Paraguay formalizó gestiones ante Uruguay por Arrom, Colmán y Martí

Actualidad

10/08/2019 08:47

Paraguay formalizó gestiones ante Uruguay por Arrom, Colmán y Martí

Interpol Uruguay

El procurador general de Paraguay entregó a la Cancillería uruguaya un exhorto formal del pedido de detención encaminado a su extradición.

El Gobierno paraguayo enviará una delegación especial a Montevideo para ratificar ante la Justicia de Uruguay la orden de captura internacional contra tres militantes de izquierda reclamados por un caso de secuestro en Paraguay, que abandonaron Brasil tras perder el estatus de refugiados políticos.

El ministro del Interior paraguayo, Juan Ernesto Villamayor, dijo a los periodistas que esa delegación aportará toda la documentación del caso de cara a que se pueda proceder a la detención de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán.

Villamayor recordó que el procurador general de la República, Sergio Coscia, entregó a la Cancillería uruguaya el exhorto formal del pedido de detención encaminado a su extradición a Paraguay.

"Se está trabajando sobre Uruguay, es una responsabilidad de la Fiscalía y el procurador general de la República es quien está cooperando en el trabajo entre el Ministerio Público y el Poder Judicial", dijo Villamayor, citado en la página del Ministerio.

A finales de julio, la Cancillería paraguaya convocó al embajador uruguayo, Federico Perazza, para comunicarle "la preocupación del Gobierno sobre la presencia" en Uruguay de los tres prófugos, que cuentan con una orden de extradición por parte de la Justicia de Paraguay.

Todos ellos contaban desde 2003 con el estatus de refugiados políticos en Brasil, donde acudieron en 2002 antes de someterse a la Justicia paraguaya por su implicación en el secuestro de María Edith Bordón, en 2001.

Ello tras alegar presuntas torturas por parte de las autoridades de Paraguay para supuestamente reconocer su autoría en el secuestro.

Dos de ellos, Arrom y Martí, llevaron al Estado paraguayo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) para responder por esos presuntos hechos.

Sin embargo, en junio la CorteIDH absolvió a Paraguay de toda responsabilidad en las supuestas torturas al considerar que no había pruebas suficientes.

Unas semanas después, el Comité Nacional de Refugiados de Brasil revocó la condición de refugiados políticos a los tres hombres, y un tiempo después el ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, corroboró esa decisión.

Paraguay estaba pendiente de la extradición de los tres hombres, pero mantenía una sospecha de riesgo de fuga que al final se confirmó.

Desde el Gobierno paraguayo explicaron que las autoridades brasileñas tenían vigilados a Arrom, Martí y Colmán, pero que su sistema de monitoreo funcionó "de manera aleatoria y no muy rígida".

EFE