Coronavirus en Uruguay
304

Confirmados

1

Fallecidos

Coronavirus en el mundo
665.025

Confirmados

30.946

Fallecidos

Se confirmó el primer muerto por coronavirus en Uruguay /// Avión trasladó desde Montevideo a 288 pasajeros europeos varados /// Hay 30 nuevos casos de coronavirus /// ¿Qué música escuchan los uruguayos en tiempos de pandemia? /// Alejandra Heredia, la profesora que no para sus clases pese al coronavirus
Sociedad

1/02/2019 13:16

Buscan al supuesto femicida de la mujer cubana de 36 años

"Luisi, agarré a Jaqueline por el pelo y la maté", fue el mensaje del homicida; la mujer era muy tranquila y su marido un tipo muy celoso.

Buscan al supuesto femicida de la mujer cubana de 36 años
La Unidad de Investigaciones de la Zona Operacional y un equipo de Policía Científica trabajan sobre el presunto femicidio ocurrido en una precaria vivienda ubicada en Camino Anaya y Mario Pérez, en Paso de la Arena.

La pareja de cubanos, que tenía una diferencia de edad y estaban casados desde hace varios años, tenía discusiones frecuentes y fuentes policiales vinculados a la investigación señalaron a este portal que el hombre era, según los testimonios recogidos, "una persona con mucho carácter y celoso".

"Jacqueline era una mujer muy tranquila, trabajadora y callada. En su media hora de descanso solo hablaba por teléfono con sus hijas (dos mujeres que están en Cuba) y volvía al trabajo. Ella ya había comentado que su marido era un tipo muy celoso y que no le gustaban sus compañeros de trabajo", dijo a este portal una fuente de Avícola del Oeste, la empresa que empleaba a ambos cubanos a escasos metros de la vivienda donde ocurrió el crimen.

La víctima y el supuesto asesino no eran empleados formales de la Avícola, sino que habían llegado a trabajar en sus galpones gracias a una empresa externa que coloca extranjeros en plantas industriales.

"La relación con las empresas es así, ellos me llaman cuando necesitan personal para cubrir vacantes y yo busco en contactos de extranjeros que tienen varias personas disponibles para trabajar. Hoy el fenómeno de la inmigración es muy fuerte y viene mucha gente con una mano atrás y otra adelante dispuesta a trabajar. Así se dio el vínculo con estos cubanos, que están en caja y aportan, aunque el vínculo una vez que los colocamos es mínimo", dijo a este portal Fernando Díaz, director de la empresa de colocación.

Díaz dijo que estaba en su casa, próximo a cenar, cuando se enteró del crimen mediante una llamada por teléfono.

"No lo podía creer cuando me enteré. A esta pareja y al resto de cubanos que trabaja en la zona les conseguimos una casa, camas, colchones, un calefón y utensilios de cocina para que se puedan instalar. Es gente que viene a trabajar sin nada. Les dimos una mano para que salieran adelante por medio del trabajo y enterarte de una cosa así te descoloca", agregó Díaz.

Para el representante laboral de este contingente de cubanos el hombre ya había manifestado signos claros de violencia hacia su pareja.

"Según me comentaron algunas de las personas de su círculo este hombre ya había amenazado con matar a la mujer", sentenció.

El supuesto matador le envío a su yerno y a su hija un mensaje que decía "Luisi, agarré a Jaqueline por el pelo y la maté".

Fue a raíz de ese mensaje que su yerno dio aviso a la Policía para que las autoridades allanaran la vivienda. Los investigadores encontraron una escena del crimen espeluznante, con el cuerpo de Jacqueline escondido debajo de la cama matrimonial.

El caso lo tomó la Fiscal de Delitos Sexuales de primer turno, Alba Corral, quien ordenó el inmediato cierre de fronteras y una identificación fehaciente del agresor.

Según las fuentes policiales consultadas es factible que el hombre se haya fugado al interior del país pero confían en poder atraparlo ya que no cuenta con el dinero para ir muy lejos por sus propios medios.

Este viernes los trabajadores de la avícola y los representantes de la empresa que acercaron a los cubanos hicieron una colecta para reunir fondos con la intención de cremar el cuerpo de la mujer y enviarlo a Cuba una vez que concluyan las investigaciones y las pericias forenses.

La pareja de cubanos llegó al país hace tres meses y no se habían registrado denuncias por violencia doméstica previas al asesinato. Según los registros con los que cuenta la empresa, la víctima tenía 36 años y el hombre 54 años.