Coronavirus en Uruguay
473

Confirmados

7

Fallecidos

206

Recuperados

Coronavirus en el mundo
1.603.608

Confirmados

95.631

Fallecidos

352.930

Recuperados

Cardi B donará un millón de dólares a familias afectadas por Covid-19 /// Murray encabeza lista de tenistas para el Masters de Madrid Virtual /// UPM intensifica medidas de prevención para reinicio de la construcción /// Lacalle Pou anunció el envío de la Ley de Urgencia y Cosse le contestó /// Liverpool transfirió a un juvenil pese a la recesión por la pandemia
Actualidad

28/11/2019 06:45

Lacalle “arma el equipo” y sus “ministros” ya hablan de prioridades

El presidente electo comenzará el lunes la transición con Tabaré Vázquez y se prepara para festejar su triunfo.

Lacalle “arma el equipo” y sus “ministros” ya hablan de prioridades

Foco UY

El ex presidente Julio María Sanguinetti llamó por teléfono este miércoles al ex ministro de Economía, Isaac Alfie. La inquietud no tenía nada que ver con la política.

“Lo llamé porque hoy tenemos una final”, confió el ex mandatario. Es que el equipo de sus amores, Peñarol, se jugaba una parada definitoria ante Progreso por el Torneo Clausura.

Alfie, directivo del carbonero, le contestó que estaba en juego más que eso. “Si ganamos, clasificamos a la Libertadores y puedo pedir el adelanto a la Conmebol”, le señaló.

Alfie, colorado, ha sido señalado como el posible subsecretario de Economía en el gobiero de coalición que encabezará Luis Lacalle Pou a partir de 2020. Una posibilidad que Sanguinetti no quiso despejar.

“Por su capacidad, podría ser un superministro”, aseguró.

Sanguinetti y Ernesto Talvi se reunieron este miércoles con el presidente electo, que el día anterior había comenzado los encuentros para ir delineando el armado del gabinete que lo acompañará a partir del 1 de marzo.

Los dirigentes colorados fueron los portadores de la única confirmación de la jornada: el Ministerio de Relaciones Exteriores será para el partido. Además, Lacalle Pou ratificó que pretende que ese puesto sea ocupado por el propio Talvi.

“Están las cosas arriba de la mesa”, señaló el ex candidato. La decisión, aclaró, será institucional, y será discutida con Sanguinetti, que apresta a asumir la Secretaría General colorada.

Según Talvi en la reunión no se conversó sobre el “número” de ministerios que ocuparán los colorados en el Gabinete. “Tenemos una cifra indicativa y se habló de nuestras preferencias, pero no hay nada grabado a fuego”.

Los colorados, además, definirán cuántas carteras irán para cada sector. Se tratará, dijo Talvi, de una cuestión de “equilibrio y buena voluntad. Trabajaremos como equipo”.

A la histórica colectividad podría corresponderle la titularidad de Turismo. Además, según Talvi, “parecería” que su ex compañero de fórmula, Robert Silva, irá a la Presidencia del Consejo Directivo Central (Codicen).

Lacalle Pou pretende anunciar a los integrantes del Consejo de Ministros en la primera quincena de diciembre, en un acto único y público. Será para que “todo el mundo” conozca a los designados “antes de la vacaciones”.

Esto lo señaló el senador nacionalista reelecto Álvaro Delgado, “mano derecha” del futuro presidente y a quien se señala como el próximo Secretario de la Presidencia.

Un puesto para el que Lacalle Pou pretende a alguien de su extrema confianza y con un perfil “político”, que puede servir de articulador entre los diferentes ministros.

Para la Prosecretaría se piensa en un abogado con un perfil más técnico. Exactamente al revés de lo que sucede en el actual gobierno, Con Miguel Toma y Juan Andrés Roballo.

Hablen con él
Durante la jornada Lacalle Pou recibió a varios dirigentes nacionalistas que han sido mencionados como posibles ministros.

En algo parecido a un juego de simulaciones, todos eludieron confirmar si serán designados, pero describieron las prioridades que, eventualmente, encararían en esos cargos.

Por ejemplo el senador Javier García, a quien se menciona como titular de Defensa Nacional. Consultado, admitió que su nombre estuvo sobre la mesa. “De fútbol no vinimos a hablar”, ironizó.

Hablando como “integrante de la Comisión de Defensa del Senado”, García sostuvo que el país tiene un “debe grande” en la materia. Mencionó “amenazas públicas y notorias” como la del narcotráfico.

