Coronavirus en Uruguay
1309

Confirmados

37

Fallecidos

1065

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.065.273

Confirmados

713.911

Fallecidos

12.203.812

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
El enojo de Di Candia con una cuenta anónima de Twitter: "Gil de goma" /// Martínez y Villar están dispuestos a reunirse con Lacalle Pou /// Larrañaga se fue conforme del Estadio Centenario con el operativo /// José Mujica a fondo: "La izquierda suele caer en el infantilismo" /// El fútbol uruguayo se unió para pedir justicia por Andrés Pollero
Economía

24/06/2020 11:34

La inflación en Uruguay y su impacto en la economía

La presente tendencia al alza de la inflación constituye un fenómeno preocupante para la región a corto plazo.

La inflación en Uruguay y su impacto en la economía

Pixabay

Tras la reciente crisis sanitaria que ha afectado a una gran parte de la población, los diferentes gobiernos e instituciones han tenido que ponerse manos a la obra para intentar recuperar, en cierta medida, la normalidad. Sin embargo, en Uruguay, no podemos dejar de mencionar una inflación que ha llegado ya a los dos dígitos, a consecuencia del impacto del Coronavirus en su economía. Este hecho contrarresta las tendencias de otros países con un interés por debajo de lo normal antes de la pandemia, llevando a muchos bancos centrales a imprimir más dinero.

La presente tendencia al alza de la inflación constituye un fenómeno preocupante para la región a corto plazo. El reciente incremento de los productos fundamentales un 4,4% y de los servicios básicos un 6,6%, sin tener en cuenta los servicios y tarifas tanto de agua como de gas, que han subido en una gran proporción, afecta de manera directa a los ciudadanos de a pie. Estos cuentan con una renta más baja al tener que disponer de más dinero para obtener los mismos recursos que solían obtener antes de la crisis, por lo que los ingresos o ahorros de estos son menores.

El incremento de la inflación es considerado uno de los peores y más regresivos impuestos, ya que afecta notablemente a aquella parte de la población más desfavorecida, empobreciéndolos más. Asimismo, esta situación también afecta a otro tipo de servicios utilizados por aquellos con menos recursos que necesitan de entidades bancarias, de préstamos e hipotecas para poder conseguir un hogar, entre otros. Y es que un aumento de la inflación hace que los intereses crezcan, haciendo más difícil que una entidad de tipo bancario autorice créditos o préstamos. Sin embargo, los créditos indexados a la inflación son la única opción de acceso a una casa propia de muchas familias uruguayas.

Estas unidades de valor cambian según la inflación, siendo la cuota de pago variable. Este tipo de créditos se han dado en numerosos países Latinoamericanos como Argentina, Colombia o México, pasando por Uruguay. En el caso de las hipotecas, ha ocurrido algo similar, aumentando a la par que la inflación, por lo que tanto el monto total como el interés de
la misma crece, dificultando los pagos y pudiendo llegarse a convertir en un gran quebradero de cabeza para muchos. De igual modo, afecta a futuros acuerdos hipotecarios, ya que los requisitos son mayores y no solo se centran en la inflación, sino que pueden depender de otros factores como jugar a juegos de azar, tus gastos habituales o créditos que hayan sido denegados en el pasado, entre otros.

Nos encontramos en unos momentos delicados para el país, en los que todos tenemos que poner de nuestra parte para que la economía vuelva a su cauce y podamos volver a vivir como antes de esta inesperada crisis sanitaria.