Abogados de oficio no entrevistan más en Fiscalía reclamando espacio

Actualidad

21/05/2019 06:45

Abogados de oficio no entrevistan más en Fiscalía reclamando espacio

Los defensores reclaman malas condiciones laborales, en materia de ventilación, iluminación e higiene. Audiencias se ven dilatadas.

Tras entender que sus reclamos por las malas condiciones laborales no fueron escuchados, los abogados de oficio resolvieron dejar desde este lunes de entrevistarse con representantes del ministerio público y con sus defendidos en el edificio de la Fiscalía General de la Nación, de Cerrito y Misiones. En lugar de ello, los contactos los están realizando en la sede de la Oficina Penal Centralizada (OPEC), la sede de los juzgados penales de calle Juan Carlos Gómez, apenas antes de las audiencias.

“Desde febrero se sabe en las condiciones en que estamos trabajando. Como no se recibió ninguna respuesta y la situación permanecía incambiada, desde hoy (por el lunes) tomamos esa resolución”, dijo a ECOS la presidenta de la Asociación de Defensores de Oficio, Adriana Berenzán.

“Pero no ha habido ningún inconveniente con las garantías del debido proceso para los imputados”, resaltó. Los defensores de oficio atienden a la población que no puede o no quiere pagarse un abogado de manera particular.

Las condiciones denunciadas se han producido “desde que aumentó el volumen de trabajo”, señaló. Esto refiere a la implementación del nuevo Código de Proceso Penal, vigente desde noviembre de 2017.

Desde entonces, para agilitar los procesos están trabajando en un subsuelo de la FGN que Berezán describe como “muy oscuro, sin ventilación natural y con problemas de higiene”. A la proliferación de insectos como moscas y mosquitos, más la frecuencia de los baños inundados, la abogada sumó que muchas veces los privados de libertad llegan a dialogar con ellos en malas condiciones sanitarias y de higiene, a veces incluso están heridos. “Nadie se merece trabajar así”, resumió.

Según Berezán, esta es una situación inédita para los defensores de oficio –unos 25 en Montevideo en la órbita penal-, ya que cuando actuaban en el antiguo Centro de Instrucción Criminal, por Bartolomé Mitre, la realidad era muy diferente, expresó.

La medida, que no tiene plazo de culminación, fue tomada luego de no recibir respuesta pese a los planteos hechos ante la Suprema Corte de Justicia. Hubo una comunicación de la Fiscalía a la SCJ, según publicó el jueves el semanario Búsqueda, señalando que las condiciones serían las adecuadas. Al gremio de defensores, subrayó su presidenta, no llegó ninguna notificación oficial.

“No va a quedar nadie sin defensa, las garantías están absolutamente cubiertas”, aseguró Berezán, señalando que las entrevistas con los fiscales y los imputados igual se realizan. Sin embargo, al realizarse apenas antes de las audiencias reconoció que esta situación afectar la celeridad de los procesos. “La presencia de la Defensoría de Oficio en la Fiscalía hace todo más fácil a los fiscales”.