Coronavirus en Uruguay
1309

Confirmados

37

Fallecidos

1065

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.065.273

Confirmados

713.911

Fallecidos

12.203.812

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Muerte de joven por hombre en libertad condicional conmociona a Chile /// Gobierno no recortará presupuesto en ciencia, tecnología e innovación /// Iban en moto, intentaron fugarse y apuntaron a policías con escopeta /// Argentinos imploran al santo del "pan y el trabajo" por la pandemia /// Desempleo en EEUU baja 10,2% en julio y creación de trabajo se modera
Historia

6/06/2020 11:29

Un siglo de rebelión contra la violencia racista en EE.UU.

Cientos de afroamericanos, la mayoría anónimos, han muerto en el último siglo en EE.UU. a manos de la policía o con su complicidad.

Un siglo de rebelión contra la violencia racista en EE.UU.

EFE

La íntima relación entre las tácticas policiales y el racismo estructural en Estados Unidos tiene uno de sus ejemplos más tempranos en 1919, cuando Eugene Williams, un adolescente negro que nadaba en el Lago Michigan, llegó hasta una playa vetada a los de su raza y fue asesinado a pedradas por una multitud blanca.

La policía de Chicago miró para otro lado y se negó a arrestar a sus asesinos. El episodio desató el llamado "verano rojo", una serie de choques raciales que causaron al menos 38 muertos, 23 de ellos negros.

Lo que a comienzos del siglo XX era tolerancia o complicidad por parte de la policía ante los linchamientos de afroamericanos que estaban a la orden del día, sobre todo en el sur, se convertiría más tarde en palizas u homicidios protagonizados por los propios agentes que, en una abrumadora mayoría de los casos, han quedado impunes.

"Los afroamericanos llevan más de un siglo protestando contra la violencia cometida por la policía", explicó a Efe un profesor de historia afroamericana en la Universidad de Iowa, Simon Balto.

"La diferencia (con lo que vemos ahora) es que la mayoría de estas campañas han estado bastante localizadas, en lugar de reproducirse en todo el país al mismo tiempo", añadió.

NO HEMOS VUELTO A 1968...

Muchos han comparado las protestas actuales con los disturbios desatados por el asesinato de Martin Luther King en 1968, pero la mayoría de los historiadores disienten: el principal paralelismo está en los saqueos que se registraron en Washington, y esos episodios han sido muy minoritarios en las manifestaciones de ahora.

"Cuando la gente dice que este momento es como los disturbios de 1968, se están centrando solo en un aspecto del momento actual, que además es la parte en la que participa menos gente", resumió Balto.

Además, al contrario que entonces, cuando "la mayoría de los estadounidenses blancos odiaban el movimiento por los derechos civiles", ahora "hay una solidaridad mucho mayor entre los blancos con los manifestantes negros, y eso no tiene precedentes", agregó.