¿Quiénes son los cinco entrenadores que sobrevivieron en el cargo?

Por: Brahian Kuchman

Deportes

12/09/2019 15:03

¿Quiénes son los cinco entrenadores que sobrevivieron en el cargo?

Sitio Oficial de Fénix.

De los 16 técnicos que comenzaron la temporada 2019 en Primera División, solo cinco se mantienen en el cargo de cara al torneo Clausura.

Como fichas de dominó. Así han ido cayendo los entrenadores de Primera División en este 2019 a lo largo de la temporada. Es que de los 16 que comenzaron en sus cargos, solo cinco se mantienen para afrontar el próximo torneo Clausura.

¿Quiénes son ellos cinco? Diego López en Peñarol, Danielo Núñez en Cerro Largo, Juan Ramón Carrasco en Fénix, Paulo Pezzolano en Liverpool y Leonel Rocco en Progreso. Los once restantes han sido despedidos o han presentado su renuncia.

La exigencia de resultados deportivos parecería estar por encima del trabajo a largo plazo y en el fútbol uruguayo quedó demostrado en este 2019. No hay espera: o ganás o te vas.

Desde el comienzo del Apertura, hubieron equipos que han cambiado a su entrenador una vez pero también existen otros casos que ya lo han sustituido en más de una ocasión, como los casos de Rampla Juniors o Cerro que estrenarán en el próximo Clausura a su tercer técnico en la temporada.

Los técnicos que se fueron

El primero en ser cesado fue Julio César Toresani en Rampla Juniors para darle lugar a Rosario Martínez, quien dirigió hasta el final del torneo Intermedio. El segundo entrenador fue despedido y Eduardo Espinel fue el elegido en el picapiedra para dirigir el Clausura. Debuta el próximo fin de semana.

Luego, llegó el turno para Eduardo Domínguez en Nacional. A la sexta fecha del inicio del Apertura su lugar fue ocupado por Álvaro Gutiérrez, quien permanece en el cargo hasta la actualidad.
Eduardo Domínguez fue despedido en Nacional.
Eduardo Domínguez fue despedido en Nacional.

Plaza Colonia fue el tercer club que sufrió la salida de su entrenador. Mario Szlafmyc renunció al cargo y su lugar fue ocupado por Matías Rosa, quien en principio sería nada más que interino pero gracias a los buenos resultados se mantuvo como técnico hasta la actualidad. Afrontará el Clausura.

Jorge "Polilla" Da Silva se despidió de los violetas tras malos resultados en el Apertura y en su lugar quedó designado Ignacio "Nacho" Risso, quien se mantiene en el cargo.

Cerro padeció la renuncia, primero, de Jorge "Culaca" González para darle lugar al técnico interino Richard Martínez, quien permaneció hasta la anteúltima fecha del Intermedio. El último encuentro del torneo lo dirigió otro interino: Santiago Kalemkerian. Sin embargo, para el Clausura ya hay un tercero confirmado: Julio César "Tola" Antúnez.

Al término del Apertura, hubieron tres entrenadores que se alejaron de sus clubes. Juan Tejera en Racing, Jorge Giordano en River Plate y Gastón Machado en Boston River. Sus lugares fueron ocupados por Leonardo Apud, Jorge Fossati y Martín García, respectivamente.

Lo mismo pasó cuando finalizó el torneo Intermedio con Álvaro Fuerte en Juventud, Marcelo Méndez en Danubio y Román Cuello en Wanderers. Sus puestos serán ocupados por Pablo Tiscornia, Mauricio Larriera y Alfredo Arias, respectivamente. Los tres debutarán en el Clausura.

Los 5 que sobrevivieron

Los únicos cinco entrenadores que se mantienen en el cargo desde que comenzó la temporada y que afrontarán el próximo Clausura son Diego López en Peñarol, Danielo Núñez en Cerro Largo, Juan Ramón Carrasco en Fénix, Paulo Pezzolano en Liverpool y Leonel Rocco en Progreso.
Danielo Núñez, de Cerro Largo, uno de los que sigue en el cargo.
Danielo Núñez, de Cerro Largo, uno de los que sigue en el cargo.

Da la casualidad que los cinco clubes que decidieron mantener a su entrenador hasta la actualidad, ocupan los primeros puestos en la tabla Anual. Salvo Nacional, que se ubica segundo, los primeros seis lugares son ocupados por Cerro Largo, el tricolor, Peñarol, Liverpool, Fénix y Progreso, en ese orden de clasificación.

Lo que demuestra claramente que la exigencia de los resultados fin de semana tras fin de semana están por encima de cualquier proyecto o proceso a largo plazo. La intimación de de la dirigencia, del mismo club y muchas veces de su propia hinchada, obligan a tomar una resolución a veces rápida y sin mucho argumento con el blanco más fácil: el entrenador.