Ley Trans vuelve al tapete entre denuncias penales, firmas y festejos

Actualidad

8/05/2019 17:39

Ley Trans vuelve al tapete entre denuncias penales, firmas y festejos

Se validaron firmas para un pre-referéndum para derogarla. "Lo único que buscan es generar más odio", dijo Karina Pankievich.

La Corte Electoral validó las firmas presentadas por Carlos Iafigliola y Álvaro Dastugue para iniciar el recorrido que busca derogar la Ley Trans.

"Nos confirmaron de la Corte Electoral que fueron validadas las firmas que presentamos, es decir, correspondientes al 2% del padrón electoral que era lo que se necesitaba. Lo que se activa ahora es un pre-referéndum previsto para agosto, donde la gente deberá acercarse a votar un domingo para ver si llegamos a las firmas solicitadas para el referéndum. En total necesitamos unos 675 mil votos aproximadamente, que serían el 25% del padrón electoral", dijo a ECOS uno de los promotores de la campaña de firmas, Carlos Iafigliola.

El precandidato presidencial por el Partido Nacional anunció que comenzarán una campaña a nivel nacional para convencer a los uruguayos y llegar al referéndum.

"Si se logra el 25% del padrón ahí se dispara un referéndum obligatorio donde todos los uruguayos deberán votar con dos papeletas, una para derogar la Ley Trans y otra para mantenerla. Tenemos la idea de salir a recorrer el país y seguir este proceso para llegar hasta el final", agregó.

Iafigliola dijo que cuando comenzó la campaña de recolección de firmas visitó a los líderes políticos del Partido Nacional y que todos le dieron la espalda.

"Visité a los referentes y nadie me acompañó, esgrimieron distintos motivos que responden a cálculos electorales. El Partido Nacional tampoco tomó postura como partido aunque si uno analiza la votación, es claro que se estaba en contra de la Ley Trans. Los senadores votaron todos en contra con argumentos de mucha potencia y yo los vi. Y la mayoría de los diputados también votaron en contra porque de toda la bancada solo seis acompañaron la Ley. Lo más lógico era que nos acompañaran si estaban en contra, pero no lo hicieron, salvo Dastugue que fue muy importante", afirmó.

Iafigliola dijo que esperaba otro respaldo de sus compañeros de partido.

"Me dolieron más las cosas que pasaron después porque nadie nos felicitó por haber obtenido las 70.000 firmas y el partido tampoco reaccionó cuando nos atacaron con una campaña virulenta basada en mentiras. Se hizo una denuncia penal en nuestra contra y esperé, una vez más, la reacción de solidaridad de mis compañeros pero nunca la obtuvimos", cerró.

El odio

La presidenta de la Asociación Trans de Uruguay (Atru) Karina Pankievich, dijo a este portal que no entiende la campaña y dijo que a los representantes solo los mueve el odio.

"Ellos (por Lafigliola y Dastugue) dicen representar al votante religioso y yo no sé para que van a la Iglesia, porque, disculpame la expresión, es gente que come Dios y caga el Diablo. Lo único que buscan los que quieren derogar la Ley es generar más odio. Derogar esta Ley, que ya fue aprobada y reglamentada, solo busca dividir, ofender y generar más odio sobre esta comunidad. No podemos dar un paso atrás", sostuvo.

Para la activista es "impensado" que la campaña para derogar la Ley alcance la instancia de referéndum.

"Se hizo una campaña de miedo, espantosa, diciendo cosas como que le iban a sacar plata a los jubilados para financiar a los trans. Esos disparates no le llegan a la gente y la campaña ya se saldó. Al uruguayo no lo corren con el miedo y con las falsedades. Nosotros tenemos que estar muy atentas para defender una legislación que es una conquista, porque dar un paso atrás sería muy peligroso para toda la comunidad", cerró.

Iafigliola y Dastugue fueron denunciados por parte de distintos colectivos integrantes de la Campaña Nacional para la Ley Integral para Personas Trans, ya aprobada y reglamentada. Los colectivos sociales denunciaron que ambos legisladores violaron los artículos 148 y 149 del Código Penal. En el artículo 148 se expresa que "el que hiciere, públicamente, la apología de hechos calificados como delitos, será castigado con tres a veinticuatro meses de prisión".

Además el artículo 149 establece que la pena para quien “públicamente o mediante cualquier medio” incite “al odio o al desprecio, o a cualquier forma de violencia moral o física contra una o más personas en razón del color de su piel, su raza, religión, origen nacional o étnico, orientación sexual o identidad sexual” será de tres a 18 meses de prisión.