Talvi dio el batacazo: "Uruguay necesita batllismo y más batllismo"

Actualidad

1/07/2019 00:30

Talvi dio el batacazo: "Uruguay necesita batllismo y más batllismo"

El economista ganó la interna del Partido Colorado, estiró la distancia sobre Julio María Sanguinetti y se consolida como líder partidario.

El economista Ernesto Talvi ganó la internas del Partido Colorado y superó el 50% de los votos de su partido según las distintas encuestadoras.

"Ganamos en los descuentos, con gol de cabeza y en el área chica. Hasta los micrófonos se silenciaron", dijo Talvi antes de levantar la primera ovación de sus militantes y haciendo referencia al que micrófono que le había preparado la organización no funcionaba.

"Llamé al ingeniero Daniel Martínez y al doctor Luis Lacalle Pou para felicitarlos por sus victorias. También a Julio María Sanguinetti por su esfuerzo y a José Amorín Batlle por sostener al partido en los años más complicados. Al doctor Sanguinetti se le puede ganar en votos, pero en política no se le puede ganar", afirmó ante una sala que no para de aplaudir y que esperó su llegada cantando el jingle de campaña al borde de la afonía.

"Gracias a Sanguinetti por esta patriada", agregó e hizo referencia al "Uruguay modelo" de José Batlle y Ordóñez.

"El Partido Colorado será la gran herramienta de cambio en octubre y, si me permiten, definir en segunda vuelta", indicó.

En el bunker del economista estuvieron sus allegados, amigos y miembros del equipo técnico.

"Jorge no se equivocó en apoyarlo, siempre tuvo la visión de que era un candidato brillante", dijo Mercedes Menafra, esposa del difunto expresidente Jorge Batlle, uno de los mentores de Talvi.

El economista se quebró varias veces al recordar a Batlle, a quien le agradeció "por la confianza y por la hermosa oportunidad de servir a la patria".

Rodeado de sus militantes Talvi se dirigió a la sede del Partido Colorado donde Sanguinetti y Amorín Batlle lo esperaban.

"Tenemos un candidato espectacular y vamos a ir todos detrás de él en octubre ", dijo Amorín.

Talvi destacó las cualidades de sus rivales, agradeció a Jorge Batlle y también elogió al senador Pedro Bordaberry, quien se retirará de la política al final de este período.

"Uruguay necesita batllismo, batllismo y más batllisto", gritó Talvi ante los militantes que llenaron la casa del Partido Colorado.

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Desde el primer día dije que era un proyecto partidario para lograr el resurgimiento del Partido Colorado y reposicionarlo en una situación de decisión electoral. Diría que lo hemos ido logrando más allá de los resultados", agregó Sanguinetti que fue ovacionado por los militantes.

Una custodia polémica y empujones en la sede.

"A patotear no, empujones no, patoteros, esta es la Casa del Partido Colorado y se la respeta, acá no se viene a patotear", le dijo un militante entrado en años a uno de los custodios de Ernesto Talvi.

Es que el ingreso del economista ganador a la casa colorada fue un caos y los 15 custodios de Talvi irrumpieron a los empujones llevándose por delante a militantes y periodistas. La actitud del cuerpo de seguridad del líder de Ciudadanos generó la bronca de varios militantes afines a Sanguinetti.

"Tenemos un señor que fue dos veces Presidente de la República y anda solo para todos lados. Esto es una vergüenza", dijo uno de los allegados.

Quien reaccionó ante los empujones y atropello de los custodios fue Pablo Ferrari, exdirector de Deportes durante el gobierno de Jorge Batlle, que cruzó manotazos y quedó cara a cara con un integrante de la seguridad de Talvi.

El desafío educativo y una visita especial

El economista votó pasadas las 10 de la mañana en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en Malvín, y se dirigió al Liceo Impulso, ubicado en Casavalle.

"Hoy estudian 600 chiquilines de primero de liceo a sexto de bachillerato en un liceo modelo donde antes había un terreno baldío. Esa experiencia es la queremos replicar a nivel público con 136 liceos modelo para darle herramientas a los chiquilines que hoy están condenados y sin futuro", afirmó.

Consultado sobre el motivo de esa visita Talvi dijo que quería visitar a los delegados que trabajan en los 18 circuitos operativos dentro del centro educativo y dijo que es un lugar especial.

"El Impulso fue un sueño que llevamos adelante con algunos amigos y es proyecto que llevó en el corazón", indicó.

El Liceo Impulso es un centro educativo de tiempo completo, laico, gratuito y de gestión privada en una zona de contexto crítico que fue desarrollado por Talvi junto a algunos de sus amigos, como Marcelo Guadalupe, Elbio Strauch, Pablo da Silveira, Nicolás Herrera y Horacio Hughes.

El orgullo del voto y la paciencia por la fórmula

"No hay nada más hermoso y genuino para ejercer la ciudadanía que emitir el voto", dijo Talvi al salir del cuarto oscuro donde votó pasadas las 10 de la mañana.

"Me emocioné mucho, yo venía con mis hijos y este es un momento muy conmovedor porque esta vez tiene un valor especial ya que nuestro proyecto está entre los que pueden ser elegidos por la población. El voto es el nexo entre esos sueños y proyectos y la realidad", afirmó el economista, que llegó al circuito acompañado por su equipo de prensa.

El líder de Ciudadanos reconoció estar "agotado y sin voz" luego del esfuerzo de la campaña electoral que lo tuvo hasta el sábado recorriendo distintos puntos de Montevideo.

"Va a ser una interna muy competitiva, vamos a estar hasta tarde en la noche esperando el resultado", agregó Talvi quien dijo que se mide ante una "figura" haciendo referencia al exmandatario Julio María Sanguinetti.

Consultado por el crecimiento de su sector en las últimas semanas y la posibilidad de ganar la interna, Talvi dijo que el crecimiento en la intención de voto "es el testimonio de que la gente percibe a Ciudadanos como una fuerza transformadora que viene a poner el hombro para sacar adelante el país".

"Todo puede pasar, podemos ganar o perder, estamos muy serenos porque este es un proyecto de largo aliento. No tenemos ambiciones de poder sino de impulsar los cambios que el país precisa. Si ganamos iremos a octubre con todas las fuerzas para un ballotage, y y si perdemos pensaremos en 2024 porque este es un proyecto que llegó a la política para quedarse".

El economista confesó que siempre estuvo tranquilo "porque las encuestadoras nos decían que la relación entre conocimiento y el voto era la más alta del sistema político. Sabíamos que teníamos propuestas serias, financiables y un gran equipo técnico, político y profesional. El desafío era darme a conocer y eso supuso un esfuerzo comunicacional, físico y territorial enorme".

Talvi indicó también que la conformación de la fórmula será decidida "con serenidad".

"La fórmula es un asunto serio, no es ni un golpe de efecto ni una movida de marketing. Tendremos que ver como armonizamos los equipos técnicos y las propuestas en la fórmula. Al Partido Colorado le tenemos que dar la mejor fórmula posible y vamos a decidirlo con serenidad", cerró.