Coronavirus en Uruguay
1384

Confirmados

37

Fallecidos

1157

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.423.897

Confirmados

744.649

Fallecidos

12.631.548

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Argentina: precios al consumidor aumentaron 42,4 % interanual en julio /// El rugby posterga su regreso /// Israel y los EAU acuerdan establecer lazos diplomáticos, anuncia Trump /// Asesinaron a un hombre de un disparo en la cabeza en Piedras Blancas /// Azucena Arbeleche fue nominada para Comité de Desarrollo del BM y FMI
Sociedad

17/10/2017 15:47

Politólogos coinciden: existe gran descontento ante sistema político

Por: Lucía Cuberos

Tras la renuncia del vicepresidente Raúl Sendir, la intención de voto del Frente Amplio alcanzó el 31%, según la última encuesta de Cifra.

Politólogos coinciden: existe gran descontento ante sistema político

Presidencia

El oficialismo aumentó su intención de voto en siete puntos desde julio de 2017, pasando de tener el 24% de intención a alcanzar un 31% en la última encuesta de Cifra realizada entre el 22 de setiembre y el 5 de octubre.

El estudio recogido por Telemundo indica que la resolución de la renuncia del vicepresidente Raúl Sendic pareció ser un factor de recuperación de la intención de voto para el Frente Amplio (FA). Igualmente, Adriana Raga, directora de Cifra, indicó a ECOS que ésta es una de las hipótesis que se desprende del estudio, aunque también existen otros factores que influyeron en los resultados de la encuesta.

“Es una de las cosas que notamos que le interesaba a las personas, pero nada es mecánico. La gente lo que siempre hace con el voto es equilibrar los problemas con las potenciales soluciones que pueden ofrecer otros partidos. Además, como falta mucho, no hay candidatos definidos y el voto es una sensación térmica que no compromete a nadie”, explicó.

Por su parte, Juan Carlos Doyenart, director de Interconsult, sostuvo que el FA “había llegado a un piso con la crisis de Sendic”, por lo que su renuncia “despejó una serie de nubarrones y transmitió a la gente que el Frente estaba recuperando el control”.

Eso lo hizo ubicarse nuevamente en los valores en los que estaba antes de que ocurriera, señaló Doyenart, "aunque no quiere decir que la gente piense que se acabaron los problemas. Sigue habiendo un malestar muy grande con la gestión del FA, tanto por la crisis que generó el vicepresidente como por las denuncias de ASSE, Ancap, etc.”

Aseguró que ese 31% de intención de voto continúa siendo muy bajo ya que si se compara con igual periodo de hace cinco años (dos años antes de las elecciones de 2014), su intención de voto se ubicaba en un 40%.

“Claramente está siendo castigado por su electorado. Eso no significa que tenga perdida las elecciones, aún faltan dos años. Pero de todas maneras, existe en términos generales un descontento muy grande de la gente hacia todo el sistema político”, afirmó el especialista.

Por otro lado, el investigador del Instituto de Ciencias Políticas, Daniel Chasquetti, coincidió en que es probable que el electorado frentista “esté muy enojado”, por lo que vieron con buenos ojos la resolución interna de la crisis de Sendic. Y si bien estuvo de acuerdo en que las cifras de intención de voto del oficialismo eran bajas (lo cual atribuyó a que este periodo de gobierno no fue tan productivo en materia de resultados en políticas públicas como los anteriores), sostuvo que es una buena situación.

“Si estos datos se confirman, igual creo que la intención de voto es muy buena para el FA, dado todo lo que ocurrió y teniendo en cuenta que todavía falta tiempo para las elecciones”, dijo Chasquetti.

Según Cifra, al partido de gobierno le sigue en intención de voto el Partido Nacional (PN) con 26%, el Partido Colorado (PC) con el 6%, el Partido de la Gente con el 3% y el Partido Independiente con el 2%.

Los nacionalistas obtuvieron la misma cifra entre julio y octubre de este año, manteniendo el 26% en intención de voto. Este número es menor incluso al recogido en octubre del año pasado, cuando se marcó un 29%.

Ante eso, el politólogo Antonio Cardarello afirmó que los blancos no lograron capitalizar los descontentos hacia el oficialismo para lograr más votos. “Con todos los sucesos que ocurrieron podrían haber revertido la situación, pero cuando terminó el asunto de Sendic, el Partido Nacional se vio envuelto en sus propias denuncias de corrupción y de planteos en el Tribunal de Conducta Ética, así como en diversos conflictos internos entre sectores”, explicó.

Por eso, según el experto, las cosas de alguna manera “se emparejaron”, dado que todos los partidos políticos tuvieron problemas importantes: por ejemplo, el Colorado con el Cambio Nelson, el Frente con Sendic y las tarjetas corporativas y el Nacional con las denuncias hacia el intendente Agustín Bascou del diputado Wilson Ezquerra.

“La mayor preocupación es que esto genera un descontento general hacia las instituciones políticas, lo cual en el mediano plazo es riesgoso para la convicción democrática”, dijo Cardarello.

Por su parte, Doyenart también sostuvo que existe “un descontento básico con todo el sistema político” y que hay un sentimiento que la clase política “defrauda a la gente”.

Indecisión = descontento

El guarismo más alto de la intención de voto es el de los votantes indecisos (32%), lo cual, según los expertos, refleja un enorme malestar de las personas, quienes “no saben a quién votar”.

Para Adriana Raga, el crecimiento de los indecisos es una forma de protesta por parte de la población. De alguna forma, la ciudadanía considera que ningún líder es el adecuado.

Por otro lado, Doyenart aseguró que si bien el electorado está castigando al Frente, no quiere decir que premie a la oposición, por lo que no está habiendo un traspaso de los votos.

“La caída del Frente ha quedado diluida en partidos menores y sobre todo en gente que no sabe qué votar, cifra que es históricamente alta. Considero que hay una crisis política en el país que la acentuó la crisis del oficialismo, pero el descontento es general. Lo peor que le puede pasar a una sociedad es que la gente no tenga a quién votar y creo que estamos pasando por una etapa así”, explicó Doyenart.

En comparación con cifras de octubre de 2012, el Frente Amplio tenía 5% más de intención de voto que ahora. En cuanto a la oposición, el PN aumentó un 5% pero el PC presentó la mayor pérdida, habiendo pasado de 17 % en 2012 a 6% en la actualidad.

Aprobación de la gestión

En la encuesta, Cifra también consultó sobre el desempeño de Tabaré Vázquez como presidente. En ese sentido, el 44% dijo desaprobar la gestión, mientras que el 26% la aprueba y el 20% no opina.

Entre los frenteamplistas, el 62% aprueba la gestión de Vázquez, y entre los nuevos votantes la aprueba el 35%. Por otro lado, entre los votantes del PC el 26% la aprueba y el 56% la desaprueba, al tiempo que de los votantes del partido blanco, solo el 6% aprueba la gestión de Vázquez y el 67% la desaprueba.

Según explica el informe, en los últimos 27 meses el mandatario pasó de 58% en simpatía a 51%, aunque su punto más bajo fue en junio del año pasado cuando cayó a 44%. Asimismo, la aprobación de la gestión pasó del 51% en julio de 2015, su punto más alto, al 36%, cuatro puntos más que la medición de julio de este año.