Copamiento en Carmelo: comando armado irrumpió en barrio privado

Sociedad

17/01/2019 18:54

Copamiento en Carmelo: comando armado irrumpió en barrio privado

El hecho ha sido de tal magnitud que Layera aseguró que en el tiempo que lleva en su cargo no había visto un suceso similar.

Esta vez la inseguridad llegó a uno de los lugares más exclusivos y recónditos del país: el Club de Campo El Faro. Este barrio privado principalmente es visitado por argentinos que llegan a descansar y, este jueves sobre la madrugada si algo faltó en esta zona residencial de Carmelo fue tranquilidad.

Tres viviendas del Club de Campo El Faro, también conocido por ser gestionado por el empresario argentino Eduardo "Pacha" Cantón, fueron copadas, informó a ECOS la fiscal a cargo del caso Paola Nebot.

En dos horas entre cinco y diez personas, todas armadas, irrumpieron la tranquilidad y redujeron a las personas que estaban en estas tres casas, todas las víctimas son argentinas, señaló Nebot.

"En la escena de los hechos se pudo recabar algunos elementos de lo que llevaron ellos, había varias cosas, estaban muy bien equipados", sostuvo la fiscal de Carmelo.

Los hombres, que estaban encapuchados, portaban armas largas importantes y a algunas de las víctimas las maniataron con esposas y precintos, informó en diálogo con este portal el periodista de Colonia, Miguel Guaraglia.

Más allá de la violencia típica en este tipo de situaciones, los delincuentes no habrían utilizado la violencia física para reducirlos.

"El caso está en plena investigación y todas las líneas de investigación están abiertas, no descartamos nada por ahora", aseguró.

La fiscal sostuvo que no se ha podido establecer cómo llegaron y huyeron del lugar, una de las posibilidades es que lo hayan hecho por agua. Tampoco se descarta que la nacionalidad de los delincuentes también sea argentina.

El director de Policía, Mario Layera, que se refirió al suceso y aseguró que lo sucedido llama la atención porque nunca antes en su cargo se había enfrentado a un hecho similar. Consultada sobre estas declaraciones, la fiscal afirmó: "Para la comunidad de Carmelo seguro es de gran magnitud porque no estamos acostumbrados".

A su vez, si bien Nebot no quiso descartar ninguna posibilidad, Layera sostuvo que todo indica que los delincuentes llegaron desde Buenos Aires por el río con vehículos fluviales.

Los demás vecinos que disfrutaban del lugar no vieron ni escucharon nada. Las tres viviendas no tienen ningún elemento en común más que la cercanía que las une.

Luego de todo este despliegue, los delincuentes solo se llevaron dinero de las viviendas, si bien aún no se ha establecido la cifra, Nebot indicó que "no es un monto importante".

Por esta razón, es que una de las hipótesis que se maneja es que el objetivo de esta operación delictiva fuera el secuestro de un importante empresario argentino, según indicó Layera. Sin embargo, la fiscal sostuvo que al momento no tiene elementos para afirmar esta versión.

La policía de Colonia se negó se excusó de dar declaraciones ya que recibieron una orden expresa de la fiscal solicitándoles mantener el tema en silencio. "Para nosotros están bien las declaraciones de Layera. No tenemos nada más para decir", se limitaron a decir desde la Jefatura.

En la jornada de este jueves la fiscal tomó declaraciones a algunos de los damnificados. Actualmente, está trabajando personal de investigaciones en conjunto la Jefatura, Prefectura y, además, la Fiscalía dio intervención a Interpol.

Podría haber novedades del caso a últimas horas de esta jornada o en la mañana del viernes, cuando la fiscal reciba los resultados de policía técnica, adelantó Nebot.

El Club de Campo El Faro estuvo en el ojo de la tormenta a mediados del año pasado, luego que en Argentina trascendiera que Ernesto Clarens, un financista vinculado al expresidente Néstor Kirchnner, tenía una propiedad en este barrio privado.

El nombre de Clarens fue mencionado por algunos empresarios que declararon en calidad de arrepentidos a la luz de los "cuadernos de las coimas" y, según los pobladores de esta ciudad de Carmelo, no sería el único vinculado al caso.

La Justicia argentina sospechaba que Clarens logró sacar unos 200 millones moviéndolos a Uruguay en los 164 viajes que realizó al país entre 2003 y 2015, según informó El País.

Para los pobladores de Carmelo no es descabellado relacionar que el empresario al que buscaban estuviera relacionado con las investigaciones que se llevan adelante en la vecina orilla respecto a la Ruta del dinero K.

La forma en la que actuaron, es otro de los puntos en los que se apoyan aquellos que creen fuertemente en esta línea de investigación, que sostienen que se trataría de un comando que llegó desde argentina. La corta distancia que hay entre ambos países vía marítima eso otro elemento a tener en cuenta.

"La frontera nuestra es totalmente vulnerable, esto es tierra de nadie", aseguraron desde la ciudad de Carmelo a este portal. "Acá no pasan más cosas porque no se lo proponen", acotaron.