Papá de Hernán: "¿Dos años por quitar una vida? ¿Matan y ya está?"

Sociedad

27/12/2018 12:39

Papá de Hernán: "¿Dos años por quitar una vida? ¿Matan y ya está?"

Twitter

"Se burlaron de Hernán y de nosotros. Desde que pasó todo ha sido un infierno", dice Eduardo Fioritto.

"Sinceramente es una burla, se burlaron de Hernán y de nosotros", dice a ECOS resignado Eduardo Fioritto. "Sacaron las armas y tiraron, fue un acto de cobardía y nos causa, aparte de dolor, impotencia. Todavía dos años y ya está. Matan a una persona y dos años. No puede ser", prosigue el padre de Hernán, el joven de 21 años que salió de su casa para festejar el 28 de setiembre de 2016 por el aniversario de Peñarol, en la plaza de Santa Lucía y nunca más regresó.

Antes de Navidad, 15 de los 16 hinchas de Nacional procesados por la muerte de Hernán fueron liberados. La antigua fiscal del caso, Mónica Castro, se mostró "indignada" con la decisión de la fiscal adscripta de Las Piedas, Alba Regueira. Pese a esto, el juez de Santa Lucía, Humberto Verri consideró "suficiente" el tiempo que los imputados estuvieron en prisión, dos años, según informó El Observador.

"¿Dos años?", se pregunta una y otra vez Eduardo, buscando una respuesta imposible de encontrar. "Creo que la Justicia se equivocó, le erraron feo. Van a tener que rever la situación y tomar la medida pertinente porque no puede ser", afirma.

"Fue algo premeditado. Esto no puede ser ¿Dos años por quitar una vida? Imposible", insiste. "En otro país los habrían condenado a cadena perpetua, solamente acá en Uruguay...", sostiene Eduardo.

Cuenta que "desde que pasó lo de Hernán ha sido un infierno" su vida y también la de su señora e hijos. "Se nos dio vuelta la vida, ya no le encontramos motivación a nada", confiesa. Todos han estado en mano de psicólogos durante este tiempo. "Tenés que buscar ayuda porque solo no salís", dice. "Era un muchacho que regalaba salud", expresa.

Enfrentar las fiestas desde que Hernán falleció es muy difícil para toda la familia, con esta noticia son aún "más horribles". "Sinceramente estamos pasando por una situación bastante complicada todos. Esto nos ha destruido la vida y todavía tenemos seguir soportando estas cosas", señala.

En estos días Eduardo no ha querido prender la televisión, tampoco la radio, porque no quiere calentarse más. No sabe que el juez Verri consideró que la prisión por dos años para los implicados en el asesinato de su hijo "fue suficiente".

"Esto no puede quedar así", repite. Confiesa que en este momento no tienen abogado, tampoco han hablado con nadie. "Espero que la Justicia reaccione y actúe como debe ser", concluye.

La Justicia decidió que los implicados no siguieran en prisión porque hasta el momento la Fiscalía no había realizado ninguna acusación y el nuevo Código del Proceso Penal dispone que "cesará la prisión preventiva" para quienes estuvieran más de dos años en prisión sin acusación.

Luego de esta decisión, el fiscal de Corte adjunto, Ariel Cancela, pedirá a la fiscal de Las Piedras que informe "detalles del caso" y que "fundamente la decisión" que culminó con la liberación de los procesados por homicidio.

Un único implicado permanece en prisión porque se entregó en enero de 2017, y, por ende, aún no ha cumplido el plazo de dos años. Los restantes quedaron en libertad. Deberán cumplir arresto domiciliario por tres meses de viernes a domingo entre la hora 8 y las 20 horas. Además, tienen prohibido acercarse a 500 metros de espectáculos deportivos y a un kilómetro de la plaza de Santa Lucía.