Coronavirus en Uruguay
1286

Confirmados

36

Fallecidos

1011

Recuperados

Coronavirus en el mundo
18.303.806

Confirmados

695.118

Fallecidos

11.476.372

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Adolescente de 16 años grave tras ser baleado en la vía pública /// Nacional y Peñarol jugarán sin público pero rodeados de policías /// Trump afirma que la explosión en Beirut parece un "ataque" con "bomba" /// Argentina supera los 4.000 muertos por COVID-19 /// Más de 100 desaparecidos y miles sin casa tras explosiones en Beirut
Sociedad

12/10/2017 10:14

El Zoológico de Villa Dolores y una reforma que nunca llegó

A tres años del cierre del establecimiento, aún no comenzaron las obras de remodelación impulsadas por la Intendencia de Montevideo.

El Zoológico de Villa Dolores y una reforma que nunca llegó

Intendencia de Montevideo

En el Zoológico de Villa Dolores aún permanecen más de 400 animales a tres años de su cierre al público. “El tigre permanece dentro de una jaula con reducido espacio para moverse”. “Un lobo marino está solo, con poca agua en su estanque y presenta reacciones que se corresponden con un animal estresado”. Estos son algunos de los ejemplos planteados por la Comisión de Medio Ambiente y Bienestar Animal del CC5 en relación a la situación actual del establecimiento.

Según el informe, desde que el zoológico cerró sus puertas en 2014 las modificaciones prometidas para mejorar el lugar “han sido mínimas y en algunos casos inconvenientes”. A su vez, indica que las obras comenzadas no fueron finalizadas y muchas zonas “muestran signos de abandono”.

La Intendencia de Montevideo destina anualmente un poco menos de 10 millones de pesos para el mantenimiento de los animales y de la estructura. Sin embargo, los vecinos sostienen que “no brinda ningún retorno a la sociedad”.

Además, reclaman que la situación de los animales no es la adecuada, ya que aseguran que por ejemplo, el espacio destinado para los jaguares se encuentra aún en ejecución, con estos ejemplares ocupando el recinto. “En el momento en que nos acercamos a este espacio se pudo constatar un gran estrés de estos animales, más marcado aún en el ejemplar hembra”, relatan en el documento.

Por otro lado, aseguran que un ejemplar de cebra macho “en su pleno potencial sexual y reproductivo hostiga a un dromedario hembra”, al ser el único animal de dicho sexo cercano a él. A su vez, la zona de venados de campo “está absolutamente superpoblada por falta de espacio y control reproductivo”.

Igualmente, a través del informe señalan que si bien el estado de salud desde el punto de vista físico parecería correcto, “no ocurre lo mismo con su estado de salud psíquica", ya que la gran mayoría de ellos demuestra un fuerte estado de "ansiedad, estrés y manifestaciones de soledad”.

Desde la Comisión reclaman que los animales “requieren sensibilidad y respeto por parte de toda la sociedad” y aseguran que “no se está teniendo en cuenta su bienestar”, por lo que solicitan que los diferentes ejemplares sean trasladados al Parque Lecocq o que se reabra Villa Dolores, ante una situación que “empeora y en forma grave”.

Respecto a este tema, el director del Sistema de Zoológicos de Montevideo, Eduardo Tavares, dijo a ECOS que el que los animales no estén en condiciones adecuadas “es algo muy relativo”. Según el especialista, es cierto que algunos ejemplares se encuentran en recintos "un poco pequeños", pero eso "no significa que estén pasando mal o sufriendo".

“Seguramente podrían estar mucho mejor, pero no quiere decir que hoy estén en mal estado. Todo lo contrario, están muy bien alimentados y muy bien de salud”, aseguró.

Cuestiones políticas

La Comisión indicaba que los animales habían quedado como “rehenes”, al ser víctimas de los diferentes problemas que impidieron que en más de tres años no se efectivizara el proyecto de mejora impulsado por la Intendencia de Montevideo.

Consultado acerca de los motivos que llevaron a esta situación, Tavares indicó que una de las causas principales para el enlentecimiento de las obras fue el último cambio de gobierno en 2015.

“El zoológico se empezó a remodelar, después con el cambio de gobierno se generó un impasse, porque la nueva administración revió la situación. Luego se decidió continuar con el proyecto pero primero tienen que aparecer los rubros y la plata”, dijo Tavares.

Para el director, “hubo un momento en el que se podía haber avanzado mucho”, que fue cuando se impulsó un proyecto del Fondo Capital que no alcanzó los suficientes votos para su aprobación. A través de éste, se había evaluado incluso la posibilidad de retirar a todos los animales y crear un zoológico virtual, pero la administración de Daniel Martínez resolvió volver al proyecto original.

“Si hubiera salido lo del Fondo, que implicaba millones de dólares, el proyecto de Villa Dolores ya estaría muchísimo más avanzado”, opinó. Igualmente, aseguró que en estos días se espera lanzar las licitaciones para comenzar con las nuevas obras, ya que desde el cierre “no ha habido ninguna”.

Solo se han hecho acciones de mantenimiento de las estructuras y de los animales, reconoció Tavares, pero indicó que “se está permanentemente trabajando sobre lo que ya hay”.

Condiciones

La idea del cierre de Villa Dolores era poder reacondicionar los espacios y convertirlo en un parque abierto con menos especies en ambientes más grandes, logrando un cambio radical de la concepción de zoológico, dijo Tavares.

“Eso es lo que va a pasar con Villa Dolores. Y por lo menos vamos a tratar de que a fines del año que viene se pueda abrir un 70% de lo proyectado”, afirmó.