En 2019 se confirmó un caso de dengue importado cada cuatro días

Salud

18/01/2019 13:10

En 2019 se confirmó un caso de dengue importado cada cuatro días

OMS

El mosquito está presente prácticamente en todo el país y el verano es la época más propicia para contraer la enfermedad.

En lo que va de 2019 hubo cinco casos de dengue, todos importados, reportados al Ministerio de Salud Pública (MSP), lo que significa que, en promedio, se confirmó uno cada casi cuatro días.

Uruguay cerró en 2018 su segundo año sin ninguna persona que haya contraído el virus del dengue -que se transmite por la picadura de mosquitos- en el país. Fue en 2016 cuando se confirmó el primer caso de dengue autóctono y ese año se registraron unos 20 más. Pero luego, se logró revertir la situación.

Sin embargo, la directora de Zoonosis y Vectores del MSP, Gabriela Willat, advirtió que "el mosquito está presente prácticamente en todo el país". Quizás, los índices son un poco más elevados en el litoral norte, pero "está presente en prácticamente todos lados", aseguró en diálogo con ECOS.

Por lo tanto, en los lugares con mayor cantidad de personas y de descuidos que impliquen, por ejemplo, dejar recipientes con agua, "se van a concentrar más cantidad de casos", señaló Willat.

El verano es la época más propicia para contraer esta enfermedad infecciosa que es transmitida, principalmente, por el mosquito Aedes Aegypti. Por eso, Willat sostuvo que es importante que la población "consulte al médico rápidamente" ante los primeros síntomas que pueden ser estado gripal, fiebre y dolores musculares, sobre todo si hay un antecedente de viaje.

En este momento, el Ministerio "está atento" a las situaciones que se puedan registrar pero no existe una preocupación puntual entorno al tema, dijo a este portal el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian.

Willat sostuvo que en estos dos últimos años en la región "llamó la atención el bajo número de casos de dengue, fundamentalmente en Brasil, donde se detectaron 1.500.000 en 2016 y la cifra descendió, tanto en 2017 como 2018 a 400.000".

Pero la directora afirmó que esta es "una enfermedad que se da en forma cíclica" y cada cuatro o cinco años se registra un pico. "Vemos que ese descenso, en realidad, en cualquier momento puede revertirse", indicó.

Por ello, la jerarca hizo referencia a la importancia de la prevención. "Tenemos herramientas para tomar precauciones", sostuvo y, recordó que los mosquitos infectados no solo trasmiten el dengue, sino también zika y chikungunya.

Incluso, alertó que pueden llegar a trasmitir la fiebre amarilla. La región "está en alerta por este tema" porque "es un problema que hoy está presente en Brasil" a pesar de que, por ahora, la enfermedad se contrae por intermedio de "mosquitos silvestres", explicó.

Los seres humanos infectados son los principales portadores y multiplicadores del virus, sirviendo como fuente para los mosquitos no infectados. En este sentido, además de no exponerse en los horarios de mayor actividad del mosquito -de mañana temprano y de tardecita- el uso de repelente es fundamental.

Durante los viajes también se recomienda utilizar repelente, pero es muy importante prolongar el uso por unos diez días más a la vuelta, ya que se puede regresar enfermo aunque todavía no se hayan presentado síntomas, explicó Willat.

El virus circula en la sangre de las personas en un período que va desde dos a siete días y los mosquitos no infectados pueden adquirirlo durante este período cuando pican a quienes ya lo contrajeron. Tras la incubación del virus estos estos son capaces de transmitirlo para el resto de su vida durante la picadura y la alimentación.

El único método de controlar o prevenir la transmisión de los virus del dengue consiste en la lucha contra los vectores. El Aedes Aegypti es un mosquito netamente doméstico. Por esta razón, el Ministerio todos los años insiste a la población en tener la precaución de eliminar, dar vuelta o verter productos como el cloro en los recipientes donde se pueda juntar agua para que la larva no pueda reproducirse.

Aproximadamente un 40% de la población mundial corre el riesgo de contraer la enfermedad, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El dengue se considera una enfermedad grave similar a la gripe. Si bien raramente causa la muerte, los factores predisponentes o las enfermedades prexistentes "pueden complicar los cuadros", señaló Willat.

Otro elemento a tener en cuenta es que el antecedente de haber padecido la enfermedad y volver a contraerla también puede traer como consecuencia que la situación del paciente se torne de mayor gravedad.

El dengue es causado por cuatro virus diferentes, pero estrechamente relacionados. Después de recuperarse de la infección de uno de ellos, la persona adquiere inmunidad vitalicia contra ese virus, pero eso no significa que no pueda tener dengue otra vez.