Dolor, críticas, silencio y más división por CPP tras muerte de fiscal

Actualidad

10/05/2019 16:52

Dolor, críticas, silencio y más división por CPP tras muerte de fiscal
Dolor de los trabajadores a las afueras de la Fiscalía, el jueves.

La implementación del nuevo Código tiene defensores y detractores en la Fiscalía. Y eso quedó patente tras la triste noticia del jueves.

Está resultando muy difícil para los fiscales el día después de la muerte de su colega Susana Rivadavia, mientras estaba trabajando. Estas horas han estado transcurriendo entre el dolor de todos, las críticas de algunos y el silencio de otros. Esto último es un fiel reflejo de las posturas divergentes que ha tenido la implementación del Código del Proceso Penal (CPP), según reconocen los propios profesionales.

Algunos, los más extremos, comentaron en estricto off a ECOS que esta muerte destapó la pugna existente entre “acusatorios” e “inquisitorios”; o lo que es lo mismo decir, entre quienes están afines con el nuevo CPP y los nostálgicos del anterior. Estos últimos han apuntado al “exceso de trabajo” de los fiscales, generado por la nueva norma, como la causante de la muerte de Rivadavia. Los primeros han preferido no hacer comentarios.

Rivadavia, de 52 años, era adjunta al despacho de Alba Corral, titular de la Fiscalía Letrada Penal de Montevideo de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género de 1º turno. Falleció en la oficina, en el edificio de Cerrito y Misiones, sobre el mediodía del jueves, mientras estaba trabajando. El informe primario habló de un paro cardiorrespiratorio. Las actividades que no eran urgentes fueron suspendidas. El velatorio tuvo lugar este viernes.

“A la distancia me entero del fallecimiento de una compañera de las Fiscalías de calle Cerrito cuando trabajaba. QEPD Susana. Seguramente nadie se hará cargo. Muchos denunciamos las condiciones de exigencia extremas, que implicaban claras violaciones a los derechos humanos de los trabajadores. La falta de seguridad quedó en evidencia la semana pasada. El abuso, la falta de empatía y la sinrazón hoy”, posteó en su cuenta de Facebook Gabriela Fossati, titular de la sede Penal de 1° Turno, que trabaja los casos del código anterior. Aprovechaba también a a señalar el episodio en el que tres personas armadas burlaron el primer control del edificio de Cerrito y Misiones.

“Susana Rivadavia, la fiscal fallecida TRABAJANDO. Una GRAN compañera, una mujer que se atrevió a hablar en medio de muchos silencios complacientes sobre las pésimas condiciones de trabajo. Luchó por nuestros DERECHOS desde el gremio y da bronca”, tuiteó por su lado el exfiscal Gustavo Zubía, uno de los mayores críticos de la implementación del nuevo sistema.

“Por el momento y dada la situación, hacer un comentario apresurado en un momento de estos no tiene ningún sentido. Además, no se condice con el respeto que tiene que tener la memoria con la compañera”, dijo a ECOS William Rosa, secretario general de la Asociación de Magistrados Fiscales del Uruguay (AMFU). El letrado y dirigente gremial agregó que el lunes se evaluará dar a conocer una postura luego de que se reúna la comisión directiva.

La actual directiva de AMFU, que asumió el 20 diciembre pasado, es considerada afín al fiscal general Jorge Díaz, uno de los mayores impulsores del nuevo CPP. Su presidenta, Mirta Morales, estuvo el jueves de noche trabajando en los juzgados de Juan Carlos Gómez, formalizando a un sospechoso de homicidio y a otro por violencia privada en un episodio vinculado al intento de reestructurar a los Chingas. Los plazos constitucionales no permitían la prórroga de una resolución. La fiscal estaba visiblemente afectada y no quiso hablar sobre el tema.

“Preferimos llamarnos a silencio. Sabemos que hay muchos compañeros que han realizado puntualizaciones, pero lo han hecho desde el dolor, la congoja y la situación espantosa que ocurrió”, agregó Rosa. Para algunos fiscales afines con el nuevo sistema, estas expresiones eran previsibles; otros directamente cuestionaron el "circo" generado por algunos colegas y excolegas.

El aprecio por la compañera fallecida y la preocupación por cómo ayudar a su hija, una niña de 10 años, es algo que une a todos los fiscales. También destacaron que era muy responsable y que se compenetraba mucho con su trabajo, del que estaba, señalan, “desbordada”. Según publicó El País este viernes, el turno en el que trabajaba la fiscal Rivadavia tenía 1.700 casos a estudio.

El lunes 6, justamente, se creó la Fiscalía Penal de Montevideo de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género de 5º turno, dado el volumen de trabajo en esta temática.

“Hoy (por el viernes) lamentablemente tuvimos que seguir trabajando. Nadie está con ánimo, el impacto fue muy fuerte. Acá ha habido varios fiscales que han estado enfermos, otros certificados, otros adelantaron su retiro. Eso por las condiciones de trabajo. La doctora Susana Rivadavia en su anterior participación en la comisión directiva lo manifestaba”, señaló a ECOS por su parte la fiscal Ana Cecilia Sosa, adjunta a la Fiscalía de Brenda Puppo.
Puppo era la anterior presidenta de AMFU, titular de una directiva que también integraba Zubía y que era muy crítica con la implementación del nuevo CPP.

El volumen de trabajo de los fiscales ha estado en el tapete desde la implementación del nuevo CPP. ECOS transmitió cómo era la más que intensa jornada de un fiscal de Flagrancia en una crónica publicada el 28 de abril.