Varias veces el gobierno “mezcló las cosas” al publicar críticas a la oposición

Actualidad

14/08/2019 17:38

Varias veces el gobierno “mezcló las cosas” al publicar críticas a la oposición

SCI

El prosecretario de Presidencia prometió “revisar” la publicación en la web oficial en la que Astori cuestiona a Lacalle Pou.

El Poder Ejecutivo “revisará” la publicación de la “entrevista” que el la Secretaría de Comunicación de Presidencia de la República difundió este martes, en la que el ministro de Economía, Danilo Astori, volvió a cuestionar en duros términos al candidato nacionalista Luis Lacalle Pou.

“Es curioso renunciar y después pedir informes”, ironizaba en esa publicación el secretario de Estado en referencia al postulante opositor, calificando a su vez de “irresponsables” sus propuestas para bajar el gasto público, que significarían un “retroceso” en las políticas sociales.

Una manifestación que se asemeja más a la político-electoral que a información ciudadana, y que “sorprendió” al prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, que dijo este miércoles desconocer las razones de la publicación.

“Creo que tenemos que revisarla para ser auténticos y darle garantías a la sociedad” señaló el jerarca en rueda de prensa. Roballo prometió un análisis al respecto, ratificando que el lineamiento trazado por el gobierno fue muy claro. “No mezclar las cosas”, afirmó.

El prosecretario excusó de responsabilidad al presidente Tabaré Vázquez, que “no está en la cuestión cotidiana”, ya que estos aspectos son resueltos por “otros actores que estamos trabajando más de cerca en estos temas”.

Roballo prometió que, si así se entiende, la publicación cuestionada será eliminada de la web de Presidencia.

Lo cierto es que no es la primera vez que desde los canales oficiales del Ejecutivo se “mezclan las cosas”, siguiendo el razonamiento del prosecretario. En los últimos 60 días hay varios ejemplos.

El antecedente inmediato sucedió el jueves pasado, y tuvo también como destinatario un planteo de Lacalle Pou.

Allí Presidencia reprodujo declaraciones del ministro de Defensa, José Bayardi, cuestionando la propuesta “ley de Derribos” del candidato nacionalista para hacer frente al narcotráfico.

Según había señalando el jerarca, derribar una aeronave por la sospecha de que estaría perpetrando un delito sería “absolutamente desproporcionado” ya que, entre otros aspectos, en Uruguay “no existe la pena de muerte”.

El 25 de julio fue el turno de Ernesto Murro, ministro de Trabajo, que aludió a los cuestionamientos de candidatos de la oposición y de sectores empresariales frente al acuerdo que el gobierno firmó con UPM para garantizarse la inversión en una nueva planta de pasta de celulosa.

“Espero que ahora tiremos todos juntos el carro para adelante”, declaró ante la conformación de la inversión, aludiendo a los “palos en la rueda” de los que “deseaban que esto no se concretara”.

La página web de Presidencia consignó el 15 de julio la reunión que, en la Residencia de Suárez y Reyes, el presidente Vázquez mantuvo con la recién confirmada candidata a vicepresidenta por el Frente Amplio, Graciela Villar.

“Fue un reencuentro de carácter afectivo, ya que hacía muchos años que no teníamos la posibilidad de estar juntos” sostuvo ese día Villar, en una conferencia de prensa para que utilizó las instalaciones oficiales.

La candidata, y así lo difundió la web oficial, dijo haber “sentido el respaldo” del primer mandatario.

Pocos días antes, el 5 de julio, Murro había expresado por la misma vía su “pesar, dolor y molestia” por la movilización efectuada por trabajadores de la curtiembre Zenda ante Suárez y Reyes, en donde hubo “agravios” a la figura del presidente y hacia su familia.

Una actitud que, en opinión del ministro, no debieron haber sucedido en el Uruguay. “No lo merece el gobierno ni el presidente, y no la hacen bien al movimiento sindical”, había señalado.

El 1 de julio, en tanto, fue el turno del canciller Rodolfo Nin Novoa. El motivo era destacar la firma del Tratado de Libre Comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. Pero dio motivos para que el ministro le pasará factura a ciertas afirmaciones de la oposición.

“El gobierno no tiró la toalla, tiene una agenda muy importante y este acuerdo es prueba de ello”, afirmaba Nin Novoa, el directa alusión a una acusación lanzada por Lacalle Pou.

Nin Novoa había afirmado también que le daba “un poco de simpatía el candor con el que se habla de que Uruguay necesita más acuerdos comerciales. Muchos prometen que los van a hacer, como si fuera soplar y hacer botellas”.

Otra referencia directa a la oposición.

El 12 de junio Presidencia divulgó declaraciones de Murro, esta vez apuntando contra las Cámaras Empresariales por cuestionar la negociación colectiva.

El ministro había lamentado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que los empresarios pusieran en duda una herramienta con 76 años de vigencia. “Lo hacen ahora, llama la atención”, dijo.

Por esos días Bayardi también se hacía presente en la Web oficial, para defender el hecho de que el Frente Amplio fue el único que, en la historia del país, promovió la creación de una ley marco de Defensa Nacional.