A Uruguay se le escapó el triunfo en la hora ante Argentina: fue 2-2

Por: Brahian Kuchman

Deportes

18/11/2019 18:39

A Uruguay se le escapó el triunfo en la hora ante Argentina: fue 2-2

@uruguay.

La celeste lo ganaba 2-1 pero en el minuto 90' una mano de Cáceres desató en un penal a favor de la albiceleste, que Messi no falló.

De amistoso tuvo muy poco el clásico rioplatense entre Argentina y Uruguay en el Estadio New Bloomfield de Tel Aviv, Israel. Es que el partido transcurrió intenso, acelerado y con muchas protestas hasta el final.

Es que tanto los futbolistas de Uruguay como de Argentina lo jugaron a un alto voltaje y sin regalar nada. Fueron a cada pelota como si fuese la última y ello forjó a un encuentro friccionado y caliente.

¿Cómo se paró Uruguay?

Con una muralla en defensa, con las líneas bien compactas y sin dar espacios. Con todas esas precauciones, Uruguay salió con un sistema táctico 4-1-4-1 a jugarle a Argentina, que llegó con todo su potencial y todas sus figuras.

Martín Cáceres, Sebastián Coates, Diego Godín y Mathías Viña fueron fieles compañeros para rechazar todas las pelotas aéreas y cortar cualquier ataque de Argentina.

El volante más retrasado fue Lucas Torreira, mientras que Mathías Vecino y Federico Valverde jugaron como internos por delante.

Brian Lozano se paró por la banda izquierda y la posición de Luis Suárez sorprendió. El ‘Lucho’ cumplió la función de extremo derecho haciendo la transición defensa-ataque para dejar como único delantero a Edinson Cavani.

El partido

Argentina fue el equipo que dominó con pelota en todo el primer tiempo y la hizo circular por todo el ancho de la cancha. Sin embargo, abusó del toque en corto y nunca pudo perforar la sólida defensa celeste, que siempre se mostró bien parada.

Los jugadores argentinos exhibieron toda su calidad a la hora de pasar la pelota y tomar la posesión del juego, pero les costó mucho elaborar jugadas claras de gol gracias al gran trabajo de Uruguay, que no se la hizo fácil.

La selección de Tabárez le cedió el juego a Argentina y como es habitual en este tipo de enfrentamientos, se replegó en su campo con paciencia y esperó su oportunidad para matar de contragolpe.

Pese a que Argentina fue el equipo que comenzó mejor y llevó a Uruguay sobre su arco, la celeste se las ingenió para responder de contragolpe y lo hizo a la perfección.

Así fue como la celeste, después de limitar a su rival, aprovechó una salida rápida y llegó al gol a los 33’ tras una linda jugada colectiva en la que participaron Lozano, Suárez y el que definió fue Cavani.

Hasta ese momento, Uruguay sacó a relucir toda su efectividad y contundencia y se puso 1-0 en ventaja ante un equipo argentino, que solo ganaba en posesión de juego.

Después del gol, Uruguay volvió a cumplir la disposición táctica y sin dar espacios a su rival, conservó el resultado hasta el descanso.

Con mucho estudio y con la ventaja de Uruguay, se fue el primer tiempo que tuvo en la celeste una sustitución obligada por lesión a los 15’: salió Coates e ingresó Giovanni González. Con el cambio, Cáceres pasó a la zaga para cubrir la vacante.

Concentración y orden en los celestes, juego y toque –pero sin poder profundizar- en los argentinos.

Para el complemento, Uruguay no cambió su postura y tampoco lo hizo Argentina.

El equipo argentino fue el protagonista, manejó la pelota a su gusto pero otra vez, le costó una enormidad ser vertical en su juego. Colmado de impotencia por no poder profundizar, comenzó a rematar desde afuera del área o a lanzar centros.

Por esa vía, llegó al empate tras un centro de Messi y un cabezazo de Agüero, a los 62’. Fue el 1-1, merecido a esa altura para los albicelestes.

Lejos de desmoronarse, Uruguay no desesperó y reaccionó a tiempo. Casi no lo dejó festejar al conjunto argentino porque apenas cuatro minutos después, nuevamente se puso en ventaja con un soberbio tiro libre ejecutado por Suárez.

Fue el 2-1 para Uruguay, que otra vez no dejó pasar la oportunidad y empleó su eficacia a la perfección en el arco rival. Fue su segunda llegada clara de peligro y su segundo gol en el partido.

Con el resultado en contra y varios cambios, el equipo argentino creció en los minutos finales y ante la propuesta tan defensiva de su rival, se volcó con todas sus líneas al ataque.

Después de llevar peligro en más de una ocasión, finalmente Argentina llegó al empate.

Cuando transcurrían 90 minutos, un centro al área de Uruguay terminó en la mano de Cáceres y el árbitro israelí no dudó y cobró penal. Messi fue el encargado de rematar y puso cifras definitivas: 2-2.

Estos partidos le sirven a Tabárez para despejar dudas y sacar conclusiones. Dentro de lo positivo, Uruguay dejó una buena sensación sobre todo en el aspecto táctico defensivo. La celeste fue muy ordenada y limitó a su rival en todo momento pese a que recibió dos goles.

Otro aspecto destacado fue la eficacia en el arco rival: elaboró pocas situaciones de peligro y marcó dos goles.

La lesión de Coates es parte de los aspectos negativos como también las escasas jugadas de peligro que el equipo elaboró. Aunque claro está, que al rival se lo mide por su exigencia y Argentina es una de las mejores selecciones del mundo.

URUGUAY 2:2 ARGENTINA

Cancha: Estadio New Bloomfield de Tel Aviv.
Juez: Roi Rainshriber (Israel).

URUGUAY: Martín Campaña, Martín Cáceres, Sebastián Coates (15′ Giovanni González), Diego Godin, Matías Viña, Lucas Torreira, Matías Vecino, Federico Valverde (74′ Rodrigo Bentancur), Brian Lozano (85′ Brian Rodríguez), Edinson Cavani (55′ Diego Laxalt), Luis Suárez.

Suplentes: Fernando Muslera, Bruno Méndez, Gastón Pereiro, Cristhian Stuani, Gastón Silva, Maximiliano Gómez, Mathías Suárez. Director Técnico: Oscar Tabárez.

ARGENTINA: Esteban Andrada, Renzo Saravia, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico, Rodrigo De Paul (87′ Guido Rodríguez), Leandro Paredes (78′ Nicolás González), Marcos Acuña (67′ Domínguez), Lionel Messi, Paulo Dybala (76′ Lautaro Martínez) y Sergio Agüero.

Suplentes: Marchesín, Foyth, Mac Allister, Lo Celso, Musso, Alario, Kanemann, Rodríguez, Pérez. Director Técnico: Lionel Scaloni.

Goles: 33′ Edinson Cavani (U), 62′ Sergio Aguero (A), 66′ Luis Suárez (U), 90′ Lionel Messi de penal (A).

Tarjetas amarillas: 38′ Edinson Cavani (U), 42′ Matías Vecino (U), 62′ Diego Godín (U).