Jueces y policías sellaron protocolo y vuelven las audiencias públicas

Actualidad

17/06/2019 18:28

Jueces y policías sellaron protocolo y vuelven las audiencias públicas
Las autoridades policiales con jueces y el representante del Poder Judicial.

Los magistrados esperan que en 15 días quede implementado: los efectivos no podrán entrar con armas y los periodistas serán revisados.

Representantes del Ministerio del Interior y del Poder Judicial acordaron con los jueces la implementación de un nuevo protocolo que garantizará la seguridad en las audiencias orales y públicas, tal cual lo exige el nuevo Código del Proceso Penal.

"Desde el Comité de Jueces Penales quedamos muy satisfechos porque tuvimos mucha receptividad por parte de las autoridades del Ministerio del Interior en cuanto a nuestro reclamo de seguridad. Quedamos en implementar un nuevo protocolo a la brevedad y el Estado Mayor irá a la sede para implementarlo de la mejor manera posible. Fuimos escuchados y nos vamos muy conformes, dimos un paso muy importante para mejorar la seguridad en los juzgados", dijo la magistrada Graciela Eustaquio a la salida de una reunión en el Ministerio del Interior.

Del encuentro participaron cuatro magistrados del Comité de Jueces que cumplen funciones en la Oficina Penal Centralizada (OPEC), el Director General de los Servicios Administrativos del Poder Judicial, Marcelo Pesce, el Director de la Policía Nacional, Mario Layera, y el Jefe de Policía de Montevideo, Ricardo Pérez.

En la reunión las autoridades se comprometieron a diseñar un nuevo protocolo de seguridad con el aval de los magistrados, donde se tendrán en cuenta el tamaño de las salas donde se realizan las audiencias, la cantidad de personas que participan en ellas y la exigencia de que los efectivos policiales que se desempeñan como custodios de los fiscales no ingresen al edificio armados.

"Quedamos en que el protocolo también reforzará los controles internos y previos al ingreso del edificio. No queremos más armas en las audiencias pero tampoco las queremos en el edificio y eso estará establecido en el protocolo. En la sede hay un armero que se colocó allí para que los efectivos dejen sus armas antes de ingresar, pero eso hoy no se usa. Hay controles de metales también, ¿pero a alguien lo revisaron si suena?", afirmó Eustaquio.

Con este anuncio los jueces decidieron levantar la medida de fuerza aplicada el miércoles, que prohibió el ingreso de familiares y periodistas a las audiencias.
La jueza María Rosa Aguirre, el Jefe de Policía de Montevideo, Ricardo Pérez, y el Director Nacional de Policía, Mario Layera.
La jueza María Rosa Aguirre, el Jefe de Policía de Montevideo, Ricardo Pérez, y el Director Nacional de Policía, Mario Layera.

"Decidimos levantar la medida y permitir el ingreso de público a las audiencias, siempre en el contexto del artículo 135 del Código de Proceso Penal, en cuanto a que el juez tiene la potestad de impedir el ingreso en casos puntuales, por ejemplo, si tiene elementos para determinar que la seguridad de una audiencia está en riesgo. Pensamos y queremos que el nuevo protocolo de seguridad se implemente cuanto antes", agregó la jueza.

La magistrada María Rosa Aguirre dijo que los jueces "no pueden provocar la inequidad de permitirle el ingreso a una persona y prohibírselo a otra".

"No es una competencia del juez, así como no es una competencia del juez revistar si los custodios están armados, cuantos familiares entran y cuantos periodistas lo hacen. El protocolo que acordamos deja claro que nos van a revisar a todos antes de ingresar, también a los periodistas y a los jueces. Parece antipático, pero a partir de ahora las audiencias no tendrán tanto público. Lo que nosotros necesitamos es un protocolo claro que ubique a cada uno para saber que tenemos que hacer", indicó.

Sobre la necesidad de desarmar a los efectivos que realizan custodias, Aguirre dijo que "hay una reglamentación clara que indica que al juzgado se entra sin armas".

"Hay un armero para eso, pero todo cambió desde la modificación del Código del Proceso Penal. Hoy prima el interés de protegerse y hay efectivos que son reacios a desarmarse", añadió.

El protocolo también incluirá "controles más exhaustivos" a personas que tengan "múltiples antecedentes penales".

La violencia registrada el pasado martes en la audiencia de formalización de cuatro de los cinco detenidos por el crimen del efectivo policial Rogelio Eduardo Souza Arguimbao desató reacciones en cadena, pedidos de seguridad y una medida intempestiva -de cerrar las audiencias-, que dejó en jaque el nuevo Código de Proceso Penal.

"Asesinos, son unos asesinos, mataron a mi marido, hijos de puta", fue la frase cargada de dolor que encendió la mecha y desató la trifulca entre los familiares de Souza y los imputados.

Luego de la trifulca ocurrida el martes en el Juzgado Penal de la calle Juan Carlos Gómez, fiscales, defensores de oficio, jueces y periodistas pidieron "mayores garantías" y exigieron al Poder Judicial la elaboración del protocolo de seguridad que este lunes tuvo su primer capítulo.