido el responsable de ese fallecimiento", dijo a ECOS el abogado, Pablo Vera.

Según el defensor, este se trata de un tema muy técnico de la materia medicina y la investigación depende en gran parte de las pericias que se efectúan. Por esta razón, este primer paso dado por la Justicia llevó más de un año. "Recién una vez que estuvieron las pericias se pudo tener un lineamiento para la investigación", explicó.

Vera estimó que la familia de Brandon deberá esperar al menos un año más para que se llegue a una sentencia condenatoria. Todos los casos tienen una particularidad. En este, si la línea de investigación de la Fiscalía se confirmara, sería un caso "muy evidente y grosero de mala praxis", señaló Vera.

"Si se actuó en la forma que se piensa, es una mala praxis que no obedece a un criterio o a una interpretación diferente, sino a una negligencia. En ese caso, te diría que prácticamente tendría que ser catalogado, en vez de culposo, como doloso", añadió.

La enfermera en todo momento declaró su inocencia. Afirmó que los medicamentos recetados por el médico fueron aplicados en forma adecuada, pero las pericias que hasta ahora indican lo contrario. Todo apuntaría a que no fue la forma adecuada de aplicar un medicamento.