También el “atraso” que, principalmente la Armada y la Fuerza Aérea, tiene en cuanto a equipamiento y que las ponen en una “situación límite”, al borde de su capacidad operativa.

García remarcó que el próximo gobierno debe reglamentar la ley que le otorga a las Fuerzas Armadas la custodia de un perímetro de 20 kilómetros a partir de las fronteras. La norma, aprobada a fines del año pasado, sigue sin estar vigencia porque el actual Ejecutivo no la reglamentó “por cuestiones ideológicas”.

El senador también habló de revisar la ley que modificó el Sistema de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas y atender la problemática del personal subalterno, “el peor tratado y más postergado” del Estado, “pero el más requerido cuando las papas queman”.

Un desafío que deberá encararse a corto plazo será el de los ascensos de oficiales, que se producirán en febrero, y la designación de los nuevos comandantes en Jefe.

Una cuestión que le atañe a la actual administración, pero que impactará en la próxima. García pretende que esta cuestión se se lleve a cabo por consenso.

Con respecto a la búsqueda de detenidos-desaparecidos, garantizó que la próxima gestión dará “toda la colaboración” que requiera la Justicia, así como también toda la ayuda que sea posible “para encontrar la paz”.

Con Lacalle estuvo además el senador Luis Alberto Heber, señalado como posible ministro de Transporte y Obras Públicas pero que también evitó referirse a su eventual designación.

“Hablamos del gobierno, de proyecciones y del trabajo que hay que hacer”, señaló.

Heber se definió como un “jugador todoterreno”, que jugará “donde me ponga el presidente electo. Si el capitán del equipo entiende que debo estar en el Ejecutivo, allí estaré”.

De todas formas, confió que Transporte ha tenido en los últimos años una “gestión irregular”, y “está lejos” de haber generado la infraestructura necesaria para el desarrollo del país, el crecimiento económico y la producción .

Heber habló de la necesidad de “aflojar costos” a la producción nacional, que ya no es competitiva a nivel internacional.

Consultado, señaló que las grandes obras que ha comenzado este gobierno, como el Ferrocarril Central, deberán seguir adelante sin cambios. “No nos podemos detener en una actitud refundacional y pensar que el país es un terreno baldío”.

Coherencia
Con todo, a Lacalle Pou se le abre un desafío de proporciones. Las prioridades marcadas por García y Heber, como las que terminen definiendo el futuro gabinete,necesitan recursos para implementarse.

Un hecho que puede tener conflictos con la voluntad del programa de gobierno de reducir el gasto público en US$ 900 millones en el primer año de gestión.

García admitió este hecho, pero sostuvo que “debe haber una coherencia” entre lo que en su momento se reclamó como oposición y lo que ahora se pretende llevar a cabo como oficialismo.

En la mañana, el que visitó a Lacalle Pou fue el senador Jorge Larrañaga, señalado como ministro del Interior a partir de marzo. También en este caso, hubo la misma actitud que sus colegas.

“No es un problema de gustarme o no. El presidente electo tendrá que determinar la composición del equipo, y veremos en consecuencia”, expreso el líder de Alianza Nacional, dejando la puerta abierta para un visto bueno.

Ya no importa
Lacalle Pou espera para este viernes que la Corte Electoral confirme oficialmente, después de escrutar los votos observados, que es el presidente electo.

Si así sucede, ese mismo día por la tarde los nacionalistas tienen pensado realizar una actividad en la Rambla de Montevideo para festejar el triunfo obtenido.

Por otra parte, se descuenta que el lunes el ya proclamado mandatario electo se encuentre en la Torre Ejecutiva con Tabaré Vázquez, para dar el puntapié formal a la transición.

Eso lo confirmó en rueda de prensa la vicepresidenta Lucía Topolansky que, más allá de cuestiones de forma, señaló que el resultado electoral ya es definitivo.

También que Presidencia “hace rato” que dio la orden de preparar los materiales correspondientes para elevarlos a las nuevas autoridades.

Del que aún no hay novedades en el entorno de Lacalle es de Daniel Martínez.

Si bien hubo trascendidos de que en las próximas horas el ex candidato del Frente Amplio concurriría a saludarlo y reconocer su victoria, entre los dirigentes más cercanos al presidente electo se aseguró desconocer esa eventualidad.

Martínez había aclarado esta semana que esperaría el pronunciamiento de la Corte Electoral para reunirse con Lacalle Pou.

“Lo esperábamos este domingo” dijo Heber en forma irónica, al poner en duda que el encuentro se realice. “Ya no importa”.