Coronavirus en Uruguay
1309

Confirmados

37

Fallecidos

1065

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.065.273

Confirmados

713.911

Fallecidos

12.203.812

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Muerte de joven por hombre en libertad condicional conmociona a Chile /// Gobierno no recortará presupuesto en ciencia, tecnología e innovación /// Iban en moto, intentaron fugarse y apuntaron a policías con escopeta /// Argentinos imploran al santo del "pan y el trabajo" por la pandemia /// Desempleo en EEUU baja 10,2% en julio y creación de trabajo se modera
Deportes

6/06/2020 07:47

Urretaviscaya, de los pocos beneficiados por la pandemia

Por: Brahian Kuchman

Entre tantos augurios abatidos por su lesión, la suspensión preventiva del Campeonato por el coronavirus le dio margen de recuperación.

Urretaviscaya, de los pocos beneficiados por la pandemia

Gastón Britos I Foco.uy.

El pasado 8 de febrero, Jonathan Urretaviscaya se rompió los ligamentos en un amistoso en el Campus de Maldonado y minutos después recibió la noticia de que su recuperación le costaría al menos unos seis meses sin poder volver a las canchas.

La preocupación en Peñarol fue inmensa; significó un duro golpe para toda la institución aurinegra porque había mucha ilusión en el regreso de un futbolista que iba a cumplir su cuarta etapa en el club.

Previo al período de pases, Urreta había sido la máxima prioridad del entrenador Diego Forlán para esta temporada y los dirigentes cumplieron con su pedido.

Sin embargo, la noticia de su rotura de ligamentos previo al inicio del torneo cayó como un baldazo de agua fría porque en él estaban todas las apuestas.

Peñarol debía esperar al menos seis meses para poder contar con su máxima incorporación, y en aquella oportunidad, su regreso para el torneo Apertura parecía una quimera.

Sin embargo, el destino quiso que, lo que parecía tener un antes y un después de cara al futuro de Peñarol, no fuese tan sufrido y la espera, que se vislumbraba como eterna, prácticamente no llegó a limitar al jugador de la competencia oficial.

Es que el 13 de marzo –un mes y unos días después de su lesión- el fútbol uruguayo decidió suspender sus partidos oficiales debido a la pandemia por el coronavirus y la demora en la competición le permitió al 'Rayo' avanzar con su evolución a tal punto que, actualmente, ya cumplió su cuarto mes de recuperación.

A Urreta le restan aún dos meses para, al menos, cumplir con el plazo de sanidad que requiere la evolución de su lesión y así poder incorporarse a los entrenamientos junto con el plantel principal -que comienza el 15 de junio-.

De todas maneras, los dos meses que tiene Urreta por delante para optimizar su recuperación es el mismo tiempo que el torneo oficial debe esperar para su retorno, según informó la Secretaría Nacional de Deportes, que anunció el 1° de agosto como fecha estimativa para el regreso de las actividades.

Es definitiva, la pandemia del coronavirus colaboró en cierta manera desde el ámbito deportivo a que Peñarol no pierda a una de sus máximas figuras de cara al futuro cuando todo parecía perdido. Asimismo, el futbolista fue de los pocos beneficiados con el parate.

Cuando muchos prácticamente ya no contaban con la presencia de Urreta de cara al Apertura, se podría decir que aquellos que se lamentaban, hoy, se están frotando las manos.

Ni que hablar para el propio Forlán, porque Urreta era su As de espadas para cumplir el estilo de juego que él desea para su equipo: explotar las bandas y proponer un fútbol dinámico por los extremos.

Vence su contrato pero renovará por seis meses más

Si bien el préstamo de Urretaviscaya con Peñarol finaliza el próximo 30 de junio, el futbolista ya confirmó que negociará con Monterrey de México –club dueño de su ficha- su continuidad con el aurinegro por seis meses más hasta el 31 de diciembre.

Además del deseo del jugador de seguir vinculado al club y de la expectativa del entrenador de poder contar con el “Rayo”, se suma el anhelo de la dirigencia de Peñarol comandada por su presidente Jorge Barrera, quien admitió en más de una ocasión que “se harán todos los esfuerzos” para que el jugador renueve por seis meses más.

Incluso, soportando los tiempos de crisis económicos por los que atraviesan todos los clubes del fútbol uruguayo, entre ellos, Peñarol.