Coronavirus en Uruguay
1384

Confirmados

37

Fallecidos

1157

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.423.897

Confirmados

744.649

Fallecidos

12.631.548

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Argentina: precios al consumidor aumentaron 42,4 % interanual en julio /// El rugby posterga su regreso /// Israel y los EAU acuerdan establecer lazos diplomáticos, anuncia Trump /// Asesinaron a un hombre de un disparo en la cabeza en Piedras Blancas /// Azucena Arbeleche fue nominada para Comité de Desarrollo del BM y FMI
Deportes

2/07/2020 16:57

El uruguayo que jugó por la selección Suiza y triunfa en ese país

Matías Vitkieviez emigró junto a su familia, desarrolló su carrera deportiva en el exterior y su buena actuación lo llevaron a lo alto.

El uruguayo que jugó por la selección Suiza y triunfa en ese país

Facebook

Por Enzo Ferrari

Matías Vitkieviez vivía en Pocitos cuando a los 14 años emigró a Europa. Su abuelo materno era suizo y su madre tramitó el pasaporte de él y su hermano cuando aún eran niños. Una situación de inseguridad que ella vivió determinó que la familia emigrara a Suiza, donde ya vivía su tío materno.

El tiempo que Matias residió en Uruguay jugó al baby football en Maeso, Mirador Rosado, Independiente y, posteriormente, en la selección de la Liga Palermo. En su último año en el fútbol infantil formó parte del equipo de Exploradores de Artigas. Realizó una prueba en Nacional, en la octava división y quedó seleccionado, pero en ese mismo momento emigró con su familia.

Matías vive junto a su esposa, quien se desempeña como maestra, y su hijo Julián en Ginebra. La pareja espera la llegada de su segundo hijo en octubre. El futbolista asegura que no regresaría a vivir a Uruguay, por el nivel de vida que le ofrece Suiza, además de la seguridad del país, pero viene de visita todos los años. Como uruguayo, siempre se encuentra acompañado por su termo y su mate. Comenta que de Suiza se le pegó la puntualidad.

Actualmente milita en el Étoile-Carouge FC donde tiene contrato por un año más, pero asegura que está pensando en su retiro de la actividad profesional en un lapso no muy prolongado pensando en continuar como técnico.

- ¿Recordás tus primeros momentos en Suiza?

- Pensaba que Ginebra era todo campo, yo pensaba ¿dónde voy a jugar al fútbol?, ¿con quién voy a jugar al fútbol? Las cosas que te preguntás cuando sos chiquito, era la primera vez que viajaba en avión.

- ¿Dónde comenzaste a jugar al fútbol en Suiza?

- Llegué a Suiza y yo quería jugar en los mejores clubes. En Ginebra Servette FC es el más grande, yo quería ir ahí, claro. Me acuerdo que fui a hacer una prueba y tenía fiebre, me salió mal y no me tomaron. Después fui a Carouge, y en un entrenamiento hice muchos goles pero tampoco me tomaron, yo no entendía que pasaba. Con mi hermano nos fuimos a jugar a un equipo en el campo, teníamos que tomar dos ómnibus. El cuadro tenía un nivel bajo, yo metía siete goles por partido. Ese año el equipo participó de un torneo internacional con cuadros de todo el mundo, como el Ajax o el Everton, donde jugaba (Wayne) Rooney y metía goles de la mitad de la cancha. Luego me fui a jugar a un equipo en Courage, que está en el mismo estadio que Étoile-Carouge. Jugué seis meses en el Ues Carouge y los últimos seis meses firmé por el segundo equipo de Étoile-Carouge. Luego pasé a un centro de formación de jugadores en Francia, allí me fue muy bien en menores de 18, terminé como mejor jugador del campeonato.

- ¿Por cuál equipo firmás en Francia?

- Por Guingamp, pero hoy te puedo decir que fue un error para mi. Me apuré, fueron a buscar a mi madre y a mi hermano a Ginebra, me vinieron a buscar a mi y me llevaron a Lyon. Se jugaba Lyon- Guingamp, (Didier) Drogba metió dos goles y (Florent) Malouda otro en ese partido. De repente tenía a Drogba y Nestor Fabri hablándome, diciéndome “vení para Guingamp, es una familia”. Mi madre me dijo firmá, va a ir tu hermano contigo, van a estar juntos, pero a ella le llenaron la cabeza y yo, en realidad, no quería porque lo que me habían aconsejado. Terminé escuchando a mi madre, me apuré, firmé el contrato antes de ser profesional. Sufrí una pubalgia que no se me curaba y la tuve unos nueve meses. Los de Guingamp me decían que lo hacía por gusto para no jugar y echaron a mi hermano . Terminé solo, en una ciudad que no me gustaba.

- ¿En Suiza, cuando comienza tu aventura profesional?

- En el año 2006. Me llamó Servette, firmé y ahí empezó la gran aventura profesional en Suiza. Estuvimos cuatro años para subir a primera. El año que estuvimos en segunda división me fue muy bien, metí once goles, comencé a jugar por al derecha, yo jugaba de delantero. Hice seis meses en primera división y me compró el Young Boys de Berna. Los primeros seis meses jugué muy bien, en tres partidos metí dos goles y ahí me convocaron al equipo de Suiza contra Argentina.

- ¿Te identificas con algún equipo?

- Sí, con Servette, es el club de mi corazón.

- También te clasificaste a la Europa League con el St Gallen, algo histórico para el club

Me fui para el St Gallen desde Young Boys un año, donde jugó el chileno Ivan Zamorano. St Gallen me encantaba, era jugar allá y el estadio siempre lleno, terrible ambiente. Ese año nos fue súper bien, nos clasificamos a la Europa League, era la primera vez en la historia del club. Nos tocó una instancia de repechaje contra el Spartak de Moscú. En casa empatamos 1 a 1, yo no jugué, estaba re caliente. En Moscú ganamos 4 a 2 , el técnico me puso de titular y yo metí el pase de gol para el 2 a 1. Nos clasificamos a fase de grupos, fue muy lindo. Nos tocó en el grupo de Valencia, Swansea, Kuban Krasnodar.