Coronavirus en Uruguay
1286

Confirmados

36

Fallecidos

1011

Recuperados

Coronavirus en el mundo
18.303.806

Confirmados

695.118

Fallecidos

11.476.372

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Estudian flexibilizar protocolo sanitario para retorno de los teatros /// España reconoció a Bustillo con la Cruz de Isabel la Católica /// Murió un hombre de 62 años y son 37 las víctimas del COVID en Uruguay /// Falleció un histórico referente del Partido Nacional: Alberto Zumarán /// Corte Suprema ordena detención domiciliaria de expresidente Uribe
Editorial

23/06/2020 21:57

Solidaridad y unión en tiempos de pandemia.

Un video editado hace algunos días por la BBC de Londres, plasma en forma muy emotiva diferentes etapas del proceso de rescate de pasajeros y tripulantes del crucero Greg Mortimer, llegado de forma desesperada a nuestras costas.

Invadido por el covid19 y sin posibilidad de atracar en Chile o Argentina, países a los que estaba destinada su ruta por prohibición de estas naciones al desembarco, llegó a Uruguay.

Con la pandemia en pleno desarrollo y con la escasa experiencia hasta ese
momento adquirida en el manejo del virus y su propagación, el gobierno procedió de inmediato a estudiar la forma de ayudar a las personas afectadas por tan extrema situación.

Se organizó un equipo de voluntarios que incluyó médicos y personal de
enfermería, que sin mayor análisis y guiados pura y exclusivamente por su espíritu solidario y experiencia, se lanzaron a la odisea.

Pasadas ya varias semanas y con los resultados del heroico y exitoso rescate a la vista, no es difícil imaginar el coraje que debieron requerir estos hombres y mujeres para enfrentar situaciones de alto riesgo viajando en un medio marítimo al que ninguno estaba acostumbrado, para ingresar a 20 kilómetros de la costa a un buque casi fantasma con camarotes llenos de personas contagiadas con el virus, o en riesgo inminente de estarlo.

Cuando ocurren cosas como esta, los uruguayos nos sentimos uno solo. Hacía
tiempo que sólo la selección nacional de fútbol era capaz cada tanto y a partir de alguna hazaña deportiva, de unirnos y llenarnos de orgullo. Esta vez, el catalizador fue un acto solidario en medio de una pandemia, para rescatar a personas en estado desesperante. Algo parece estar cambiando.

Esta semana, otro hecho sin precedentes marcó un antes y un después en el
camino hacia la unidad nacional y al parecer, podría marcar un nuevo rumbo en la forma de relacionarnos y de hacer política los uruguayos.

Cuando el senador de centro derecha Juan Sartori y el senador y dirigente sindical comunista Oscar Andrade se reunieron para ayudar con sus propias manos en la reparación de una vivienda humilde en el barrio de Sayago, quedó demostrado que sus objetivos apuntan a colaborar en la reducción de la pobreza y en hacer que los derechos humanos sean un tema de todos y cada uno de los habitantes de este país.

Unión en solidaridad. Un lado positivo al que también nos puede conducir esta pandemia y que vale la pena señalar.