Cuestionan las condiciones de convenio del Mides por médicos cubanos

Actualidad

8/05/2019 16:51

Cuestionan las condiciones de  convenio del Mides por médicos cubanos

MIDES

El gobierno quiere renovar la llegada de especialistas en prótesis de ese país. Bordaberry se preguntó si son los mejores o los más baratos.

El 19 de junio de 2008 se firmó un convenio de cooperación entre el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y su similar de Salud Pública de Cuba. El objetivo era que profesionales y técnicos calificados de la isla brindarán servicios especializados y colaboraran con la producción y reparación de prótesis y demás elementos ortopédicos.

El cometido era que también ayudaran a capacitar a recursos humanos uruguayos e instrumentar un centro vinculado a los procesos de evaluación y control de calidad de los materiales producidos.

Se trata del Centro Nacional de Ayudas Técnicas y Tecnológicas (CENATT), que funciona en el marco del Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis) del Mides y lleva atendidas a más de 5000 personas en todo el país en esta década.

El convenio venció y las partes tienen voluntad de renovarlo. Para eso, el Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley que, lejos de generar unanimidad, fue motivo de una serie de dudas en la oposición.

La bancada del Frente Amplio pretendía aprobarlo sin vueltas durante la última sesión de la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado el pasado lunes, pero la intención fue frenada por el senador colorado Pedro Bordaberry.

El legislador cuestionó en primer término que la renovación fije el monto anual del convenio en 174 mil dólares por los servicios médicos pactados.

Sin embargo, Bordaberry llamó la atención en que, acto seguido, el proyecto establece que Uruguay abonará a Cuba 124 mil dólares, una vez deducidos del monto total anual acordado. “No me queda claro cuál sería entonces el monto total, ni por cuántos años es”, expresó.

También apuntó que tampoco se expresa el costo de las otras obligaciones asumidas por Uruguay, como el alojamiento de los profesionales cubanos , el transporte y sus gastos.

Bordaberry explicó la razón de por qué considera importante conocer la cifra final: “Me pregunto si no hay profesionales en el Uruguay que pudieran hacer esta tarea, si se consultó al respecto y si se comparó el costo, incluso con profesionales de otros países”.

Bordaberry se preguntó en ese marco por qué se eligió a Cuba y no a Francia, Estados Unidos o Alemania, “que me supongo deben ser tan de punta en esto como Cuba”.

El senador marcó además que se habla de una convenio de cooperación, lo que da una sensación de cooperación, cuando en realidad no lo es. “Se cobra anualmente, no se dice cuántos años son y no tenemos un comparativo para saber si es caro o barato, o si hay en el país médicos que puedan realizar este trabajo”.

En lo personal, Bordaberry dijo que a igual calidad, preferiría hacerlo a nivel local. “En Avenida Italia está el Banco de prótesis, que funciona en forma maravillosa”, dijo. “Es una obra tremenda, a mi madre la operaron allí de la cadera, le pusieron una prótesis y al día siguiente la levantaron de la cama y la hicieron caminar. Fue formidable”.

La respuesta llegó por parte de la frenteamplista Mónica Xavier (PS). “Estamos hablando de otro tipo de prótesis”, le aclaró.

A la aclaración se sumó Marcos Otheguy (Rumbo de Izquierda). “La capacitación que tiene nuestro país es muy limitada, porque no hay una rama de perfeccionamiento en este sentido, y por ello es necesario tratar de desarrollar más capacidades para implementar otro lugar, porque la demanda es muy grande”, señaló.

De todas formas, el senador oficialista accedió a solicitarse al Mides un informe sobre el número de personas atendidas por los cubanos, para saber cómo se efectivizan los estipendios.

Bordaberry insistió. “Quizá Cuba es el mejor lugar del mundo en esta materia y hacemos bien recurrir allí pero.. ¿estamos seguros de que es así”?, se preguntó. “Tal vez haya otro país que sea tan bueno y más barato –o no– que nos convenga”, concluyó.