Coronavirus en Uruguay
456

Confirmados

7

Fallecidos

123

Recuperados

Coronavirus en el mundo
1.503.776

Confirmados

87.899

Fallecidos

332.594

Recuperados

"Caudillo siempre, Luis Alberto de Herrera" /// Salto: operativo detectó vehículos de Brasil con cargamento de camping /// Gremios de la industria láctea piden que Estado asuma suba de la leche /// McCartney, Maluma y Lady Gaga darán un concierto solidario por COVID19 /// Mutualistas privadas enviaron a 971 trabajadores al seguro de paro
Sociedad

13/11/2017 16:03

"Escrache" a Iglesia del Cordón fue "espontáneo" y "no acordado"

Desde la organización del evento no se condenó el episodio pero se deslindaron responsabilidades. Fue denunciado por Sturla.

"Escrache" a Iglesia del Cordón fue "espontáneo" y "no acordado"

ICM (del Facebook de EMU)

El "escrache" que la Iglesia Católica de Montevideo (IGM) denunció que sufrió el templo del Cordón, en 18 de Julio entre Tacuarembó y Vázquez, durante la última jornada del Encuentro de Mujeres de Uruguay (EMU), el 5 de noviembre, fue algo "espontáneo", que "no había sido acordado" por la organización del evento, pero que "tampoco fue reprimido", según le dijeron a ECOS portavoces y participantes de EMU.

"El EMU fue un conjunto de actividades y esto (el escrache) no fue algo que estaba previsto. Es parte de lo que puede pasar en una organización de este tipo", señaló Florencia Anzalone, una de las integrantes de la comisión organizadora del evento.

"No había una cúpula ni un acuerdo por ese tipo de acciones. No fue acordado. El acuerdo era que cada una se expresara como sentía. Tampoco hubo represión del resto de colectivo a esa acción. Y dentro del feminismo hay quien piensa que esa forma de expresarse es un camino", dijo a su vez Cecilia Menéndez, de la Coordinadora de feministas y del Grupo Minerva.

El viernes 10, en radio Oriental, el cardenal Daniel Sturla, se refirió a esta manifestación del EMA en términos críticos. Indicó que a la salida de la Catedral Metropolitana, en la Plaza Matriz, una participante de ese encuentro "que se identificó como argentina" se le acercó y le gritó: "curas pedófilos, Iglesia basura, no apoyan el aborto pero sí a los pedófilos".

Unas cien mujeres que marcharon por 18 de Julio entonaron “Iglesia, basura, vos sos la dictadura” como uno de los cánticos, agregó Sturla. Finalmente, cuando la manifestación pasaba frente a la iglesia del Cordón, "dos mujeres saltaron las rejas y grafitearon los muros del templo con consignas -por tercera vez- contra la Iglesia y 'volvieron a salir tan campantes', 'Todo eso está filmado y parte de estas leyendas y fotos fueron subidas a Facebook. Y no ha pasado nada'", agregó quien también es el arzobispo de Montevideo, según consignó la ICM en su sitio web.

En esa misma intervención, Sturla habló de profanación, de abuso de "una respuesta serena y pacífica", de "escarnio del sentimiento católico" de parte de la población y de ataque a la "tolerancia", "libertad" y "pluralidad". Finalmente, lamentó que "parecería que a la Iglesia católica sí se le podría pegar, pero no a otras instituciones o religiones".

Ninguno de los integrantes de la marcha consultadas por ECOS dijeron saber si las dos mujeres encapuchadas -que, efectivamente, quedaron registradas en la cuenta de Facebook del EMU, ellas y graffitis favorables al aborto- pertenecían a algún colectivo o si actuaban individualmente. "En todo movimiento político hay gente que tiene determinadas perspectivas y otros que no. Cada una sabe lo que hace. Yo, particularmente, no quiero argumentar en contra de las compañeras", indicó Menéndez.

Al EMU asistieron unas mil mujeres, incluyendo visitantes de países de la región, en tres jornadas -3, 4 y 5 de noviembre- en las que se desarrollaron distintas temáticas -salud sexual y reproductiva, salud, educación, trabajo, maternidades, cultura, trabajo sexual y explotación sexual, violencia patriarcal y feminicidio, entre otras- y actividades recreativas y artísticas. Debido a eso, Anzalone lamentó el destaque que tuvo este aspecto puntual: "Eso pasa siempre, los medios destacan 'detalles' de los episodios que generan mala fama sobre un movimiento que fue súper rico y súper interesante".

Sobre las fotos, Anzalone dijo que la cobertura de los registros audiovisuales se hizo de forma "colaborativa" en la cuenta del EMU. Y sobre el episodio, señala que colectivamente no se tomó ninguna postura.

"Mi opinión personal es que se puede estar a favor o no de esa iniciativa. Las evaluaciones son individuales. La opinión pública también juega. La Iglesia es una institución que tiene un pasado y a veces un presente violento o intolerante. No sabría qué decirte...", agregó.

"Es violento e intolerante"



Si bien desde la organización no se condenó el episodio, no hay una opinión unánime al respecto. Desde afuera, otras organizaciones feministas, que no participaron de ese encuentro, tuvieron visiones más críticas.

Andrea Tuana, una de las portavoces de un heterogéneo colectivo de organizaciones no gubernamentales y grupos de mujeres, conformado bajo el nombre de Intersocial Feminista, que no participó como tal de ese encuentro, señaló que en el conjunto de las organizaciones embanderadas con esa causa "hay algún sector que toma medidas con las que muchas de nosotras no estamos de acuerdo, por eso no estamos todas en ese mismo espacio".

Tuana, presidenta de la ONG El Paso, comprometida con los derechos humanos de menores y mujeres, no comparte acciones como la pasada. "Fue violento e intolerante. Lo único que hace es cuestionar al movimiento feminista, que lo que busca es la justicia social y la igualdad entre hombres y mujeres. Eso que pasó es injusto para los que militamos cotidianamente", concluyó.