Fiscal pidió procesamiento de siete militares y dos órdenes de captura

Actualidad

10/05/2019 12:58

Fiscal pidió procesamiento de siete militares y dos órdenes de captura

Todos fueron integrantes de la Fuerza Área y el fiscal especializado de delitos de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, los acusa de tortura.

El Fiscal Letrado Penal de Montevideo Especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitó el procesamiento de siete militares y la orden de captura internacional para dos de ellos, todos exintegrantes de la Fuerza Área, a quienes acusa de un delito de tortura mientras cumplían funciones en la Base Aérea Boiso Lanza, según informó Radio Uruguay y confirmó ECOS.

“Es una causa que lleva muchos años de investigación, con una cantidad impresionante de material recopilado que apunta a la actividad que tuvieron estos militares en la base aérea mientras cumplieron sus funciones”, dijo a ECOS el abogado de las víctimas Óscar López Goldaracena, que patrocina además a la organización Crysol, conformada por expresos políticos del Uruguay.

El vicepresidente de Crysol, Baldemar Taroco, confirmó a este portal que el pedido de procesamiento pesa sobre los oficiales Roberto Amorín Maciel, Walter Alcides Pintos Alvariza, Roberto Cáceres, Gustavo Carlos Urban Saavedra, Ramón Bernardo Rodríguez López, Juan Antonio Rodríguez Goñi y Enrique Rivero Ugartamendia.

“Además de los siete pedidos de procesamiento hay dos pedidos de orden de captura internacional solicitada contra José Eduardo ‘Gaviota’ Delgado y Alfredo Fresia Dubois, este último estuvo en Uruguay hasta que pidieron su procesamiento anteriormente y se fugó a Colombia. Ahora no sabemos donde está”, dijo Taroco.

El vicepresidente de Crysol dijo que el pedido de Perciballe está en manos del Juez Letrado en lo Penal de 23º Turno, Dr. Tabaré Erramuspé pero se mostró desconfiado.

“Yo no confío mucho en esta Justicia porque acepta todas las chicanas y mecanismos de los represores para no presentarse y rendir cuentas. Hoy se encubre y se garantiza la impunidad. Cuando una jueza como Mariana Mota quiso pisar el acelerador para esclarecer causas vinculadas a los derechos humanos en la dictadura la persiguieron y la mandaron a civil”, sentenció.

La causa de Boiso Lanza fue la primera colectiva que se abrió para investigar torturas en la dictadura y el primer caso notorio fue el del obrero metalúrgico y militante comunista Ubagesner Chaves Sosa, detenido en Montevideo en 1976 y cuyos restos se encontraron en 2005.

Según el Equipo de Investigación Histórica de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, unidad que depende de Presidencia de la República, Cháves Sosa fue detenido y torturado hasta su muerte en base a los testimonios de Isidora Musco de Chaves Sosa (su esposa), Raúl Couto Pombo (vecino), Óscar Mario Laserra (dueño de la casa donde vivía) y Gerardo Barrios (preso junto a Chaves Sosa y quien presenció las torturas).

En la Base Aérea Boiso Lanza funcionó un centro de detención durante la dictadura y en 2016 el lugar fue destino de una de las placas conmemorativas para el reconocimiento y reparación a las víctimas del terrorismo de Estado.