Coronavirus en Uruguay
1286

Confirmados

36

Fallecidos

1011

Recuperados

Coronavirus en el mundo
18.303.806

Confirmados

695.118

Fallecidos

11.476.372

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Cáffaro, el subcampeón mundial que llegó a Uruguay para jugar el Metro /// Estudian flexibilizar protocolo sanitario para retorno de los teatros /// España reconoció a Bustillo con la Cruz de Isabel la Católica /// Murió un hombre de 62 años y son 37 las víctimas del COVID en Uruguay /// Falleció un histórico referente del Partido Nacional: Alberto Zumarán
Editorial

23/06/2020 22:09

Críticas o aportes

Los comentarios emitidos el jueves de esta semana por el expresidente Tabaré Vázquez en el marco de una videoconferencia no pasaron desapercibidos.

A poco más de cien días de iniciado el nuevo gobierno que debió hacer frente a una pandemia mundial y parálisis económica sin precedentes, podía esperarse una actitud más considerada y solidaria de quien hasta hace pocos meses ejercía el cargo de presidente de la República.

Muy por el contrario, su enfoque fue netamente político y de crítica a la coalición de gobierno, augurando incluso la probabilidad de su debilitamiento a corto plazo.

Asimismo, con respecto a la Ley de Urgente Consideración (LUC), actualmente en trámite parlamentario, estableció un paralelismo con su experiencia como médico. En tal sentido, comentó que a las guardias llegan enfermos de todo tipo, pero no se los mete a todos en la misma bolsa.

Vázquez reconoció la buena gestión del gobierno para controlar la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, pero no hizo ningún comentario acerca de la total desatención a ese tema por parte de su gobierno que culminó el primero de marzo. Al parecer, la guardia que el menciona en su metáfora, o no reconoció la pandemia, o no funcionó en este caso.

Hay una realidad heredada del gobierno del Frente Amplio en relación con el combate al Covid-19; pero la herencia recibida de ese gobierno, abarca muchos otros y sensibles aspectos.

Buena parte de los últimos quince años transcurridos por completo con gobiernos del Frente Amplio, coincidieron con el período económico de mayor prosperidad en la historia del país. Los precios internacionales de los commodities y una coyuntura particularmente favorable, generaron ingresos por la vía de la recaudación, que permitieron emitir deuda y comprometer al país por varias generaciones. La excusa para ese proceder, fue la de poder desarrollar todas las políticas sociales, de relacionamiento laboral, inversión y mejoras en seguridad, justicia, educación, salud, etc., que fuera necesario ejecutar, para hacer del Uruguay el modelo de armonía social tantas veces enunciado por ese conglomerado político.

El resultado del experimento practicado ha sido el fracaso absoluto.

Un Estado sobredimensionado y en muchos casos ineficiente; miles de personas durmiendo en la calle en pleno invierno; una economía en franco retroceso; pérdida de inversión; ingreso a la lista negra de la OIT; aumento del desempleo, desborde insostenible de la delincuencia. Anarquía social; negociados de dudosa justificación; deterioro de la imagen país a nivel internacional. Pérdida de valores morales; destrucción de la educación; intervención en asuntos internos de otros países; respaldo incondicional a dictaduras fascistas descaradas como la de Nicolás Maduro.

En paralelo a la precedente lista de calamidades, está el peor de todos los males; provocar el enfrentamiento entre orientales. Y hacerlo potenciando la envidia, la crítica al éxito personal logrado desde el esfuerzo, el odio de clases, el enfrentamiento entre empleados y empleadores por el solo hecho de su condición, la desesperanza de los más humildes.

Sería muy positivo que el expresidente Vázquez apuntara a explicar el porqué de esos asuntos y colabore con el actual gobierno para superarlos, en vez de señalar supuestas debilidades a la novel coalición, cuando apenas intenta arrancar a gobernar.

Ese es el aporte que el país espera desde la experiencia de quien ha sido dos veces presidente..